Producción

Te explicamos qué es la producción, sus características, factores y por qué es importante. Además, te contamos qué es el proceso productivo.

Los operarios intervienen en la producción de acero en una fábrica.
Las empresas y los países se refieren a la producción para medir su actividad económica.

¿Qué es la producción?

En economía, la producción es el proceso mediante el cual se transforma la materia prima en bienes para el consumo, y se le añade valor al resultado (es decir, valor agregado). Los sistemas económicos tienen como fin la producción de recursos, ya que a través de esta se satisfacen distintas necesidades humanas.

De modo que al hablar de producción, desde un punto de vista económico, se hace alusión no solo a la creación de nuevos objetos de consumo, sino también de recursos destinados a los servicios. De hecho, el grueso de la producción de los países industrializados se dedica a este sector de la economía. Por lo tanto, pueden considerarse parte de la producción todas aquellas actividades económicas que son distintas al consumo.

Las empresas y organizaciones, los países e incluso regiones enteras se refieren a la producción para medir su actividad económica. Cada una de estas entidades tiene una capacidad específica de producción, determinada por sus factores productivos y la gestión que haga de ellos.

Ver además: Sectores económicos

Definiciones de producción

La palabra “producción” proviene del verbo latino producere, traducible como “engendrar”, y está compuesta por las voces pro (“hacia adelante”) y ducere (“guiar”). Se trata de un término empleado comúnmente en la Antigüedad romana, cuyas connotaciones económicas surgieron posteriormente, a partir del nacimiento de la filosofía económica. Diferentes autores y estudiosos de la materia han definido este término a lo largo de la historia, por ejemplo:

  • En el siglo XIX, el filósofo alemán Karl Marx comprendía los modos de producción como la forma en que históricamente los seres humanos se han organizado para satisfacer sus necesidades, o sea, para producir, y han estado determinados por la interacción entre la fuerza de trabajo y la posesión de los medios materiales de producción (como fábricas, máquinas, herramientas, etcétera).
  • Louis Tawfik y Alain Chauvel, estudiosos de la administración de la producción, la definen como “…la adición de valor a un bien (producto o servicio) por efecto de una transformación” y afirman que “producir es extraer o modificar los bienes con el objeto de volverlos aptos para satisfacer las necesidades”.
  • Según J. L. Riggs en su libro Sistemas de producción (2001), la producción debe comprenderse como la generación de bienes y servicios útiles, o sea, de productos con valor agregado.

Características de la producción

Una anciana decora telas a mano en la producción artesanal.
La producción artesanal utiliza un método tradicional para realizar bienes individuales e irrepetibles.

En términos generales, la producción se caracteriza por lo siguiente:

  • Su propósito es transformar la materia prima en bienes de consumo, añadiéndoles valor en el proceso.
  • Todo proceso productivo requiere de tierra, trabajo, capital y tecnología.
  • El modo en que se produzca un bien depende del sistema productivo empleado y de la disponibilidad de los recursos necesarios para ello.

Existen diferentes tipos de producción, como pueden ser:

  • Producción artesanal, cuando se producen bienes individuales e irrepetibles, mediante un método tradicional que generalmente implica pocos trabajadores.
  • Producción en masa, cuando se producen bienes idénticos de manera multitudinaria y rápida, implementando maquinaria sofisticada y energía eléctrica.
  • Producción intermedia o por lotes, cuando se produce un lote finito de bienes similares o idénticos, de manera intermitente, generalmente porque no existe una demanda constante que suplir.
  • Producción continua o de flujo continuo, cuando se produce de manera ininterrumpida, 24 horas del día y 7 días a la semana, generalmente bienes de importancia clave para el país o la región.

Importancia de la producción

La producción es fundamental para satisfacer las necesidades humanas, ya se trate de cultivar alimentos o de fabricar ropas para cubrir el cuerpo. En este sentido, la producción ha existido desde los orígenes de la humanidad, aunque no siempre se haya dado del mismo modo, ni a través de los mismos mecanismos, ni con la misma eficiencia. Por ende, si no hubiese alguien capaz de producir los bienes necesarios para vivir, no podrían adquirirse de ninguna manera y cada quien tendría que producir los insumos indispensables para garantizar su existencia.

