Reproducción de los hongos

Te explicamos cómo se reproducen los hongos y las características de estos seres vivos. Además, cómo es su reproducción sexual y asexual.

reproduccion de los hongos fungi
Los hongos se reproducen a través de esporas.

¿Cómo es la reproducción de los hongos?

Los hongos son seres vivos eucariotas pertenecientes al reino Fungi. Aquí se agrupan las levaduras, que son unicelulares, y los mohos y las setas, que son pluricelulares.

Estos organismos se caracterizan por ser inmóviles, heterótrofos (descomponedores de materia orgánica) y por tener células con una pared celular de quitina (en lugar de celulosa, como las plantas). Todo esto diferencia a los hongos de las plantas y los animales.

Los hongos pueden vivir en hábitats sumamente diversos, incluso en desiertos o en cuerpos de agua. Algunos son de vida libre, otros son parásitos de distintos organismos y otros establecen relaciones simbióticas con plantas, animales o algas.

La mayoría de los hongos se reproduce tanto asexual como sexualmente a lo largo de su ciclo de vida. Generalmente, por un mecanismo u otro, los hongos producen esporas, que son células germinales que dan origen a nuevos individuos.

Las esporas pueden ser dispersadas por el aire, el agua o los animales, y pueden permanecer en estado latente durante mucho tiempo, a la espera de que las condiciones ambientales sean propicias para su germinación. Por eso se dice que las esporas son estructuras de resistencia.

Cuando una espora germina, crece un primer filamento llamado “hifa”. De ella se construye paulatinamente una masa entretejida llamada micelio, que es un conjunto de hifas de igual tipo. Un hongo puede tener un único micelio o varios tipos de micelios, a medida que experimenta las fases de su ciclo vital.

Los hongos se clasifican en cuatro filos según su morfología y su ciclo vital: quitridiomicetos (Chytridiomycota), zigomicetos (Zygomycota), ascomicetos (Ascomycota) y basidiomicetos (Basidiomycota). Aquellos que no tienen una fase sexual conocida en su ciclo vital se agrupan bajo el nombre de “hongos imperfectos” o Deuteromycota.

Ver además: Hongos

Reproducción asexual de los hongos

reproduccion sexual de los hongos fungi
Los esporangios del moho del pan le aportan su color oscuro.

La reproducción asexual de los hongos suele ocurrir cuando las condiciones del medio son estables. Los mecanismos de reproducción asexual no aportan variabilidad genética a la descendencia pero son más rápidos que los sexuales.

En términos generales, en los hongos crecen hifas especializadas, llamadas esporangióforos, donde se forman los esporangios. En el interior de cada esporangio se forman esporas por mitosis, que son haploides (es decir, tienen un solo juego de cromosomas).

Estas esporas reciben el nombre de “conidios”, tanto en los hongos ascomicetos como en los basidiomicetos que tienen reproducción asexual. Y particularmente en los quitridiomicetos, estas esporas son diploides (es decir, tienen pares de cromosomas) y flageladas.

Una vez maduros, los esporangios liberan las esporas para que se dispersen y germinen al encontrar las condiciones ambientales adecuadas. Cada espora dará origen a un nuevo individuo genéticamente idéntico a su progenitor.

La reproducción asexual de los hongos también puede suceder por fragmentación de las hifas: cada fragmento se transformará en un nuevo individuo. Y en las levaduras ocurre por gemación, un proceso por el cual de cada individuo unicelular surge una yema o brote que se separa y origina una nueva levadura.

Ver además: Reproducción asexual

Reproducción sexual de los hongos

Los ascocarpos y los basidiocarpos son cuerpos fructíferos donde se forman esporas.

La reproducción sexual de los hongos involucra a dos individuos de la misma especie que intercambian material genético, igual que ocurre en los animales y las plantas que se reproducen sexualmente. Esto le aporta variabilidad genética a la descendencia.

El mecanismo general de reproducción sexual en hongos comienza con la plasmogamia, que es la fusión de dos hifas opuestas (+) y (-), y continúa con la cariogamia, que es la fusión de sus núcleos. Como resultado se forman células diploides que entran en meiosis y dan lugar a cuatro células haploides. Estas, a su vez, originan esporas.

En los zigomicetos y en los ascomicetos, la reproducción sexual suele dispararse por condiciones adversas del medio, como la falta de humedad o de alimento. También puede darse simplemente cuando se encuentran dos micelios opuestos, generalmente designados como (+) y (-) dado que no hay machos y hembras.

Los basidiomicetos se reproducen mayormente de forma sexual, y los quitridiomicetos también tienen siempre una etapa de reproducción sexual a lo largo de su ciclo de vida ya que alternan generaciones. En contraposición, a los deuteromicetos no se les conoce un mecanismo de reproducción sexual.

