E-commerce

Te explicamos qué es el e-commerce o comercio electrónico y sus características. Además, te contamos cómo internet revolucionó el comercio.

Ecommerce
El e-commerce es una de las actividades económicas de mayor impacto en el mundo.

¿Qué es el e-commerce?

El comercio electrónico, a veces llamado e-commerce (del inglés electronic commerce), consiste en la compra y venta de bienes y servicios a través de páginas web o de plataformas digitales en línea, como las redes sociales y las aplicaciones para smartphone. Es una de las actividades económicas de mayor impacto en el mundo entero desde la popularización de internet a mediados de la década de 1990.

Originalmente, el término e-commerce (se escribe en cursivas al tratarse de un anglicismo)  se utilizó para el intercambio de datos por vía electrónica con fines comerciales, pero en la actualidad abarca también el intercambio de bienes y servicios a través de medios digitales, especialmente aquellos que vinculan el sistema bancario tradicional (cuentas bancarias, tarjetas de crédito y débito) con nuevas plataformas y metodologías digitales (aplicaciones, pagos a través de código QR, entre otras).

El éxito del comercio electrónico en el mundo ha sido inmensamente reconocido. En 2020, unos 4.2 billones de dólares se facturaron a través de medios de e-commerce, y esa tendencia se considera en alza. Solo en América Latina, el comercio electrónico demostró un crecimiento del 36,7 % en dicho año. Esta nueva realidad comercial ha tenido un impacto importante en el mundo publicitario e incluso en la realidad cotidiana.

Puede servirte: Ciudadanía digital

Características del e-commerce

A grandes rasgos, el comercio electrónico se caracteriza por lo siguiente:

  • Involucra la compra y venta de bienes y servicios, a través de sistemas informáticos y dispositivos electrónicos conectados a internet. Esta compra-venta abarca tanto bienes físicos como bienes digitales.
  • Puede darse de forma minorista o mayorista, y puede adaptarse a distintos públicos, entornos y necesidades.
  • Utiliza el correo electrónico y otras formas de publicidad online muy por encima de los medios publicitarios tradicionales.
  • Permite la movilidad del cliente y la internacionalización de las transacciones de manera simple y eficiente. Además, expande el horario de compra a las 24 horas del día.
  • También se utiliza el término e-commerce como nombre genérico para las páginas web a través de las cuales una tienda o una empresa ofrece al público en línea sus productos, ya sea que los venda también en una tienda física, o no.

La revolución de internet en el comercio

La invención de internet supuso un cambio importante en casi todos los ámbitos de la vida contemporánea, pero su impacto en el comercio fue particularmente grande. Inicialmente, las empresas aprovecharon la posibilidad de comunicación masiva del correo electrónico para retomar una práctica que en muchos sitios había caído en desuso: la venta por catálogo. Se enviaba el catálogo por correo electrónico, o un vínculo al catálogo en línea, y el cliente podía comprar a través de una llamada telefónica o el correo postal.

Pero pronto se hizo realidad la opción de incorporar estos catálogos digitales a un portal web a través del cual el cliente pudiera comprar directamente, sin necesidad de mayores trámites. Así, la compra pasó a estar ya no en la tienda física, a la que el cliente debe asistir, sino en su computadora personal, en la comodidad de su hogar o su trabajo. Una idea que creció todavía más cuando el entorno de compras se redujo a una tablet o incluso al teléfono inteligente.

Una nueva modalidad de compras se inauguró entonces, y requirió de la actualización y en algunos casos modernización de los sistemas de correo y paquetería para poder distribuir la gran cantidad de objetos comprados en línea. Al mismo tiempo, este nuevo sistema requirió de la incorporación del sistema bancario tradicional a las plataformas de pago en línea, generalmente a través de tarjetas de crédito y débito, a la vez que impulsó nuevas formas de financiamiento no bancario.

En resumen, la implementación mundial del e-commerce, de la mano de la globalización, impulsó un rápido cambio de estructuras que agilizó enormemente las transacciones de compra-venta, la circulación del dinero y la creación de nuevos y más complejos mercados.

Tipos de comercio electrónico

Existen distintas formas de clasificar el e-commerce. Por ejemplo, si atendemos al tipo de producto ofertado, podemos distinguir entre plataformas de servicios (digitales o no), plataformas de bienes físicos y plataformas de bienes digitales (mayormente software).

Sin embargo, la manera más útil de organizar el comercio electrónico es atendiendo al tipo de organización o entidad que participa en sus procesos o transacciones. En ese caso se puede hablar de:

  • Business to business (B2B). Un modelo “negocio a negocio” involucra transacciones entre empresas o negocios conectados mediante la red.
  • Business to consumer (B2C). Un modelo “negocio a cliente” involucra transacciones entre una empresa o negocio y su clientela, usualmente a través de portales de ventas oficiales.
  • Consumer to business (C2B). Un modelo “cliente a negocio” involucra transacciones originadas en el interés del cliente, quien acude a la empresa para satisfacer una necesidad.
  • Consumer to consumer (C2C). Un modelo “cliente a cliente” involucra transacciones entre dos particulares cuya relación puede ser facilitada por la empresa prestadora de servicios, o directa sin involucrar intermediarios.

