Concepto de
Antónimo

Te explicamos qué son los antónimos y la antonimia, qué tipos existen y múltiples ejemplos. Además, qué son los sinónimos.

antonimo
Los antónimos deben pertenecer a la misma categoría gramatical.

¿Qué son los antónimos?

Los antónimos son aquellas palabras cuyos significados son exactamente opuestos entre sí, es decir, que significan lo contrario la una de la otra, siempre y cuando pertenezcan a la misma categoría gramatical (o tipo de palabra).

La antonimia, que es como se llama a este tipo de relación entre los significados de las palabras, puede ser de distintos tipos, dependiendo del modo en que las palabras se contradigan.

Existen cientos de antónimos en cualquier idioma, que no necesariamente son sinónimos entre sí, ya que el modo en que el significado se maneja en una lengua es siempre complejo. Es decir, “hermoso” es antónimo de “grotesco” y también de “monstruoso”, pero estos dos últimos no son equivalentes, aunque estén relacionados.

Por esta razón suelen recogerse los antónimos en diccionarios de sinónimos y antónimos, una herramienta común para quienes aprenden una lengua.

Ver además: Lenguaje

Tipos de antónimo

Existen tres tipos de relación de antonimia:

  • Antonimia gradual. Ocurre cuando las dos palabras se oponen de una manera no absoluta, es decir, que existen otros significados en distinto grado, como ocurre entre “caliente” y “frío”, que existen los grados intermedios “templado”, “tibio”, etc.
  • Antonimia complementaria. Ocurre cuando el significado de una palabra es incompatible con el de la otra, es decir, se excluyen: si existe una, no existe la otra. Por ejemplo: “vida” y “muerte”, no hay términos intermedios.
  • Antonimia recíproca. Las palabras se oponen de manera complementaria, o sea, que no puede darse una sin la otra, ya que constituyen un conjunto total. Por ejemplo: “comprar” y “vender”, ya que para que alguien compre algo el dueño anterior tiene que venderlo.

Ejemplos de antónimos

antonimo complementarios
Los antónimos complementarios se excluyen entre sí.

A continuación, recogemos en una lista un conjunto de palabras antónimas:

  • Ágil / torpe
  • Cortés / grosero
  • Obtuso / agudo
  • Fresco / caluroso
  • Congelado / derretido
  • Embellecer / afear
  • Puntiagudo / romo
  • Alegre / triste
  • Feliz / deprimido
  • Humilde / arrogante
  • Diligente / perezoso
  • Valiente / cobarde
  • Subir / bajar
  • Empujar / jalar
  • Pesado / liviano
  • Entrar / salir
  • Consumir / producir
  • Saber / ignorar
  • Lograr / fracasar
  • Dormir / despertar
  • Rebeldía / sometimiento
  • Maldad / bondad
  • Ganar / perder
  • Ascender / descender
  • Orgullo / vergüenza
  • Absoluto / relativo
  • Gigante / enano
  • Fácil / difícil
  • Resolver / complicar
  • Luminoso / oscuro
  • Esclavo / amo
  • Acción / reacción

Antónimos y sinónimos

La antonimia es, gramaticalmente, lo contrario a la sinonimia: si los antónimos son palabras cuyos significados se oponen, los sinónimos son palabras cuyos significados son muy parecidos, por no decir el mismo. Es decir, dos palabras que pueden, hasta cierto punto, intercambiarse sin alterar el sentido de lo dicho, son palabras sinónimas.

Sin embargo, a diferencia de la antonimia, que sí es total, la sinonimia nunca podrá darse al 100%, ya que siempre existirán matices, por pequeños o subjetivos que sean, entre un término y otro. Es por ello que se dice a menudo que la sinonimia en verdad no existe, sino que representa un conjunto de aproximaciones.

Más en: Recíproco

Referencias:

Última edición: 17 de septiembre de 2020. Cómo citar: "Antónimo". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/antonimo/. Consultado: 25 de octubre de 2020.

Artículos recomendados