Ver además: Esporulación

Reproducción sexual de los zigomicetos

En los zigomicetos, la reproducción sexual comienza cuando se encuentran dos hifas especializadas llamadas progametangios (una + y una -). Estas hifas de hongos diferentes se atraen gracias a hormonas que difunden en el aire.

Al entrar en contacto, cada hifa forma un gametangio, que es una única célula con muchos núcleos. Ambos gametangios se fusionan (este proceso se llama “plasmogamia”) y forman una célula multinucleada llamada “zigosporangio”, que contiene una única zigospora.

En la zigospora ocurre la cariogamia y se forman núcleos diploides. Luego, por meiosis, cada uno de estos núcleos genera cuatro núcleos haploides. Cuando la zigospora germina, origina un esporangióforo con un esporangio. Allí, los núcleos se multiplican por mitosis y se transforman en esporas, que podrán convertirse en nuevos individuos.

Reproducción sexual de los ascomicetos

En los ascomicetos, la reproducción sexual comienza con la atracción de dos hifas opuestas y la formación de dos gametangios llamados “anteridio” y “ascogonio”, que se fusionan (plasmogamia). Esto es similar a lo que ocurre en los zigomicetos.

Luego de la plasmogamia se forman hifas dicarióticas, esto significa que tienen los núcleos de ambos hongos pero aún no se fusionaron. Estas hifas se incorporan en un cuerpo fructífero denominado “ascocarpo”.

En el extremo de cada hifa se forma un saco o asco, donde sucede la cariogamia. Cada núcleo diploide entra en meiosis y, posteriormente, los núcleos haploides hacen mitosis y se transforman en ascosporas. Cuando los ascos estallan, las ascosporas se liberan y pueden dar origen a nuevos individuos.

Reproducción sexual de los basidiomicetos

En los basidiomicetos, las hifas opuestas se atraen, se fusionan (plasmogamia) y producen un micelio dicariótico que crece fuera del suelo y origina una seta. La seta (también llamada basidiocarpo) es el cuerpo fructífero de estos hongos.

Dentro de la seta, los extremos de las hifas dicarióticas producen  células alargadas llamadas “basidios”. En cada basidio ocurre la cariogamia y se forma un núcleo diploide, que al entrar en meiosis da lugar a cuatro núcleos haploides o basidiosporas.

Al liberarse al exterior y germinar, cada basidiospora da lugar a un nuevo individuo.

Reproducción sexual de los quitridiomicetos

Los quitridiomicetos tienen alternancia de generaciones: pasan por etapas haploides y diploides a lo largo de su ciclo de vida. Una estructura característica de estos hongos son los esporotalos, que son diploides (es decir, tienen pares de cromosomas).

Los esporotalos pueden originar mitoesporangios (donde se forman esporas por reproducción asexual) o meioesporangios. En estos últimos se produce la meiosis y se generan esporas haploides.

Cuando una espora haploide germina, se forma un gametotalo. En esta estructura se forman gametangios “femeninos” y “masculinos”, que están cercanos entre sí y que generan gametas flageladas.

La fusión de dos gametas opuestas da como resultado una célula, en la cual ocurre la cariogamia entre los núcleos de cada gameta. Al germinar, esta célula da lugar a un esporotalo diploide.

Sigue con: Genética

Referencias

  • Curtis, H., Barnes, N. S., Schnek, A. y Massarini, A. (2008). Biología. (7ª ed.). Editorial Médica Panamericana.
  • Nabors, M. W. (2006). Introducción a la botánica. Pearson Educación.
  • González, C. (agosto de 2005). Ciclos de vida – Hongos. En Diversos ciclos de vida. Gabinete de Botánica, Colegio Nacional de Buenos Aires, Universidad de Buenos Aires. CNBA
  • Alexopoulos, C. J., Ahmadjian, V. y Moore, D. (21 de marzo de 2023). Reproductive processes of fungi. En Fungus. Encyclopedia Britannica.
  • “Fungi” en Wikipedia.
  • “Reproducción de los hongos” en cK-12 Foundation.
  • “Ciclos de vida – Hongos” en Universidad de Buenos Aires.
  • “Reproducción de los hongos: sexual y asexual” en Paradais Sphynx.
  • “¿Cómo se reproducen los hongos?” (video) en Fungiturismo.

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Reproducción de los hongos". Autor: Jessica Solano. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/reproduccion-de-los-hongos/. Última edición: 28 de agosto de 2023. Consultado: 19 junio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 28 agosto, 2023
Revisado por Jessica Solano
Licenciada en Ciencias Biológicas (UBA).

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)