Por otro lado, la producción ha sido central en la organización de los sistemas económicos y las naciones, lo que la filosofía del marxismo denominó los “modos de producción”: socialista, esclavista, feudal y capitalista. Esto significa que para el marxismo, la producción y la lucha por su control en la sociedad ha motivado los cambios de la historia humana. Es lo que se conoce como la “lucha de clases”.

El proceso productivo

El proceso productivo, también llamado cadena productiva o cadena de producción, es un conjunto de acciones y procesos que se dan de manera organizada, sucesiva y planificada para transformar materia prima en bienes de consumo. O sea, es el conjunto de acciones concretas y escalonadas en que se traduce la producción, desde las etapas iniciales de obtención de la materia prima, hasta la comercialización del bien producido en manos del consumidor.

A grandes rasgos, el proceso productivo comprende las siguientes etapas:

  • Etapa analítica o de acopio. En esta etapa inicial se reúnen las materias primas y se llevan a cabo consideraciones del orden del transporte y el almacén, antes de proceder a la preparación de los recursos materiales para emprender su transformación. Usualmente la materia prima se reduce a segmentos pequeños, más manejables.
  • Etapa de síntesis o de producción. Esta etapa intermedia es la etapa propiamente dicha de producción, o sea, de tratamiento y transformación de la materia prima en los productos elaborados o semi-elaborados que se desee comercializar. En esta etapa intervienen los estándares de calidad, la observación del entorno y otras variables propias del procedimiento productivo, en el cual normalmente intervienen máquinas, procedimientos físico-químicos y/o trabajo manual organizado.
  • Etapa de acondicionamiento o procesamiento. La etapa final del circuito se dedica mayormente a los aspectos de la comercialización (distribución, promoción, venta), cuyo fin es llevar el bien producido al consumidor que lo necesita. El precio final del producto es, de alguna manera, reflejo del valor adicional que la materia prima ganó a lo largo de este proceso. Una vez que el consumo del bien o servicio tuvo lugar, se puede considerar el circuito cerrado y se puede dar inicio a un nuevo ciclo productivo.

Más en: Proceso de producción

Factores y capacidad de producción

Se conocen como factores de producción a los elementos clave involucrados en todo proceso productivo, y que son normalmente cuatro:

Tierra

Originalmente, el sentido de este factor era, literalmente, una extensión de suelo en el que sembrar. Sin embargo, hoy en día los modos de producción han cambiado y cuando se habla de “tierra” se hace alusión al conjunto de materiales y fuerzas disponibles en la naturaleza y aprovechables por el ser humano, como el agua, el calor, la energía, la luz, así como la materia prima. Estos recursos pueden clasificarse en dos:

  • Recursos renovables, cuando la naturaleza puede reponerlos más deprisa de lo que son consumidos por los procesos productivos humanos, o cuando son tan abundantes que su extinción no constituye un problema.
  • Recursos no renovables, cuando la naturaleza no puede reponerlos al ritmo necesario para que no se acaben y se extingan, por lo que se consideran recursos más o menos escasos, cuyo fin es previsible a mediano o largo plazo.

Trabajo

Por “trabajo” se entiende cualquier tipo de esfuerzo, físico o mental, necesario para transformar la materia prima en bienes de consumo. Es un factor indispensable para la producción, y está directamente relacionado con las capacidades de los seres humanos. Además, el trabajo es el único factor que conecta al resto entre sí. El trabajo puede clasificarse en:

  • Trabajo físico o mecánico, cuando involucra el esfuerzo del cuerpo humano, ya sea de manera directa o a través de herramientas más o menos sofisticadas.
  • Trabajo intelectual o mental, cuando involucra el esfuerzo de la mente humana, de manera creativa o aplicada, a través de conocimientos y saberes.

