Concepto de
Heterótrofo

Te explicamos qué es un ser heterótrofo, en qué consiste su nutrición y cómo se clasifican. Además, sus características y ejemplos.

Heterótrofos
Los heterótrofos no son capaces de autosustentarse a partir de la materia inorgánica.

¿Qué es un ser heterótrofo?

Los seres vivientes conocidos pueden clasificarse en dos grandes tipos, dependiendo del modelo de procesos de nutrición que los caractericen: los heterótrofos y los autótrofos, es decir, los que presentan nutrición heterótrofa y nutrición autótrofa.

Se conoce como heterótrofos a los seres vivos que no son capaces de autosustentarse a partir de la materia inorgánica del medio ambiente, sino que necesitan consumir la materia orgánica de otros seres vivientes para poder nutrirse y continuar viviendo.

En ello se distinguen de los seres autótrofos, capaces de aprovechar la energía y la materia inorgánica para elaborar su alimento (como las plantas, que aprovechan el agua y la luz solar para hacer fotosíntesis).

De ese modo, los seres autótrofos se consideran productores, mientras que los heterótrofos se consideran consumidores. Sin los primeros, los segundos no podrían existir a la larga, pues eventualmente se acabarían los seres vivientes que consumir.

Los seres heterótrofos pueden clasificarse según sus preferencias alimentarias en:

  • Herbívoros. Aquellos que se alimentan principalmente de plantas y vegetales, frutas o néctar floral, es decir, que obtienen su materia orgánica del reino vegetal.
  • Carnívoros. También conocidos como depredadores, se alimentan del cuerpo de otros heterótrofos, sean herbívoros, carnívoros más pequeños o de cualquier tipo. Son los cazadores de cada hábitat, que mantienen a raya el crecimiento poblacional de sus presas.
  • Detritófagos. El departamento de reciclaje de la naturaleza lo componen los detritófagos, aquellos seres heterótrofos que se encargan de los residuos de la alimentación de los grandes depredadores, o de la materia orgánica que cae de los árboles, en fin, de todo lo que puede considerarse materia orgánica de desecho. Las aves carroñeras, los hongos y muchos insectos cumplen este rol cotidianamente.
  • Omnívoros. Aquellos que se alimentan de todo, es decir, que pueden combinar en su dieta alimentos provenientes de distinto origen: carnívoro, herbívoro e incluso en algunos casos detritófago. El hombre es un caso evidente de esto.
  1. Ejemplos de seres heterótrofos

Los seres heterótrofos abarcan todos los animales, los hongos y la mayoría de los organismos unicelulares. Podemos ofrecer algunos ejemplos de ello:

  • Los grandes depredadores felinos. Como el tigre, el león, la pantera, el puma o el chita, poseen una dieta exclusivamente carnívora, por lo que deben cazar a otros animales, por lo general a herbívoros de buen tamaño.
  • Los peces y mamíferos marinos. Desde el tiburón a la sardina, desde el atún al delfín, la vida en el mar es un constante comer o ser comido. Los peces grandes devoran a los pequeños y se nutren de su materia orgánica, y éstos a su vez se alimentan de pequeños crustáceos o de plancton.
  • Los hongos en su totalidad. Aunque no lo parezcan en algunos casos, los hongos son seres heterótrofos a medio camino entre animal y planta. Poseen estructuras corporales parecidas al reino vegetal (como células con pared celular) pero se alimentan de la materia orgánica en descomposición: madera, pintura, suelos ricos en humus, e incluso el cuerpo de otros seres vivos.
  • Los grandes herbívoros africanos. Los animales de gran tamaño y alimentación herbívora, como las jirafas, rinocerontes, elefantes, gacelas y demás, que suelen ser presa de los grandes depredadores.
  • Los protozoarios. Estos organismos unicelulares y microscópicos habitan en ambientes húmedos y medios acuáticos, o dentro del organismo de los seres que en algunos casos parasitan. Se alimentan fagocitando otras células vivientes para incorporarlas al interior de su cuerpo, o absorbiendo nutrientes a través de su membrana celular. En algunos casos se consideran semi-heterótrofos o parcialmente autótrofos, dependiendo de la especie.
  • Los seres humanos. Un ejemplo claro de dieta heterótrofa es la nuestra, que combina idealmente alimentos vegetales, animales y provenientes de diversos seres vivos. Aunque también debamos tomar agua, como el resto de los animales, no podemos subsistir de ella únicamente.
  • Algunas bacterias. El reino de las bacterias es enorme y diverso, lo cual incluye algunas especies autótrofas (fotosintéticas o quimiosintéticas) y otras heterótrofas, como las que invaden nuestro organismo en caso de infecciones. Dichas bacterias se alimentan entonces de nuestras propias células y tejidos.
  • Los arácnidos. Arañas, escorpiones y centípedos son las criaturas que componen esta categoría, las cuales son algunos de los más temibles depredadores del mundo de los artrópodos. Grandes cazadores de insectos, han desarrollado cada uno sus estrategias para capturar a sus presas, de cuyos fluidos internos alimentarse.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Conceptos (2018). "Heterótrofo". Recuperado de: https://concepto.de/heterotrofo/


Citar

Citado APA: (A. 2018,10. Concepto de Heterótrofo. Equipo de Redacción de Concepto.de. Obtenido 2018,11, de https://concepto.de/heterotrofo/)

Citar

Citado Enciclopédico: Equipo de Redacción de Concepto.de, 2018,10. Concepto de Heterótrofo. Editorial Concepto.de (Enciclopedia online). Argentina.