Producción industrial

Te explicamos qué es la producción industrial y qué tipos existen. Además, te contamos cuáles son las etapas que la componen.

En la producción industrial intervienen procesos químicos, físicos, eléctricos y/o mecánicos.

¿Qué es la producción industrial?

La producción industrial es el proceso de transformaciones al cual se somete la materia prima para generar diferentes bienes manufacturados, ya se trate de bienes finales (destinados al consumo) o bienes intermedios (destinados a otros procesos industriales). Cuando se habla de producción industrial se hace referencia normalmente al sector secundario de la economía.  

En la producción industrial se ponen en marcha diferentes procesos químicos, físicos, eléctricos y/o mecánicos a gran escala, en los cuales toman parte la maquinaria, la mano de obra y distintos recursos energéticos, saberes tecnológicos y capitales. Por ende, a través de la medición de la producción industrial de un país, puede estudiarse su capacidad económica.

Los inicios de la producción industrial se remontan al siglo XVIII, durante la llamada Revolución Industrial, y sus inicios se dieron en Inglaterra, en el ámbito de la producción textil. En aquel entonces, la producción se hacía de manera semi artesanal, empleando muchos trabajadores y herramientas, y el cambio significativo en el modelo de producción vino de la mano de las primeras máquinas textiles, capaces de hilar más y más deprisa. La industrialización, así, consistió en aplicar ese mismo criterio al resto de las áreas de la producción de bienes y servicios.

Puede servirte: Capitalismo industrial

Etapas del proceso industrial

El proceso industrial comienza con la preparación de la materia prima.

El proceso industrial es el conjunto de etapas y dinámicas que permiten obtener y transformar la materia prima en bienes elaborados. Se trata de un proceso de suma importancia, ya que permite producir de manera masiva los bienes con que los consumidores satisfacen sus necesidades, ya sean alimentos, ropa, objetos tecnológicos o incluso la propia maquinaria que permite la producción industrial.

Este proceso consta de diversas fases o etapas, que pueden ser muy diversas entre sí, ya que implican el uso de técnicas distintas, basadas en el aprovechamiento del calor, la electricidad, las reacciones químicas o la alteración mecánica de la materia. Cada etapa, sin embargo, permite que la próxima tenga lugar, a la manera de una cadena o circuito productivo.

Las etapas de este circuito pueden resumirse del siguiente modo:

  • Recepción y acondicionamiento de la materia prima. En esta etapa se recibe la materia prima de sus instancias de extracción (el sector primario de la economía) y se la dispone para iniciar su proceso de transformación. Esto puede consistir en la limpieza, selección o reposo de los materiales.
    Por ejemplo: Una fábrica de chocolate pesa y selecciona los granos de cacao que usará antes de proceder a limpiarlos, pues provienen directamente del campo.
  • Procesamiento y separación de la materia prima. La siguiente etapa del proceso consiste en intervenir la materia prima para obtener de ella las partes o sustancias que servirán para elaborar los bienes procesados. Esto puede significar someterla a cocción, a fermentación, a modificación mecánica o a procesos químicos controlados, dependiendo de qué se trate.
    Por ejemplo: En una fábrica de chocolate, el grano de cacao seleccionado se tuesta y luego tritura para separar la cáscara: el grano puro entonces se cuece para obtener licor de cacao y pasta de cacao.
  • Producción de los bienes procesados. La tercera etapa es la elaboración del bien procesado, ya se trate de un alimento, un mueble, una herramienta o cualquier otro producto. Empleando la materia prima procesada (o diferentes tipos de ella) se obtiene un producto final (que va al consumidor) o un producto intermedio (que se integra a otras cadenas de producción).
    Por ejemplo: En una fábrica de chocolate se emplea la pasta de cacao, junto con leche, nueces y otros ingredientes, para fabricar las barras de chocolate.
  • Empaquetado y distribución del producto. La cuarta etapa del proceso industrial supone el empaquetado y decorado del producto, de haberlo. Los métodos de empaquetado pueden ser muy diversos, dependiendo de si el producto se vende por unidad o por conjunto de unidades, y dependiendo de si será comercializado directamente, o no.
    Por ejemplo: En una fábrica de chocolate, las barras de chocolate se envuelven en un papel que ha sido previamente estampado y coloreado, para así resultar más atractivo al consumidor.
  • Disposición de los residuos obtenidos. La última etapa del proceso industrial implica disponer de los residuos que se generaron durante la producción del bien o servicio. Estos residuos pueden ser más o menos voluminosos y más o menos tóxicos y/o contaminantes, por lo que a menudo deben ser procesados antes de ser devueltos al medio ambiente.
    Por ejemplo: En una fábrica de chocolate, las cáscaras del cacao se emplean para fabricar alimento animal y el agua en que se ha hervido el cacao se deja enfriar y luego se cuela y potabiliza antes de devolverla al medio ambiente, para minimizar así los cambios en la constitución, el pH y la temperatura del entorno.

Puede servirte: Proceso de producción

Tipos de producción industrial

La producción industrial puede darse según modelos diferentes, dependiendo de las necesidades que deba satisfacer. Así, es posible distinguir cuatro modelos productivos:

  • Producción bajo pedido. En este modelo, el producto o bien se fabrica cuando lo solicita el cliente, de modo que se adapte a las particularidades de la solicitud. Normalmente, este modelo se emplea para fabricar bienes altamente especializados, ya que el proceso se inicia y se detiene con cada bien producido, empleando intensivamente la mano de obra.
    Por ejemplo: la construcción de un edificio por parte de una empresa constructora.
  • Producción por lotes. En este modelo, los productos o bienes se fabrican en una cantidad limitada, que compone una “serie” o “lote” particular. Para esto se utiliza una plantilla o molde que permite fabricar bienes idénticos, lo cual reduce el tiempo requerido y permite a su vez la combinación de lotes distintos en una misma maquinaria.
    Por ejemplo: la impresión de camisetas deportivas para una final de la copa del mundo.
  • Producción en masa. En este modelo, los productos o bienes se fabrican en gran cantidad, a través de maquinaria especializada. Así, en poco tiempo y con menos trabajadores se producen muchos bienes idénticos, destinados a alimentar un mercado de muy alta demanda. Se corre el riesgo, caso contrario, de que quede un gran stock de productos sin vender.
    Por ejemplo: la fabricación masiva de latas de gaseosa.
  • Producción de flujo continuo. En este modelo, los productos o bienes se fabrican de manera continua (24 horas, 7 días a la semana), normalmente a través de procesos 100 % automatizados, que requieren de una mínima supervisión humana. Este tipo de procesos se utiliza cuando no conviene interrumpir el proceso de la maquinaria, cuya producción satisface una demanda continua e ininterrumpida.
    Por ejemplo: la producción de energía eléctrica en una planta de generación.

Sigue con: Industria manufacturera

Referencias

  • Leidinger, O. (1997). Procesos industriales. Pontificia Universidad Católica del Perú.
  • OECD. (2023). Industrial production (indicator). https://data.oecd.org/
  • The Encyclopaedia Britannica. (s. f.). “Industry”. https://www.britannica.com/

¿Cómo citar?

"Producción industrial". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/produccion-industrial/. Última edición: 28 de noviembre de 2023. Consultado: 02 de marzo de 2024

Sobre el autor

Última edición: 28 noviembre, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)