Comercio interior

Te explicamos qué es el comercio interior, qué tipos existen y te ofrecemos diversos ejemplos. Además, qué es el comercio exterior.

La vendedora entrega sus productos a la clienta.
El comercio interior es un indicador del desarrollo económico.

¿Qué es el comercio interior?

El comercio interior, comercio interno o mercado interno es el conjunto de operaciones de intercambio de bienes y mercancías entre comerciantes e individuos pertenecientes a una misma localidad (por ejemplo, un mismo país) y sujetos por lo tanto a las mismas reglas comerciales. En esto se distingue del comercio exterior o comercio internacional, que involucra el intercambio comercial entre países distintos.

Se considera al comercio interior como un indicador de la actividad económica y por ende del desarrollo económico de un país o una región dentro de este. Mientras mayor sea el volumen de las transacciones realizadas dentro de un determinado límite geográfico, mayor será el estimado de riqueza del que sus ciudadanos dispongan. En ese sentido, no importa si se trata de mercaderías nacionales o extranjeras, ni si son comercializadas por grandes empresas o pequeños negocios, siempre que se produzca entre ciudadanos del mismo país y de acuerdo al mismo marco regulatorio.

De hecho, la regulación del mercado interno de los países es uno de los temas de más álgido debate en la economía de la era de la globalización. En muchos países el Estado interviene en defensa del mercado interno y los productores nacionales (proteccionismo), mientras que otros abrazan distintos grados de libre mercado y libre competencia (librecambismo).

Ver además: Derecho mercantil

Importancia del comercio interior

El comercio interno es un factor clave en el desarrollo de un país, dado que mantiene el flujo constante del dinero y, por ende, a la economía fortalecida. Por otro lado, el comercio interno permite la distribución de la riqueza y el ingreso de recursos al Estado, ya que es fuente de cobro de impuestos.

Un comercio interior robusto, capaz de satisfacer las demandas de la población local, además, permite a un país depender menos de la importación de materiales y ser económicamente autosuficiente.

Ejemplos de comercio interior

Son ejemplos de actividades vinculadas al comercio interior:

  • La compra y venta de víveres y detergentes en el supermercado.
  • El consumo de comidas y bebidas en un restaurante o un bar.
  • La contratación de servicios de telefonía, internet o servicios básicos a empresas locales.
  • La compra y venta de inmuebles, automóviles o terrenos en el país.
  • La compra y venta de insumos industriales fabricados localmente.

Tipos de comercio interior

Los clientes miran los productos en un supermercado al por mayor.
El comercio mayorista consiste en la compra/venta de grandes volúmenes de mercancía.

El comercio interior puede ser de dos tipos:

  • Comercio mayorista o al por mayor. Consiste en la compra/venta de grandes volúmenes de mercancía (cajas, paquetes o varios ejemplares) directamente de los productores, para luego ser vendida por parte de empresas minoristas. Por ejemplo, los supermercados compran al por mayor la mercancía que luego venden por separado.
  • Comercio minorista o al detalle. Consiste en la compra/venta de mercancías individuales, normalmente directo al consumidor final. Es lo que ocurre en las tiendas donde compramos a diario, en el supermercado o una tienda de electrodomésticos.

Comercio exterior

El comercio exterior o comercio internacional es el intercambio de servicios y mercancías entre dos países distintos (exportación e importación), en conformidad con las leyes comerciales internacionales y los acuerdos en materia económica que estén en vigencia.

Así como el comercio interior, el comercio internacional puede servir de reflejo del estado de la economía local, dado que un país que exporta mucho es, necesariamente, un país que produce mucho, y eso se traduce en una economía interna en continuo movimiento. En cambio, un país que importa mucho normalmente es un país con una economía dependiente de los productos elaborados en otros países.

Más en: Comercio exterior

Balanza comercial

Se conoce como balanza comercial al estudio comparativo entre las importaciones y las exportaciones de un país durante un lapso de tiempo determinado. Dependiendo de si en un país predominan las exportaciones (ventas al extranjero) o las importaciones (compras al extranjero), puede afirmarse respectivamente que tiene una balanza comercial favorable o desfavorable.

Una balanza comercial favorable trae consigo un superávit comercial, es decir, una cantidad de dinero extra resultante de vender al extranjero más productos de los que se compran. En cambio, una balanza comercial desfavorable normalmente viene acompañada de un déficit comercial, es decir, de una carencia de recursos adicionales debido a que casi todo se invierte en comprar mercancías en el extranjero.

Sigue con: Geografía económica

Referencias

¿Cómo citar?

"Comercio interior". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/comercio-interior/. Última edición: 2 de febrero de 2023. Consultado: 22 mayo, 2024

Sobre el autor

Última edición: 2 febrero, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)