Concepto de
Palabras Homógrafas

Te explicamos qué son las palabras homógrafas, ejemplos y su uso en diversas oraciones. Además, palabras homófonas y polisémicas.

palabras homografas vela
Los homógrafos se escriben de la misma forma pero no significan lo mismo.

¿Qué son las palabras homógrafas?

Se conoce como palabras homógrafas a aquellas que, a pesar de significar cosas enteramente distintas, poseen una misma manera de escribirse. De este modo, a cualesquiera dos palabras que se escriban igual pero tengan referentes distintos, se las conocerá como homógrafos (del griego hómoios, “igual”, y graphos, “escritura”).

La homografía es, al igual que la homofonía, un caso particular de la homonimia, es decir, de palabras homónimas, que son aquellas que comparten una identidad, un nombre. En el caso de las homógrafas, dicha identidad tiene que ver con su grafía, su modo de escribirse.

Este fenómeno es común en los distintos idiomas del mundo. En algunos casos la semejanza de escritura se rompe a la hora de pronunciarse, como en el caso de los vocablos ingleses read (pronunciado [rid], “leer”) y read (pronunciado [red], leí).

Sin embargo, en la lengua española este tipo de discrepancias nunca ocurren, y absolutamente todas las palabras homógrafas comparten también su pronunciación, o sea, todas las homógrafas son homófonas (aunque no viceversa: cayo y callo se pronuncian igual, pero tienen distinta grafía).

Puede servirte: Lenguaje

Ejemplos de palabras homógrafas en español

Algunos ejemplos simples de palabras homógrafas en nuestro idioma son las siguientes:

  • Cerca (próximo en distancia) / Cerca (delimitación, alambrado)
  • Libra (unidad de peso) / Libra (del verbo librar)
  • Uno (el número) / Uno (del verbo unir)
  • Ve (imperativo del verbo ver) / Ve (imperativo del verbo ir)
  • Botar (tirar a la basura) / Botar (rebotar una pelota)
  • Cola (pegamento) / Cola (apéndice trasero de algunos animales)
  • Borra (residuo del café) / Borra (borrador)
  • Bote (pérdida de agua) / Bote (embarcación)
  • Vela (para iluminar) / Vela (para navegar)
  • Nada (ninguna cosa) / Nada (del verbo nadar)
  • Vino (bebida alcohólica) / Vino (del verbo venir)
  • Sal (condimento de mesa) / Sal (del verbo salir)
  • Llave (para abrir las puertas) / Llave (para cambiar neumáticos)
  • Pila (batería) / Pila (montaña de cosas)

Oraciones con palabras homógrafas en español

palabras homografas cola
En español, las palabras que se escriben igual, también se pronuncian de la misma forma.

Del mismo modo, algunas oraciones posibles con palabras homógrafas en ellas son:

  • Hijo, ve a la esquina y ve si llegó Jacinta.
  • El burro está cerca del establo, atado en la cerca de madera.
  • La pila del control remoto debe estar entre esa pila de cosas.
  • Sal a comprar sal, por favor.
  • Y si el paciente no se cura, le traemos un cura de la iglesia.
  • El gato tumbó el envase de cola con la cola.
  • Vino uno de la calle, pero solo uno.
  • Este es el borrador de mi novela, no sabes cuánto usé el borrador al escribirlo.
  • La copa de aquel árbol parece una copa de vidrio.
  • En Lima compré una lima.
  • Hace rato vino Juan, pero no trajo el vino.
  • No sé por qué me río, si estoy en medio de este río.
  • Amo ser el amo de mi perro.

Palabras homógrafas y palabras homófonas

Así como existen las palabras homógrafas, esto es, que comparten grafía o forma de escritura, existen también las palabras homófonas, que comparten sonido o forma de pronunciación.

Por ejemplo, vello (pelo corporal) y bello (que posee belleza) tienen grafías distintas, pero una sola pronunciación, ya que la diferencia fonética entre la /v/ y la /b/ está en desuso en todas las variantes existentes del español. A este fenómeno se le conoce como homofonía (del griego hómoios, “igual”, y phoné, “voz”).

Además, en ocasiones, dos palabras homófonas pueden ser homógrafas también, como en el caso ya visto de cerca (cercano a) o cerca (separación, alambrado).

Más en: Palabras homófonas

Palabras polisémicas

palabras homografas sierra polisemia
La polisemia es la posibilidad de utilizar la misma palabra con distintos significados.

La palabra polisemia (del griego poli-, “muchos”, y sema, “significado”) se emplea para indicar que una misma palabra posee múltiples significados asociados. Es decir, que a una misma realización gráfica y fonética se le pueden asignar, dependiendo del contexto, diferentes referentes. Por ejemplo:

  • Banco. Remite tanto al banco de las plazas, donde uno se sienta, como a la institución financiera en la que uno deposita su dinero, o a un conjunto de peces (similar a cardumen).
  • Sierra. Remite a una cadena montañosa (también llamada serranía), al mismo tiempo que a una herramienta para cortar, y a un tipo de pez.

La polisemia se puede distinguir de la homonimia (dentro de la cual está la homografía) en que las palabras homónimas presentan entradas léxicas distintas en un diccionario, ya que en el fondo son dos palabras diferentes que suenan igual.

Por el contrario, las palabras polisémicas presentan una única entrada en el diccionario, ya que se trata de una misma palabra que fue asumiendo distintos significados.

Sigue con: Palabras homónimas

Referencias:

Última edición: 17 de septiembre de 2020. Cómo citar: "Palabras Homógrafas". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/palabras-homografas/. Consultado: 25 de octubre de 2020.