Concepto de
Diccionario

Te explicamos qué es un diccionario, las partes que lo componen y cómo se usa. Además, las características de cada tipo de diccionario.

diccionario
Los diccionarios son útiles en el aprendizaje de nuevos idiomas.

¿Qué es un diccionario?

Un diccionario es cierto tipo de libro de consulta, en el que se brinda ayuda respecto al idioma: el significado de las palabras, su etimología, sinónimos y antónimos, equivalentes en otros idiomas, ciertos sentidos muy específicos de un ámbito técnico o especializado, y un gigantesco etcétera.

No se sabe a ciencia cierta cuándo se inventaron los diccionarios, pero hay razones para creer que el primero surgió en la Antigua Mesopotamia, alrededor del año 2.300 a. C., como parte de la famosa Biblioteca de Asurbanipal. Se trata de un conjunto de textos cuneiformes que explican el sentido de ciertas palabras.

Posteriormente, en la Antigua Grecia del siglo IV a. C., se sabe que el poeta Filetas realizó un compendio de los términos más complicados de la obra de Homero, como ayuda para su estudio y comprensión, antecesor del Léxico Homérico compuesto por Apolonio en el primer siglo de nuestra era.

Sin embargo, la palabra diccionario nació en 1220 con un libro de ayuda para la dicción latina compuesto por el inglés John de Garland, y pronto pasó a reemplazar al término empleado hasta entonces: glosario. Lo curioso es que este tipo de obras medievales, generalmente bilingües (latín y alguna lengua vulgar), no eran propiamente un diccionario, al menos como lo entendemos hoy, pero son los antecesores directos de este tipo de libros.

Los diccionarios son libros prácticos, que pueden existir tanto en formato físico como electrónico, y que son fruto, comúnmente, de los esfuerzos de equipos de lingüistas lexicógrafos, o especialistas similares. Son frecuentes en las instituciones académicas y escolares, así como en el aprendizaje de nuevos idiomas, y como herramienta típica en el oficio de profesionales como escritores, periodistas y abogados, por ejemplo.

Ver además: Léxico

Partes de un diccionario

Los diccionarios, si bien pueden tener contenidos muy diversos, generalmente constan de los siguientes elementos:

  • Apartado. Una sección del diccionario, compuesta por un conjunto de artículos que presentan un tema o letra en común.
  • Artículo. Cada una de las respectivas divisiones del contenido de un diccionario, es decir, sus unidades mínimas funcionales.
  • Entrada. Escrita en negritas al inicio de cada artículo, contiene una pieza léxica (o sea, una palabra o término) cuya explicación sigue a lo largo del artículo.
  • Pronunciación. Usualmente escrita en lenguaje fonético internacional, reproduce los sonidos necesarios para pronunciar la entrada correctamente.
  • Etimología. En algunos casos aparece luego de la entrada, entre paréntesis y en cursivas, explicando muy brevemente el origen histórico del término.
  • Definición. El grueso del artículo, en el que se explica el sentido del término buscado o se brinda la información que el lector busca, sea la que sea.
  • Prefacio e indicaciones sobre su uso. Usualmente ubicados al inicio del libro, brindan información relevante sobre su modo de empleo, su composición, etc.
  • Anexos. Muchos diccionarios suelen finalizar con apartados especialmente dedicados a recopilar información suplementaria, como conjugaciones, glosarios especializados, etcétera.

¿Cómo se usa un diccionario?

Los diccionarios son libros de consulta rápida, es decir, que no se leen de principio a fin, ni de manera continua, sino que se los abre para ir directamente a resolver una duda, hallar una definición o lo que sea que estemos buscando en el momento. Por eso, a pesar de ser libros voluminosos en general, no solemos dedicarles más que unos minutos por vez.

Los diccionarios están organizados alfabéticamente en su totalidad, de modo que para buscar una entrada debemos orientarnos a través de las marcas que nos ofrecerá en la parte superior de la página, o bien del propio índice del libro, para buscar la letra correspondiente y, dentro de dicho apartado, la entrada que nos interesa.

Una vez hallada y leído lo que el diccionario tiene para decir, podemos dar por resuelta la duda y cerrar el libro, o acaso realizar una nueva búsqueda tantas veces como sea necesario.

Tipos de diccionarios

Los diccionarios pueden ser de muchos tipos distintos, cada uno de los cuales posee un uso específico dentro del lenguaje, y nos brinda un cierto tipo de información especializada y puntual. Los principales tipos de diccionarios son:

  • Diccionarios de la lengua. Son diccionarios monolingües que abordan un idioma en general, describiendo el sentido y significado de sus palabras, y junto con valiosa información gramatical. Pueden clasificarse en:
    • Normativos. Son aquellos que reúnen el uso “correcto” de la lengua, es decir, que se rigen por la norma culta. Tal es el caso del Diccionario de la Lengua de la Real Academia Española, por ejemplo.
    • De uso práctico. En lugar de regirse por la norma culta del idioma, estos son diccionarios que enfrentan la lengua desde el punto de vista de su uso, es decir, desde un punto de vista más práctico. Es el caso, por ejemplo, del Diccionario de Uso del Español (DUE) de María Moliner.
    • De dudas. En este caso, se trata de diccionarios que buscan atajar y resolver las posibles dudas respecto al uso del idioma, sus variaciones y complejidades, tanto para hablantes nativos como extranjeros. Un ejemplo es el Diccionario Panhispánico de Dudas de la Real Academia Española.
    • De sinónimos y antónimos. Como su nombre lo indica, contienen en lugar de definiciones de las palabras (o además de ellas), un conjunto de sinónimos y antónimos posibles. 
  • Diccionarios bilingües. Son libros que sirven de intermediario entre dos idiomas, estableciendo correspondencias entre los mismos términos en un idioma y en otro, de manera que pueda usarse para acompañar la traducción o el habla por parte de extranjeros de cualquiera de los dos idiomas. Por ejemplo, un Diccionario inglés-español/español-inglés.
  • Diccionarios etimológicos. En este caso, las entradas del diccionario no ofrecen necesariamente una definición, sino una historia del término: de dónde viene, cuáles son sentidos originales y cambios históricos, y cómo llegó a ser la palabra que usamos hoy. El diccionario de este tipo más célebre del español es el Tesoro de la lengua castellana o española (1611) de Sebastián de Covarrubias y Orozco.
  • Diccionarios especializados. Se trata de diccionarios con un altísimo nivel de especialización, es decir, para un público con conocimientos técnicos o académicos. Si bien siguen siendo diccionarios monolingües, su contenido está orientado no al común del hablante de la lengua, sino a quienes aprenden o practican un área específica del saber. Por ejemplo: un diccionario de términos médicos, o un diccionario de términos informáticos.
  • Diccionarios enciclopédicos. Al ser un cruce de diccionario y enciclopedia, estos diccionarios ofrecen al lector mucho más que una breve definición de la palabra, incluyendo el contexto histórico, científico, práctico y cultural asociado al término. O sea, en cada entrada se ofrece un conjunto de saberes divulgativos (o técnicos, en caso de un diccionario enciclopédico especializado), que trascienden lo estrictamente lingüístico.

Sigue con: Bibliografía

Referencias:

Última edición: 11 de febrero de 2021. Cómo citar: "Diccionario". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/diccionario/. Consultado: 27 de febrero de 2021.

Artículos recomendados