Más en: Trabajo

Capital

El capital se refiere, en principio, al dinero utilizado para adquirir recursos y servicios necesarios para la producción, así como, en general, a estos últimos bienes y servicios que contribuyen con la creación del producto final. El capital involucra dos tipos distintos de activos, que son:

  • Capital fijo, es decir, los elementos tangibles e intangibles que constituyen parte del emprendimiento productivo, como son las máquinas, el software de estas, las estructuras físicas donde ocurre la producción, entre otros.
  • Capital de trabajo, es decir, el dinero o los recursos necesarios para poner en marcha el circuito productivo, generalmente consistente en dinero efectivo (o la posibilidad de financiarse de algún modo) y un stock inicial de materias primas.

Más en: Capital

Tecnología

La tecnología es un factor clave para la producción en tiempos contemporáneos, ya que le permite al ser humano transformar la materia para obtener nuevos materiales y a la vez desarrollar nuevos procedimientos productivos, en un circuito de retroalimentación positivo impulsado por el conocimiento científico y técnico. Al igual que el capital, la tecnología es un facilitador del proceso productivo, y abarca tanto las herramientas desarrolladas por el ser humano, como los conocimientos adquiridos mediante el estudio de la realidad.

Más en: Tecnología

Dependiendo de la disponibilidad de estos cuatro factores en un circuito productivo, se dispondrá de una mayor o menor capacidad productiva, o sea, se podrá producir más o menos. Cuando un sistema productivo alcanza su capacidad máxima, es incapaz de aumentar sus resultados si no se incrementan, en alguna medida, los factores necesarios para esto.

Más en: Factores de producción

Ejemplos de producción

Una máquina cosecha algodón.
La producción agropecuaria puede producir insumos para otras industrias, como el algodón.

Todos los individuos de una sociedad contribuyen, de un modo u otro, con la producción de los bienes necesarios para vivir. Algunos lo hacen de manera directa, o sea, con su trabajo, mientras que otros se ocupan de producir los bienes necesarios para permitir la producción ajena. Son ejemplos de esto:

  • La producción agropecuaria, es decir, la siembra, riego y cosecha de alimentos en suelo cultivable, empleando para esto máquinas (tractores, arado), tecnología (semillas mejoradas genéticamente) y trabajo (campesinos, recolectores y operarios de tractores y otras máquinas).
  • La producción industrial de bienes intermedios, o sea, de bienes necesarios para terminar otros productos en otras fábricas, como pueden ser las láminas de metal: una siderúrgica reúne materia prima (mineral de aluminio), lo procesa y lo funde a altas temperaturas, para luego darle forma de láminas que serán compradas por diferentes industrias del aluminio: fábricas de latas, fábricas de llaveros, empresas constructoras, entre otras. Para esto, la siderúrgica emplea maquinaria pesada, obreros especializados y mucha energía para calentar los metales al punto de fundido.
  • La manufactura de bienes de consumo, como es el caso de teléfonos celulares: un proceso en el que interviene un circuito complejo de máquinas y computadoras para ensamblar diferentes componentes, a menudo fabricados previamente por otras industrias. Empleando energía eléctrica, el trabajo de los operarios y otros insumos necesarios, se producen en serie celulares que luego salen al mercado y se distribuyen en las tiendas.

Producto Interno Bruto

El Producto Interno Bruto o Producto Bruto Interno (representado con las siglas PIB o PBI) es un índice de productividad (y por lo tanto de actividad económica) referido a un país o una región geográfica. A través del cálculo del PIB, se puede comparar y medir el nivel de actividad macroeconómica de las naciones: mientras mayor sea la actividad, más alto será el índice, usualmente expresado en millones de dólares estadounidenses

El cálculo del PIB se lleva a cabo sumando el conjunto de los bienes y servicios producidos por un país o una región en un lapso determinado (usualmente un año). Se trata de un cálculo complejo, en el que no se toman en consideración algunos factores considerados no productivos o imposibles de cuantificar (como los bienes de autoconsumo), y una vez obtenida una cifra, se coteja con la cifra equivalente del período anterior, para así saber si la economía creció (el PBI aumentó), se estancó (el PBI es igual), o se contrajo (el PBI disminuyó).

Sigue con: Costos de producción

Referencias

¿Cómo citar?

"Producción". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/produccion/. Última edición: 28 de noviembre de 2023. Consultado: 15 de abril de 2024

Sobre el autor

Última edición: 28 noviembre, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)