Concepto de
Sinónimo

Te explicamos qué son los sinónimos, qué tipos de sinónimos existen y diversos ejemplos. Además, qué son los antónimos.

sinonimos
La sinonimia es una relación de semejanza o identidad de significados.

¿Qué son los sinónimos?

Las palabras tienen significados asociados, más de uno en ciertas ocasiones, y dichos significados pueden, en teoría, coincidir. Cuando ello ocurre, estamos en presencia de un fenómeno llamado sinonimia, entendido como una relación de semejanza o identidad de significados entre distintos significantes, pertenecientes siempre a la misma categoría gramatical.

Dicho de otro modo, dos palabras del mismo tipo que poseen prácticamente el mismo significado, a pesar de poseer distinta forma, son palabras sinónimas. Un ejemplo son las palabras lejano y distante. Sin embargo, la sinonimia no es una relación exacta, y rara vez dos palabras tienen el mismo idéntico significado, sin ningún matiz de algún tipo que las diferencie.

De hecho, si revisamos el ejemplo anterior, notaremos que, si bien en ciertos contextos lejano y distante son perfectamente intercambiables, en otros realmente no lo son, especialmente cuando se trata de usos figurados o contextuales: no es exactamente lo mismo decir que Diego está distante con María que Diego está lejano con María.

Es posible, entonces, afirmar que la sinonimia perfecta no existe, ya que ninguna palabra es un equivalente perfecto de otra en absolutamente todos los contextos, pero en líneas generales, y para efectos prácticos, podemos asumir que sí existe.

Ver también: Semántica

Tipos de sinónimos

Existen dos tipos de sinonimia:

  • Total. Cuando el significado compartido coincide perfectamente.
  • Parcial. Cuando el significado compartido coincide sólo en ciertos aspectos.

Pero dado que, como hemos dicho, estrictamente hablando toda sinonimia es siempre parcial, podemos distinguir cuatro clases de relación sinónima dependiendo del tipo de semejanza entre los significados:

  • Sinonimia conceptual. Cuando las dos palabras aluden a un mismo concepto, o sea, a un mismo referente real, si bien alguna será preferida por las diversas comunidades de habla que existan. Por ejemplo: asno – borrico – burro – jumento.
  • Sinonimia referencial. Las dos palabras remiten a un mismo referente, sin que signifiquen exactamente lo mismo en sí mismas. Por ejemplo: cerveza – licor – bebida.
  • Sinonimia contextual. Cuando las palabras sinónimas pueden intercambiarse sólo en determinados contextos, en los que sus significados coinciden. Por ejemplo: Tu amigo es muy pesado – Tu amigo es muy antipático – Tu amigo es muy repelente.
  • Sinonimia de connotación. Aquellos casos en que una palabra gana sentidos nuevos por un uso dialectal o circunstancial, y por lo tanto adquiere relaciones de sinonimia que no estaban originalmente contempladas. Por ejemplo: El partido de fútbol estuvo brutal – El partido de fútbol estuvo bueno.

Ejemplos de sinónimos

Algunos ejemplos de sinonimia son los siguientes:

  • Brillo – luminosidad.
  • Orden – organización.
  • Bruja – hechicera.
  • Loco – demente.
  • Exilio – ostracismo.
  • Empeño – afán.
  • Comportamiento – actuación.
  • Padre – progenitor.
  • Tedio – aburrimiento.
  • Zopenco – tonto – idiota.
  • Perro – canino – can.
  • Rostro – semblante – facciones.
  • Tramar – urdir – maquinar.
  • Bueno – Chévere – Bacán – Chido – Copado.

Antónimos

Si los sinónimos son palabras que comparten hasta cierto punto el mismo significado, los antónimos por el contrario son aquellas palabras que poseen significados totalmente contrarios, o sea, que constituyen su opuesto lexical. Por ejemplo: bonito – feo, emocionante – aburrido, grande – pequeño, día – noche, brillante – opaco.

Sigue en: Antónimos

Referencias:

Última edición: 9 de septiembre de 2020. Cómo citar: "Sinónimo". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/sinonimo/. Consultado: 23 de octubre de 2020.

Artículos recomendados