Concepto de
Homónimos

Te explicamos qué son los homónimos, las diferencias entre homofonía y homografía y diversos ejemplos. Además, qué son los parónimos.

homonimos
Los homónimos pueden parecerse por su ortografía o por su sonido.

¿Qué son los homónimos?

En lingüística, los homónimos son palabras que tienen la misma forma pero un origen histórico y significado totalmente distintos. El término homonimia proviene de los vocablos griegos homo (“igual”) y nymos (“nombre”), y puede refererirse a la pronunciación y/o a su grafía.

Es importante diferenciar la homonimia de la polisemia. Esto último consiste en que una misma palabra adquiera diferentes significados posibles, dependiendo de su contexto de uso, pero que en todos los casos poseen un mismo origen etimológico. La homonimia, en cambio, implica la convergencia de dos palabras totalmente distintas bajo un mismo signo.

Existen dos formas posibles de homonimia, cada una de las cuales recibe un nombre distinto:

  • Homofonía, cuando se trata de dos palabras cuya pronunciación es coincidente, pero su grafía distinta. Es el caso de “vasta” y “basta”, dado que en la mayoría de las variantes del español los fonemas correspondientes a la v y a la b se pronuncian indistintamente (o sea, como la b).
  • Homografía, cuando se trata de dos palabras de idéntica grafía, o sea, que se escriben de la misma manera, aunque no necesariamente coincidan en su pronunciación. Es el caso por ejemplo de “vino” (del verbo venir) y “vino” (la sustancia alcohólica).

Por último, las palabras homónimas pueden reconocerse porque poseen entradas distintas en un diccionario de la lengua.

Puede servirte: Habla

Ejemplos de palabras homónimas

A continuación presentamos algunos ejemplos de palabras homónimas de distinto tipo en español:

  • Honda (resortera) y Onda (ondulación) son homónimas homófonas.
  • Baya (fruto comestible), Vaya (del verbo ir) y Valla (anuncio publicitario) son homónimas homófonas.
  • Ola (del mar) y Hola (el saludo) son homónimas homófonas.
  • Voto (del verbo votar) y Boto (del verbo botar) son homónimas homófonas.
  • Cola (de los animales) y Cola (pegamento) son homónimas homógrafas.
  • Seco (adjetivo que significa no mojado) y Seco (del verbo secar) son homónimas homógrafas.
  • Nada (ninguna cosa) y Nada (del verbo nadar) son homónimas homógrafas.
  • Vela (instrumento para iluminar) y Vela (del verbo velar) son homónimas homógrafas.
  • Mira (del verbo mirar) y Mira (por donde se apunta) son homónimas homógrafas.
  • Talla (del verbo tallar) y Talla (de la ropa) son homónimas homógrafas.

Homónimos y parónimos

Las palabras parónimas son aquellas que se asemejan en su sonido pero poseen significados y etimologías radicalmente distintas. Su pronunciación no es necesariamente idéntica. A este efecto se le conoce como paronomasia o paronimia, y así como puede dar lugar a faltas ortográficas, también puede ser empleado con un sentido literario.

Un caso típico de paronomasia es el existente entre “a” (preposición), “ah” (exclamación) y “ha” (del verbo haber), que suenan muy parecido, aunque tengan grafías y significados distintos. Los parónimos pueden o no ser homónimos también, según sea el caso.

Más en: Parónimos

Referencias:

Última edición: 26 de octubre de 2020. Cómo citar: "Homónimos". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/homonimos/. Consultado: 15 de abril de 2021.