Capitalismo comercial

Te explicamos qué es el capitalismo comercial y cuáles son sus características. Además, te contamos en qué contexto histórico surgió.

En un mercado del siglo diecisiete los vendedores ofrecen sus productos.
En el capitalismo comercial se acumuló capital gracias al comercio y la manufactura artesanal.

¿Qué es el capitalismo comercial?

El capitalismo comercial o capitalismo mercantil es, en la historia económica, la primera etapa en el desarrollo y formación del sistema económico y social capitalista, cuyos orígenes se establecen en la Europa de los siglos XV al XVI, y que fue sucedida a finales del siglo XVIII por el llamado capitalismo industrial.

Se trata, por lo tanto, de una etapa preindustrial y prefinanciera del capitalismo (a menudo se lo considera un “precapitalismo”), en la que el ascenso de la burguesía se produce de la mano del comercio y la manufactura artesanal. Aun así, se trató de un gran salto respecto al sistema feudal tradicional. Gracias al capitalismo comercial se produjo la acumulación originaria de capital que permitió, a partir del siglo XIX, la Revolución Industrial y la consolidación del sistema capitalista en el mundo.

El capitalismo comercial se dio de la mano del mercantilismo, que consistía en la competencia entre las grandes potencias económicas y militares de Europa por la acumulación de metales preciosos y otros recursos de valor, especialmente de materia prima. Además, el capitalismo comercial fue favorecido por el colonialismo, la doctrina política que consistía en el control militar y económico de un territorio extranjero desde la capital metropolitana de alguna potencia colonial.

Así, los grandes imperios europeos acumularon riquezas a través de la explotación de sus colonias americanas, asiáticas y africanas, y también del control estricto de su balanza comercial, favoreciendo la exportación por encima de la importación de productos. De hecho, durante esta etapa inicial del capitalismo las monarquías absolutas de Europa recurrieron a fuertes doctrinas proteccionistas, mediante aranceles, patentes tecnológicas y otros mecanismos que les permitieron proteger sus iniciativas empresariales de la competencia extranjera.

Puede servirte: Modo de producción capitalista

Contexto histórico del capitalismo comercial

Los barcos llegan al puerto con esclavos tomados de las tierras colonizadas.
El capitalismo comercial estableció imperios globales y colonias.

Los primeros pasos del capitalismo comercial se dieron en la Europa de fines del Medievo e inicios del Renacimiento, especialmente en las ciudades del centro y occidente europeo (ciudades italianas, alemanas, flamencas) en las que proliferaba una pequeña burguesía de artesanos y mercaderes. Esta clase social insurgente era todavía minoritaria y relativamente débil, de cara a las monarquías absolutistas del momento, pero lo suficientemente importante como para marcar un rumbo nuevo, que habría de consolidarse a comienzos del siglo XIX.

Para el surgimiento del capitalismo comercial fue indispensable la llamada Era de los descubrimientos de los siglos XV y XVI, en la cual se produjo una extensa exploración marítima del planeta, como consecuencia del “descubrimiento” de América en 1492.

Estas exploraciones trajeron consigo el establecimiento de los primeros imperios globales, con colonias a lo largo de los otros cuatro continentes: el Imperio británico, el Imperio español, el Imperio portugués, el Imperio neerlandés y el Imperio francés fueron los protagonistas de este período. La presencia de colonias en rincones lejanos del mundo tuvo un papel importante en la necesidad de fundar nuevas rutas comerciales y en la disponibilidad de nuevos insumos y materias primas.

Características principales del capitalismo comercial

En una pintura dos jóvenes pasan la tarde en una casa de la ciudad.
El capitalismo comercial fue el primer paso de ascenso social de la burguesía.

Entre los principales rasgos del capitalismo comercial se encuentran los siguientes:

  • Los métodos de producción capitalistas surgieron por primera vez, aunque restringidos a la manufactura artesanal y a baja escala. Esto no cambió hasta el siglo XIX, tras la Revolución Industrial.
  • El mercantilismo pasó a ser la doctrina económica imperante, sobre todo entre las potencias coloniales europeas, que competían entre sí por acaparar recursos valiosos, especialmente metales preciosos. Se buscó exportar lo más imposible e importar lo menos posible. A esto último se le conoce como “balanza comercial favorable”.
  • El Estado monárquico y absolutista intervino fuertemente en las economías locales, a través de impuestos, tasas y prohibiciones, con el propósito de propiciar el desarrollo comercial local.
  • A diferencia del capitalismo posterior (s. XIX), careció de industrialización y de soporte financiero, pero ya tendía al flujo global de mercancías y materias primas, especialmente entre las colonias y la metrópoli.
  • Allanó el camino para el ascenso de la burguesía al poder de las sociedades, lo cual condujo a las llamadas Revoluciones burguesas o Revolución liberal.

Sigue con: Capitalismo industrial

Referencias

¿Cómo citar?

"Capitalismo comercial". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/capitalismo-comercial/. Última edición: 15 de febrero de 2023. Consultado: 20 de abril de 2024

Sobre el autor

Última edición: 15 febrero, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)