Jeroglíficos

Te explicamos qué son los jeroglíficos, sus diferencias con la escritura alfabética y su evolución. Además, los jeroglíficos egipcios.

jeroglificos
Los jeroglíficos se asemejan a objetos reales.

¿Qué son los jeroglíficos?

Los jeroglíficos son signos que componen un sistema de escritura utilizado por algunas sociedades de la Edad Antigua. Los signos eran figuras reconocibles de la naturaleza pero podían tener valor ideográfico (representaban el objeto que ilustraban) o fonético (representaban un sonido que, unido a otro sonido formaba otra palabra).

El significado de los jeroglíficos se interpretaba en su contexto. Es decir, cada jeroglíficos podía significar una u otra cosa según los jeroglíficos que lo rodeaban. Por lo tanto, se trataba de un sistema de escritura muy complejo que solo lo dominaban especialistas (llamados “escribas”).

El jeroglífico y el cuneiforme fueron los dos sistemas de escritura más antiguos de la historia y ambos se inventaron entre el 3300 y el 3200 a. C. El sistema de escritura jeroglífica más famoso es el que se utilizaba en el Antiguo Egipto y se estima que fue utilizado hasta el siglo V d. C., de manera paralela con otros sistemas de escritura más sencillos.

Además de la sociedad egipcia de la Antigüedad, hubo otras sociedades de la historia humana que desarrollaron sistemas de escritura jeroglífica. Sin embargo, la mayoría de ellos no pudieron ser descifrados.

El jeroglífico cretense fue un sistema de escritura que se utilizó en la isla de Creta entre 1900 y 1600 a. C. Posee más de tres mil signos y los especialistas creen que se trataba de un sistema silábico (es decir, que dividía la representación de palabras en sílabas), pero el sistema aún no pudo ser descifrado.

En muchas ocasiones se considera a la escritura maya como un sistema jeroglífico, porque así lo identificaron algunos especialistas durante el siglo XIX. Sin embargo, hoy en día los especialistas describen su escritura como un sistema logográfico, cuyos glifos representan palabras o sílabas.

Su nombre viene del vocablo griego hieroglyphikós, composición de hierós (“sagrado”) y glýphein (“cincelar”), ya que se trata de un modo de escritura que, sobre, todo se utilizaba cuidadosamente tallado en piedra, ya sea mediante relieves o bajorrelieves.

Puede servirte: Dioses del Antiguo Egipto

Características de la escritura jeroglífica

Los jeroglíficos son signos que representan figuras reconocibles de  la naturaleza o la vida cotidiana: animales, seres humanos o partes del cuerpo, plantas y objetos de uso diario. Por ejemplo, un ojo, el sol, las estrellas, una espiga de trigo, diferentes pájaros o una pluma.

Los signos jeroglíficos pueden ser ideogramas o fonemas, en relación al valor que se les da en su interpretación:

  • Ideograma. El valor ideográfico establece que el jeroglífico puede significar tanto la figura que representa como un concepto asociado a ella. Por ejemplo, un jeroglífico del sol puede significar tanto “sol” como “calor”, “iluminación” o “día”.
  • Fonema. El valor fonético establece que el jeroglífico representa un sonido que, en conjunto con otros jeroglíficos, forma una palabra. Un ejemplo hipotético para el idioma español sería que la unión de un jeroglífico que representa el sol con un jeroglífico que representa un dado, de manera conjunta, formarían la palabra “soldado”.

Puede servirte: Arqueología

Jeroglíficos egipcios

Los egipcios utilizaban jeroglíficos para narrar mitos y relatos religiosos.

La escritura egipcia jeroglífica se utilizaba principalmente en las paredes de los templos, en los monumentos y en las tumbas, con fines religiosos. Por lo general, los jeroglíficos se registraban mitos de los dioses, historias de los faraones o ritos religiosos.

Para registrar otro tipo de datos, como cuestiones administrativas o de organización estatal, los egipcios desarrollaron otros sistemas de escritura más sencillos. Hacia finales del segundo milenio antes de Cristo apareció un sistema simplificado llamado hierático y, hacia el siglo VII a. C., el demótico.

En la escritura jeroglífica egipcia, la organización de los ideogramas (dibujos que representan ideas) y fonogramas (dibujos que representan sonidos) se hacía dentro de bloques imaginarios, distribuidos de arriba abajo, de izquierda a derecha o de derecha a izquierda.

Esto quiere decir que la escritura egipcia podía leerse en cualquiera de estas direcciones, dependiendo de hacia dónde miraran las figuras representadas.

El registro más antiguo que se tiene de este sistema data del año 3200 a. C. y se trata de inscripciones realizadas en la Paleta de Narmer, una pizarra tallada que se encontró en el templo de Horus de la antigua ciudad de Hieracómpolis (actual Egipto).

Se estima que la escritura jeroglífica continuó siendo utilizada hasta el siglo V d. C. Luego, su interpretación se perdió por siglos.

¿Cómo se descifraron los jeroglíficos egipcios?

Champollion descifró los jeroglíficos egipcios a partir de la piedra Rosetta.

En el siglo XVIII, las potencias imperialistas de Europa conquistaron Egipto y se apropiaron de esculturas y diferentes objetos de la antigua cultura egipcia de los faraones. Estos objetos fueron a parar a los museos europeos, entre ellos los grandes museos de Londres y París.

Entre aquellas piezas se encontraba un fragmento de un antiguo templo egipcio de la ciudad de Menfis, que había sido construido en 196 a. C. en nombre del faraón Ptolomeo IV. En algún momento de la historia, esta piedra había sido trasladada y reutilizada para una construcción en la localidad de Rosetta, cerca del Delta del Nilo.

La “piedra Rosetta” tenía una inscripción en griego junto a otras dos inscripciones que los europeos del siglo XIX no podían comprender. El científico Thomas Young identificó los nombres de Ptolomeo y Cleopatra y, años más tarde, Jean Francois Champollion reconoció que se trataba de tres versiones del mismo texto en diferentes sistemas de escritura.

En 1822, tras varios años de estudio, Champollion comunicó que había logrado traducir la piedra Rosetta y que estaba trabajando en la elaboración de un diccionario de jeroglíficos egipcios.

Sigue con:

Referencias

  • Ackermann, M. E., Schroeder, M. J. y otros (2008). “hieroglyphics”. Encyclopedia of World History. The Ancient World: Prehistoric Eras to 600 c.e. Vol I. Facts on File.
  • Allen, James P. (2000). Middle Egyptian: An Introduction to the Language and Culture of Hieroglyphs. Cambridge University Press.
  • Gardiner, Alan (1957). Egyptian Grammar, Being an Introduction to the Study of Hieroglyphs. Oxford University Press.

¿Cómo citar?

"Jeroglíficos". Autor: Teresa Kiss. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/jeroglificos/. Última edición: 20 de febrero de 2024. Consultado: 28 mayo, 2024

Sobre el autor

Última edición: 20 febrero, 2024
Revisado por Teresa Kiss
Profesorado de Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires)

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)