Ventajas y desventajas del comercio electrónico

Ecommerce ventajas desventajas
El e-commerce permite realizar operaciones desde cualquier ubicación geográfica.

Entre las ventajas y las desventajas del comercio electrónico figuran las siguientes:

Ventajas del e-commerce Desventajas del e-commerce
Mayor margen de oferta y por lo tanto mayores oportunidades para el consumidor de obtener lo que quiere a un costo aceptable. Requiere de un público con una mínima educación digital y con acceso a internet estable, lo cual puede ser difícil en ciertas regiones.
Comodidad en la adquisición de los bienes por parte del consumidor, que no debe salir de casa o que compra desde su teléfono inteligente. Requiere de parte de las empresas tradicionales una inversión en plataformas web y en puestos de trabajo antes inexistentes (como community manager y content creator).
Permite la comunicación directa entre la clientela y la empresa, y facilita nuevas estrategias de marketing. Puede favorecer a las grandes cadenas de venta electrónica por encima de los pequeños negocios locales.
Reduce los costos operativos para todas las partes involucradas y reduce el tiempo invertido en la transacción.
Facilita el acceso a la información por parte de todos los involucrados.
Permite realizar operaciones desde cualquier ubicación geográfica.

Ejemplos de e-commerce

Algunas de las más conocidas plataformas de e-commerce en el mundo son:

  • Amazon.com. Es una compañía estadounidense de ventas minoristas y servicios de computación en la nube, fundada en 1994 por Jeff Bezos. Cuenta con más de un millón de empleados a nivel mundial y es considerada uno de los pioneros del área comercial en línea.
  • eBay. Es un portal de subastas y comercio electrónico fundado en 1995 por Pierre Omidyar, considerado entre los pioneros del e-commerce. Con un área de operación mundial y más de 13.300 empleados, es una referencia obligatoria en el área.
  • MercadoLibre. Es una empresa multinacional de origen argentino, fundada en 1999 por Marcos Galperin y con sedes de operaciones en casi toda América Latina. Se dedica a mediar entre vendedores y compradores en línea, a quienes ofrece su propio sistema de crédito y transacciones llamado MercadoPago. Es un buen ejemplo de marketplace digital.
  • PayPal. Es una empresa estadounidense de alcance mundial que ofrece a sus usuarios un sistema electrónico de pagos y transferencias de dinero. Con una cuenta PayPal los internautas pueden comprar bienes y servicios, recibir pagos y hacer donaciones, todo sin la necesidad de un banco o de dinero físico.

¿Qué es un marketplace?

marketplace Ecommerce
Un marketplace no está dedicado exclusivamente a una marca o una empresa.

Se conoce como marketplace (en inglés: “mercado”) a una plataforma de e-commerce que alberga un conjunto de vendedores distintos, a manera de catálogo o centro comercial en línea. Los marketplaces se distinguen de las tiendas online en que no están dedicados exclusivamente a una marca o una empresa, sino que le brindan al usuario la posibilidad, justamente, de sentirse en un mercado digital. Los pagos y los envíos hechos a través de un marketplace suelen cobrar comisiones de intermediación.

¿Qué se necesita para crear un e-commerce?

Para crear un e-commerce se requiere:

  • Crear una identidad. El primer paso es elegir el nombre de nuestro comercio electrónico, diseñar un logotipo y comprar un dominio (dirección URL). Luego debemos contratar un hosting, o sea, un servicio de almacenaje de archivos para albergar los contenidos de la tienda en línea. A partir de estos cuatro elementos, se puede crear una imagen y comenzar a “existir” en internet.
  • Establecer un sistema de gestión de contenidos (SGC). Para poder administrar los contenidos de la tienda online, se necesita de un Content Management System (CMS), esto es, una herramienta digital que permite comunicarse con el hosting e implementar un diseño web, es decir, organizar y construir la tienda en línea. Se suele contratar a un especialista en diseño web para obtener así un portal funcional y visualmente atractivo al mismo tiempo.
  • Darle forma al e-commerce. Una vez hechas las plantillas y los formatos de la tienda online, deberemos subir las fotografías de nuestros productos, los textos descriptivos y todo lo demás que se necesita para que el cliente pueda orientarse en la tienda y saber qué puede comprar y qué opciones tiene a su disposición. La originalidad y la creatividad serán grandes aliados en esta etapa.
  • Establecer los medios de pago. Dado que la idea de la tienda es vender, el sitio necesitará ofrecer uno o varios medios de pago para realizar transacciones en línea. Mientras más opciones y más diversas tenga un comercio virtual, más atractivo resultará para su clientela. Es conveniente explorar las distintas opciones de intermediario en este sentido, ya que muchos cobran comisiones y se rigen por normas particulares.
  • Diseñar una estrategia de marketing. Así como las empresas del mundo físico, un e-commerce necesita darse a conocer para atraer a su potencial clientela, y en internet hay muchas formas de hacerlo. Lo ideal sería definir una estrategia informada de mercadotecnia y contar con la ayuda de profesionales, para así aprovechar los recursos de la mejor manera posible y captar la atención de la mayor cantidad de usuarios.

Sigue con: Benchmarking

Referencias

¿Cómo citar?

"E-commerce". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/e-commerce/. Última edición: 13 de julio de 2022. Consultado: 11 de agosto de 2022

Sobre el autor

Última edición: 13 julio, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)