Capitalismo industrial

Te explicamos qué es el capitalismo industrial y cuáles son sus características. Además, te contamos en qué contexto histórico surgió.

Un obrero trabaja en la construcción del edificio Empire State.
Con el capitalismo industrial, el antiguo campesinado se transformó en la clase obrera.

¿Qué es el capitalismo industrial?

En historia económica, el capitalismo industrial es la etapa de desarrollo del sistema capitalista de producción que se corresponde con el advenimiento de la Primera Revolución Industrial (entre los siglos XVIII y XIX), y que sustituyó al llamado capitalismo comercial del momento.

El rasgo fundamental del capitalismo industrial fue el reemplazo de los métodos de producción artesanal mediante el uso de maquinaria, lo cual permitió una producción mecanizada que fue de la mano del desarrollo científico tecnológico. Esto quiere decir que la producción se hizo más veloz y eficiente a través de la implementación de máquinas industriales, y que dicho reemplazo se hizo cada vez mayor a medida que nuevas y mejores maquinarias eran inventadas.

El impacto del capitalismo industrial en el mundo fue enorme. El éxito de su modelo otorgó el predominio económico a los países europeos altamente industrializados, como Gran Bretaña, Alemania y Francia, muy por encima de las potencias agrícolas mundiales. Esto trajo consigo una importante migración del campo a las ciudades y la transformación en clase obrera del antiguo campesinado, así como el abandono de los métodos artesanales de producción industrial. En esto tuvieron una gran importancia las nuevas tecnologías del momento, como la máquina de vapor.

El capitalismo industrial fue reemplazado en el siglo XX por el capitalismo financiero y el capitalismo informático o digital, un proceso clave para la construcción de una economía globalizada como la contemporánea.

Puede servirte: Ventajas y desventajas del capitalismo

Contexto histórico en que surge el capitalismo industrial

Las hilanderas del siglo diecinueve utilizan máquinas en el capitalismo industrial.
El uso de máquinas en la industria textil demostró la utilidad de la técnica en la producción.

El punto de inicio del capitalismo industrial se ubica en la Inglaterra del siglo XVIII, con la llegada a la industria textil de las primeras máquinas hiladoras, capaces de reemplazar a numerosos trabajadores simultáneos, como fueron la lanzadera volante de John Kay (1733), la hiladora Jenny de James Hargreaves (1764) o la hiladora hidráulica de Richard Arkwright (1769).

El impacto de estas máquinas en la producción textil demostró la posibilidad de aplicar la ciencia y la técnica al mejoramiento de las herramientas de trabajo, una idea esencial en el mundo contemporáneo. De hecho, a comienzos del siglo XIX, la máquina de vapor de Newcomen y Watt se abrió paso no solo en las industrias, sino en el transporte de personas y mercancías, a través de la locomotora y los barcos a vapor. Un nuevo mundo industrial, mucho más rápido, eficiente y masivo, comenzó a construirse en ese entonces.

Características principales del capitalismo industrial

Un trabajador muestra la producción de sombreros en una fábrica.
En el capitalismo industrial se reemplazaron los medios artesanales por la producción en masa.

Entre los principales rasgos del capitalismo industrial destacan los siguientes:

  • Abandono del mundo agrícola tradicional a favor del mundo urbano de la nueva clase social en ascenso, la burguesía. Así surge la clase obrera internacional.
  • La implementación de maquinaria en las labores productivas trajo consigo el abandono de los métodos artesanales y tradicionales de producción de bienes, y se dieron los primeros pasos hacia la producción en masa y la sociedad de consumo moderna (producción más barata y masiva).
  • La máquina de vapor fue uno de los grandes actores de este período, ya que trajo consigo nuevas y más eficientes formas de transporte (la locomotora, el barco a vapor, incluso automóviles a vapor), que permitieron el traslado rápido de mercancías a lo largo de grandes distancias, y con esto el desarrollo de regiones tradicionalmente apartadas.
  • Incremento de los indicadores productivos internacionales y creación masiva de nuevos emprendimientos productivos privados. La competencia entre las potencias, además, se centró en el control de la tecnología (las patentes industriales) y en la promoción de sus productos y empresas en el extranjero.
  • El carbón constituyó la principal fuente de energía con que alimentar las nacientes industrias y medios de transporte, lo cual hizo de este una materia prima de alta demanda internacional.
  • El establecimiento de la clase obrera internacional permitió la creación de un nuevo sentimiento de clase, que cobraría cuerpo más adelante en las distintas vertientes del pensamiento socialista y anarquista.

Sigue con: Tercera revolución industrial

Referencias

¿Cómo citar?

"Capitalismo industrial". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/capitalismo-industrial/. Última edición: 28 de noviembre de 2023. Consultado: 23 de abril de 2024

Sobre el autor

Última edición: 28 noviembre, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)