Inseguridad

Te explicamos qué es la inseguridad, el origen del término, su sentido general y su significado específico en el ámbito emocional y ciudadano.

inseguridad
La inseguridad es la percepción de que estamos corriendo un riesgo.

¿Qué es la inseguridad?

Por la palabra “inseguridad” se entiende, en un rango muy amplio de contextos, la falta de seguridad, es decir, una idea similar a la incertidumbre, el riesgo, el no saber qué va a ocurrir.

Este tipo de impresión generalmente conduce a la angustia o a la sensación de estar corriendo peligro, dado que el ser humano suele sentirse confortable en las situaciones predecibles, repetitivas y cotidianas, más que en aquellas en las que no sabe qué cosa esperar. Es un rasgo conductual primitivo e instintivo que compartimos con muchas especies animales.

La palabra proviene del latín securitas, cuya raíz es otro verbo latino anterior: curare, traducible como “curar”. De modo que aquello que está seguro es, en un sentido ancestral, aquello que tiene cura o que es posible curar, arreglar, componer, etc. Por lo tanto, la inseguridad vendría siendo la sensación o la percepción de que estamos ante un daño posible, de que podría ocurrir algo irreparable, irresoluble.

Si bien el término es utilizado en ámbitos tan distintos como la computación (vinculado con la vulnerabilidad de los sistemas a hackers y piratas informáticos), la psicología y la calidad de vida, es en estos últimos dos en los que suele ser más empleada cotidianamente. Por ende, conviene ver cada uno de ellos por separado.

Puede servirte: Introvertido

Inseguridad emocional

En el ámbito de la psicología y las emociones, se entiende la inseguridad como la sensación de malestar, nerviosismo o incomodidad que se experimenta ante situaciones percibidas como de vulnerabilidad. O sea, cuando un sujeto se siente expuesto, en una posición frágil, amenazado (no necesariamente en un sentido físico, sino también afectivo), comienza a experimentar los síntomas de la inseguridad.

Usualmente, ello se traduce en que el cuerpo se prepara inconscientemente para una situación de peligro, incrementando las palpitaciones cardíacas (para que los músculos respondan más rápido), segregando adrenalina (para un “extra” de rapidez de reacción), y la propia mente se dispone hacia la agresión, la sumisión o la huida, respuestas instintivas de la especie ante un peligro real.

Todo ello se suele considerar como mecanismos de defensa, incluso si el peligro percibido no es real, o sencillamente no es tan grave. Por ejemplo, una persona puede sentirse vulnerable ante la intimidad, o ante la atención de los demás, o ante ciertas situaciones, y su reacción, en lugar de ayudarle a sobrellevarlas mejor, le entorpece su desempeño.

Así, la inseguridad puede retroalimentar negativamente el circuito, pues la próxima vez que se encuentre en dichas situaciones, se sentirá más amenazado todavía, dado su fracaso anterior.

Todos los seres humanos experimentamos la inseguridad emocional en alguna etapa de nuestras vidas, y reaccionamos a ella de la manera en que mejor podemos. Sin embargo, cuando los mecanismos de defensa, como en el ejemplo anterior, sitúan a la persona en una situación de sufrimiento reiterado, quizás sea el momento de consultar a un psicoterapeuta.

Inseguridad ciudadana

En el ámbito de la sociedad, se entiende la inseguridad como la presencia real de riesgos o amenazas para la salud de los habitantes de una ciudad, país o región. Puede surgir de diversos factores, como pueden ser la violencia urbana (asociada, generalmente, a la criminalidad), la acción de las fuerzas naturales (desastres naturales), u otros factores propios de la vida en sociedad.

La seguridad ciudadana, también llamada seguridad pública, suele ser una tarea a cumplir por el Estado, a quien se le otorga el monopolio de la violencia a través de las fuerzas del orden público (policía, bomberos, militares, etc.). El Estado también maneja el sistema judicial para castigar los delitos y resarcir a las víctimas. La conducción de la sociedad debe garantizar la seguridad ciudadana, o sea, combatir la inseguridad en todas sus formas.

Así, cuando se habla de ciudades o naciones muy inseguras o con mucha inseguridad, como pueden ser distintas regiones del llamado Tercer Mundo, por ejemplo, se hace referencia a que las personas que las habitan están mucho más expuestas al peligro o a la violencia de lo que lo están los ciudadanos de regiones más seguras.

Referencias

¿Cómo citar?

"Inseguridad". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/inseguridad/. Última edición: 5 de agosto de 2021. Consultado: 21 de octubre de 2021

Sobre el autor

Última edición: 5 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)