Interpretación

Te explicamos qué es la interpretación, el origen del término y en qué contextos se utiliza. Además, cómo la entienden diferentes disciplinas.

interpretacion
La interpretación revela aspectos de lo interpretado y también de quien interpreta.

¿Qué es la interpretación?

La palabra interpretación puede tener múltiples significados, dependiendo del contexto en que la usemos. Sin embargo, en su mayoría tienen que ver con la idea de explicar, traducir o aclarar algo, de manera tal que otras personas puedan comprenderlo mejor o puedan hacerse una idea de qué representa.

Etimológicamente, la palabra interpretar proviene del latín interpretari, vocablo derivado a su vez de interpres, que se usaba para el mediador en un negocio o una transacción comercial.

Esta palabra se compone del prefijo inter (“entre”) y del sustantivo pretium (“precio”), de modo que su sentido es más o menos “entre precios”, como quien negocia o regatea hasta llegar, finalmente, a un acuerdo. Esto último es, posiblemente, lo que haya sobrevivido hasta nuestros días: por ejemplo, le decimos “intérprete” a quien intercede (o “negocia”) entre dos personas que no hablan el mismo idioma, o sea, un traductor en vivo.

Así, usamos el verbo interpretar para situaciones en las que existe un sentido oculto, profundo o secreto que necesita aclararse, establecerse o mostrarse, es decir, que debe ser interpretado. Por ejemplo, los jeroglíficos egipcios fueron interpretados por los egiptólogos, quienes lograron establecer el sentido de lo dicho, a pesar de que la antigua lengua egipcia se encuentra perdida. Lo mismo hacen quienes interpretan un poema o una obra de arte: le asignan un sentido evidente a lo que puede resultar misterioso para el público en general.

Sin embargo, las interpretaciones generalmente dicen más de quien interpreta que de lo interpretado, es decir, arrojan información sobre la manera de pensar del interpretante.

Eso es lo que hacen los psicólogos y psicoanalistas con diferentes test como el Rorschach:  exponen al paciente a un estímulo (una imagen, un sonido o incluso un sueño que ha tenido) y le piden que lo interprete, esto es, que le asigne un sentido y un significado de acuerdo a su historia y sus perspectivas. Al hacerlo, el paciente revela información sobre su propia mente, ya que las figuras no tienen un sentido “verdadero”, sino que pueden reflejar muchas cosas dependiendo del individuo.

De hecho, el padre del psicoanálisis Sigmund Freud (1856-1939) publicó diversos trabajos en torno a la interpretación de los sueños, en los que proponía un método para emplear las imaginaciones nocturnas para ingresar a la psique del paciente y obtener información científica sobre sus dolencias emocionales o afectivas.

Algo similar ocurre en el ámbito de las artes escénicas y la música: se suele hablar de “interpretantes” o “intérpretes” para referirse a quienes tocan los instrumentos o a los actores que escenifican una obra. En el primer caso, el músico interpreta en sonidos lo anotado en su partitura, al igual que el actor interpreta en acciones lo escrito en el guion.

Por lo tanto, son sinónimos de interpretar: traducir, analizar, leer, comprender, explicar y aclarar; y por el contrario, son antónimos de este verbo: oscurecer, confundir y ocultar.

Sigue con: Exégesis

Referencias

¿Cómo citar?

"Interpretación". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/interpretacion/. Última edición: 6 de mayo de 2022. Consultado: 19 de mayo de 2022

Sobre el autor

Última edición: 6 mayo, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)