Recursos

Te explicamos qué son los recursos y cuáles son sus características esenciales. Además, los recursos naturales, económicos y literarios.

recursos
Los recursos pueden ser tanto la materia prima como la maquinaria.

¿Qué son los recursos?

En términos muy generales, un recurso es un instrumento, un medio o un bien que sirve, en un contexto determinado, para lograr un objetivo propuesto. Se trata de una palabra de uso muy común en numerosos ámbitos, especialmente en el económico y el industrial, y que proviene etimológicamente del latín recursus, compuesto por el prefijo re– (“hacia atrás” o “de nuevo”) y cursus (“carrera”, “curso”).

Los recursos forman siempre parte esencial de un emprendimiento o un proyecto de cualquier tipo, y en general suelen contar con tres características esenciales:

  • Poseen una utilidad, que está determinada por su naturaleza misma y por el contexto en el que se los requiere.
  • Están disponibles, o sea, el ser humano puede acudir a ellos, ya sea de manera directa o indirecta, y con más o menos trabajo.
  • Se consumen o agotan en su uso, sobre todo cuando se trata de insumos destinados a alimentar un proceso de transformación, como la materia prima.

Además: Recursos tecnológicos

Recursos naturales

Los recursos naturales son el conjunto de elementos disponibles en el medio ambiente natural que permiten la subsistencia y desarrollo de los seres vivos, sirviendo como suministro energético para sus necesidades biológicas. Además, tienen potencial productivo, es decir que pueden servir como materia prima para algún tipo de industria, sometiéndose a determinados procesos de transformación controlada.

Son ejemplos de recursos naturales el oxígeno, la luz solar, el agua, pero también la madera de los árboles, los frutos que producen, o la carne de los animales de cría. Muchos de ellos surgen de manera espontánea, sin necesidad de la intervención humana, mientras que otros requieren de ciertos mecanismos de recolección o cosecha para resultar de utilidad económica.

Los recursos naturales se pueden clasificar en dos, de acuerdo a su disponibilidad y margen de agotamiento:

  • Recursos renovables, aquellos cuyo ritmo de reposición natural es tan rápido que pueden reponerse más velozmente de lo que el ser humano los consume, de modo que no se agotan en su aprovechamiento. Por ejemplo: el viento, la luz solar, la energía hidroeléctrica o ciertos productos agrícolas.
  • Recursos no renovables, aquellos cuyo ritmo de reposición natural es tan lento, que si se consumen indiscriminadamente, corren el riesgo de agotarse. Por ejemplo: el petróleo, el uranio, el carbón mineral, el gas natural y otros hidrocarburos.

Más en: Recursos naturales

Recursos económicos

recursos económicos
Los recursos económicos escasos requieren una administración estricta.

En el ámbito de la economía, se consideran recursos a todos los bienes o servicios, tangibles o no, requeridos para alimentar el proceso productivo, ya sean materia prima o insumos secundarios. Por esa razón, se consideran parte de los factores productivos que requieren las empresas u organizaciones de distinto tipo.

En general, los recursos económicos se caracterizan por tener un objetivo específico dentro de la cadena productiva, ser transferibles, de fácil acceso y darse en cantidades limitadas. Algunos de ellos provienen de la naturaleza, otros de diferentes procesos industriales, y otros de la sociedad misma, y por lo tanto pueden clasificarse de dos maneras distintas:

Según su disponibilidad, puede diferenciarse entre:

  • Recursos escasos: Cuando su número es finito y corren riesgo de agotarse, requiriendo así una administración estricta.
  • Recursos abundantes: Cuando existen en grandes cantidades, que permiten una reposición continua.
  • Recursos superabundantes: Cuando existen en cantidades virtualmente ilimitadas, al menos desde el punto de vista de la vida humana.

Según su propiedad, puede diferenciarse entre:

  • Recursos propios: Cuando son generados por la propia empresa u organización.
  • Recursos ajenos: Cuando provienen de parte de terceros.

Son ejemplo de recursos económicos: la materia prima, la energía eléctrica, la mano de obra, las herramientas y maquinarias de trabajo, etc.

Recursos literarios

En redacción y literatura, se conocen como recursos literarios al conjunto de los procedimientos de escritura disponibles para un autor, con los que puede potenciar la expresividad y la belleza de su obra, ya que consisten en manejos originales del lenguaje (oral o escrito).

Los recursos literarios pueden ser, en general, de tres tipos, de acuerdo al tipo de procedimiento que suponen en el lenguaje:

  • Recursos literarios fónicos, cuando trabajan con el sonido del lenguaje, es decir, cuando modifican su musicalidad, su ritmo o su cadencia, para lograr así efectos sonoros más originales. Son ejemplo de ellos: la aliteración, la onomatopeya o la paronomasia.
  • Recursos literarios gramaticales, cuando trabajan con la morfosintaxis (morfología y sintaxis) del idioma, alterando el orden común de las frases o interrumpiendo su estructura acostumbrada. Son ejemplo de ellos: la anáfora, la concatenación, el asíndeton y el polisíndeton.
  • Recursos literarios semánticos, cuando trabajan con el significado de las palabras, más que con su forma. Son ejemplo de ellos: la antítesis, el apóstrofe, la metáfora, el hipérbaton o la hipérbole.

Más en: Recursos literarios

Referencias

¿Cómo citar?

"Recursos". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/recursos/. Última edición: 5 de agosto de 2021. Consultado: 23 de septiembre de 2021

Sobre el autor

Última edición: 5 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)