Fracaso

Te explicamos qué es el fracaso y el origen del término. Además, cuál es su sentido específico en diferentes contextos.

fracaso
El fracaso es algo que ocurre sin que lo esperemos y que tiene consecuencias negativas.

¿Qué es el fracaso?

En el lenguaje cotidiano, entendemos el fracaso como lo contrario del éxito, esto es, como sinónimo de derrota, ruina o caída. De hecho, la primera acepción que ofrece el diccionario de la Real Academia Española apunta al “resultado adverso de una empresa o negocio”, es decir, que el fracaso es aquello que sale irremediablemente mal en cualquier ámbito.

Por lo tanto, definir el fracaso puede ser tan complejo y difícil como definir el éxito, ya que su sentido depende en gran medida del contexto.

Históricamente, la palabra fracaso proviene del bajo latín italiano fracassare, cuya traducción aproximada sería “quebrar algo en pedazos”, asociando desde momentos tempranos la noción del fracaso con la del accidente, es decir, con aquello que ocurre sin que lo esperemos y que trae consigo consideraciones negativas y definitivas.

De hecho, no todo accidente es un fracaso, y para eso tenemos la palabra serendipia, que describe un accidente afortunado; pero es cierto que las asociaciones emocionales y sentimentales que suscitan los accidentes desafortunados son la base para comprender qué cosa es el fracaso.

Así, cuando hablamos de fracaso estamos refiriéndonos a algo que vivimos en términos desastrosos, catastróficos o, al menos, contrarios a nuestro deseo. El fracaso es una situación desafortunada que no tiene reparo ni compón: un atleta que es derrotado por su rival, un ejército que es masacrado en combate, o simplemente un negocio que no logra ser rentable y va a la quiebra, por citar algunos ejemplos posibles.

Lo particular de la noción de fracaso es que, en la mayoría de sus sentidos, tiende a hacer énfasis en la responsabilidad del fallo, prestando poca atención a los detalles azarosos o contextuales.

Por eso, en una cultura orientada hacia el éxito y la innovación como la del capitalismo industrial de los siglos XX y XXI, junto a la idea de fracaso se maneje la de fracasado: una persona que no logra tener éxito, lo cual repercute en la manera en que la sociedad evalúa sus talentos, su inteligencia, sus capacidades. No en vano este término, “fracasado”, se utiliza como insulto en numerosos contextos (como el popular loser proveniente del inglés).

En cambio, en otros contextos, el fracaso o el fallo se vincula con la noción de sistema, como es el caso del ámbito médico: cuando se habla de “fracaso renal agudo”, por ejemplo, se refiere al cese repentino y definitivo de funciones de dichos órganos (los riñones), sin que se contemple algún tipo de responsable.

Incluso cuando se dice que una intervención quirúrgica “fue un fracaso”, no se tiende a subrayar la incapacidad del médico, ni a culparlo de lo ocurrido, sea o no efectivamente su responsabilidad.

Por último, la idea de fracasar puede estar vinculada a ciertas patologías emocionales como la atychiphobia o “miedo al fracaso”, que consiste en un miedo paralizante y frustrante al los resultados adversos, que le impide a la persona correr riesgos o llevar a cabo acciones con las que, posiblemente, podría alcanzar el éxito, a veces incluso con relativa facilidad.

Sigue con: Debilidades de una persona

Referencias

¿Cómo citar?

"Fracaso". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/fracaso/. Última edición: 5 de agosto de 2021. Consultado: 23 de septiembre de 2021

Sobre el autor

Última edición: 5 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)