Folleto

Te explicamos qué es un folleto informativo o comercial, para qué sirve y qué información divulga. Además, cuál es su estructura, los tipos que existen y cómo hacer uno.

Los folletos pueden servir como medio informativo.

¿Qué es un folleto?

Un folleto es un texto impreso en pequeñas hojas de diferentes formas que sirve como una herramienta publicitaria o informativa. Generalmente, los folletos son entregados en mano en la vía pública y tienen información de interés sobre restaurantes, bares, lugares turísticos, eventos o tiendas. También pueden circular en revistas o periódicos, o en distintos comercios, hoteles, oficinas y consultorios, para que quien los visite pueda tomar aquel que le interese.

Los folletos existen como medio de comunicación desde que se inventó la imprenta en Europa, en el siglo XV. En ese entonces, no eran como los actuales, sino similares a los carteles: tenían una sola carilla con un breve texto. En la actualidad, el tipo de folleto más común es el de forma rectangular que tiene dos caras. Sin embargo, también hay otros, como los trípticos o los dípticos.

Un folleto puede ser útil para difundir información de cualquier tipo, ya que su objetivo no necesariamente es vender un producto o un servicio. Por ejemplo, en una veterinaria, se pueden entregar folletos sobre lugares para adoptar mascotas o sobre el maltrato animal, a modo de campaña de concientización.

Los diseñadores gráficos o publicistas se ocupan de su diseño, dado que son especialistas en técnicas gráficas que les permiten ajustar el folleto a los requisitos y detalles necesarios.

En general, la información que se divulga en los folletos se corresponde con un tema específico, que se presenta de forma tal que el público en general pueda comprenderlo. El texto debe ser conciso e ir al grano, para transmitir lo esencial y lo más relevante del asunto. Además, debe mostrar rápidamente su intención con palabras clave y, de ser posible, complementar la información con imágenes y elementos de diseño.

Tipos de folletos

Existen distintos tipos de folletos:

  • Volante. Es una hoja rectangular que puede tener información en una o ambas caras.
  • Díptico. Es aquel que tiene un solo doblez, por lo que tiene cuatro caras con información.
  • Tríptico. Es aquel que tiene dos dobleces y seis caras con información.
  • Cuadríptico. Es aquel que tiene tres dobleces y ocho caras con información.
  • Políptico. Es aquel que tiene cuatro dobleces o más y muchas caras con información.

Estructura de un folleto

Los folletos se usan para dar a conocer diversas cosas, como productos, servicios, promociones, eventos, campañas, candidatos electorales, por eso pueden tener distintas partes. Sin embargo, la mayoría suele contar con algunas partes específicas:

  • Título principal. Hace referencia al producto, el servicio o el tema.
  • Logotipo. En caso de ser necesario, se incluye el logotipo de la marca o la institución responsable.
  • Subtítulos. Si el folleto es extenso, es recomendable incluir subtítulos para fragmentar la información, de forma tal que sea más fácil de visualizar y comprender.
  • Imágenes. Se suelen incluir recursos visuales, como fotos, dibujos o gráficos, para que el folleto llame la atención y sea más fácil de comprender.
  • Descripciones. Se debe describir de forma muy breve el producto, el servicio o el tema, pero sin dejar de brindar toda la información necesaria. En algunos casos, se incluyen argumentos para indicar por qué se debe adquirir un producto o un servicio o por qué el tema presentado es importante.

¿Cómo hacer un folleto?

Para hacer un folleto, se puede seguir una serie de pasos:

  • Seleccionar la información que se quiere transmitir. Se debe determinar qué se dirá sobre el producto, el servicio o el asunto del folleto. Solo se debe incluir la información necesaria.
  • Determinar a qué público se apunta. Se debe tener en cuenta quiénes leerán el folleto, para definir qué lenguaje se empleará y cómo se debe presentar la información.
  • Elegir el tipo de folleto. Considerando el presupuesto con el que se cuenta y el espacio que ocupa la información, se debe elegir el tipo de folleto más adecuado.
  • Organizar la información. Teniendo en cuenta el tipo de folleto, se debe organizar la información con títulos, subtítulos, descripciones e imágenes. Todos los textos deben ser breves y concisos.
  • Realizar el diseño. Se debe diseñar el folleto de forma tal que llame la atención, no quede sobrecargado y tenga un criterio estético coherente.
  • Imprimir una versión de prueba. Se debe imprimir una versión para corroborar que el folleto se puede ver y leer bien. En caso de ser necesario, se deben realizar modificaciones.
  • Imprimir la versión definitiva. Una vez cerrado el diseño, se debe imprimir la versión definitiva del folleto en la cantidad que se haya estipulado.

Puede servirte:

Referencias

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Folleto". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/folleto/. Última edición: 1 de junio de 2024. Consultado: 18 julio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 1 junio, 2024

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)