Centro comercial

Te explicamos qué es un centro comercial, sus características y qué tipos existen. Además, te contamos cómo fue su origen y cuál es su función.

Las personas pasean por un centro comercial.
En los centros comerciales se concentran grandes cantidades de clientes.

¿Qué es un centro comercial?

Un centro comercial o centro de compras, también llamado mall o shopping (ambos términos anglicismos provenientes de shopping mall), es un tipo de construcción generalmente grande, destinado exclusivamente a albergar locales comerciales, o sea, a la compra y venta masiva de bienes y servicios. En su interior se concentran grandes cantidades de clientes y se fomentan distintos tipos de consumo: ocio y entretenimiento, gastronomía, vestimenta, bienes electrónicos, entre muchos otros.

Los centros comerciales pueden entenderse como agrupaciones de tiendas y oficinas empresariales, cada una de las cuales alquila un espacio en el edificio, administrado generalmente por manos privadas. Son edificaciones propias de la sociedad de consumo y de las grandes ciudades del siglo XX, en cuyo interior pueden darse cita los consumidores de manera similar a como lo hacen en el espacio público, esto es, para pasear, compartir con terceros o contemplar las vidrieras de las tiendas, con o sin el fin explícito de comprar.

La gran virtud de los centros comerciales para los vendedores y comerciantes radica en la llamada economía de aglomeración, es decir, el hecho de que todas las tiendas se encuentran concentradas en un mismo entorno, unas junto a otras, de manera tal que un consumidor puede llevar a cabo distintos tipos de compras y contrataciones sin tener que volver a la calle. Así, las chances de que el consumo se concrete son mucho más altas.

Puede servirte: Empresa de servicios

Origen de los centros comerciales

En el interior de un centro comercial hay un estanque con una reproducción de un barco antiguo.
El West Edmonton Mall alberga más de 800 tiendas, restaurantes, un zoológico y más.

Los centros comerciales surgieron en el siglo XX como una adaptación del mercado tradicional a la sociedad de masas surgida gracias a la economía industrial moderna. Así, la idea inicial era brindar a este tipo de establecimientos un espacio propio para estacionar vehículos, de modo que el acceso fuese más simple y más propicio para los consumidores, que ingresan a un espacio claramente diferenciado de la calle.

El primer centro comercial de la historia se construyó en Kansas City, Estados Unidos, en 1922. Se llamaba Country Club Plaza y fue construido por la J. C. Nichols Company. Poco después, en 1956, se construyó en la ciudad de Minneapolis el primer centro comercial cerrado, es decir, claramente distinguido del entorno público, lo que sentó un importante precedente en la construcción de estas edificaciones.

Sin embargo, los grandes “megamalls” surgieron a partir de la década de 1980, tanto en Estados Unidos como en otros países occidentales. Se trataba de centros comerciales que constituían en sí mismos una pequeña ciudad comercial, con grandes espacios de estacionamiento y centenares de tiendas diferentes repartidas en sus varios pisos de altura.

Uno de estos primeros proyectos comerciales fue el West Edmonton Mall, inaugurado en 1981 en Alberta, Canadá, y que albergaba más de 800 tiendas, además de restaurantes, parques de diversiones, una iglesia, un campo de minigolf, un zoológico y un lago artificial de 438 pies de largo.

Características de un centro comercial

Si bien los centros comerciales pueden ser muy diferentes entre sí, a grandes rasgos se caracterizan por:

  • Son edificaciones normalmente grandes, o incluso conjuntos de edificaciones interconectados, destinadas casi exclusivamente al comercio y las transacciones financieras.
  • Suelen albergar un gran número de tiendas y oficinas diferentes, así como espacios de recreación y ocio destinados al público en general.
  • Normalmente cuentan con un estacionamiento y en ocasiones con su propia conexión al transporte público (como el subterráneo, por ejemplo).
  • Son importantes puntos de concentración de gente y de negocios, en los que se movilizan grandes sumas de dinero al día y se consumen también grandes cuotas de recursos energéticos.
  • Normalmente tienen su propia identidad espacial y arquitectónica, su propio diseño y un cierto sentido de la estética que suele imitar al espacio público: de allí los nombres comunes que utilizan, como “plaza”, “distrito”, “ciudad” y similares.
  • Operan según un horario establecido, que usualmente privilegia la tarde y noche.

Tipos de centros comerciales

Un supermercado se ubica en un centro comercial.
Los protagonistas de los centros comunitarios suelen ser los supermercados, cines y farmacias.

Existen diferentes tipos de centros comerciales, dependiendo de sus proporciones y su diseño:

  • Strip mall o mini centro comercial. Edificios de pequeña envergadura, se centran más que nada en la oferta de servicios y los locales de oficinas, y generalmente son a cielo abierto o en espacios modestos, no climatizados y de poca complejidad arquitectónica.
  • Fashion mall o centro de moda. Edificios de gran tamaño, albergan una multitud de tiendas dedicadas a la venta minorista, generalmente de ropa y artículos de uso personal. Suelen ser entornos cerrados, climatizados y de varios pisos, acompañados de ferias gastronómicas y/o cines.
  • Community center o centro comunitario. Edificios pequeños y poco vistosos, centrados en la venta de artículos de consumo diario y servicios cotidianos, ya que están pensados para ser visitados al menos una vez a la semana. Sus grandes protagonistas suelen ser los supermercados, cines y farmacias.
  • Town Center o centro del pueblo. Edificios medianos, de entre uno y dos pisos, compuestos por diferentes negocios dedicados a brindar servicios cotidianos, como tintorerías, mercerías, restaurantes o bancos, ubicados de manera ordenada al aire libre o entre paredes.
  • e-Marketplaces o centros comerciales en línea. Se trata del equivalente virtual a los centros comerciales, es decir, plataformas en línea en las cuales es posible consumir productos y servicios de distinta procedencia, y completar las operaciones comerciales desde la computadora o el teléfono.

Propósitos de un centro comercial

Los centros comerciales tienen como objetivo facilitar el consumo al concentrar la oferta y la demanda en un mismo lugar, de manera tal que la visita al centro comercial sea más que simplemente ir a la tienda. Por esta razón, los centros comerciales brindan distintas opciones de consumo y procuran alargar la estadía de los clientes lo más posible, para maximizar así la oportunidad de realizar ventas.

Por otro lado, los centros comerciales pueden servir de alternativa al lugar público en ciudades en que la calle es muy peligrosa, permitiendo a la gente reunirse, pasear y compartir en un entorno percibido como más seguro.

Sigue con: Consumismo

Referencias

¿Cómo citar?

"Centro comercial". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/centro-comercial/. Última edición: 3 de febrero de 2023. Consultado: 22 de febrero de 2024

Sobre el autor

Última edición: 3 febrero, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)