Parasitismo

Te explicamos qué es el parasitismo, los tipos que existen y algunos ejemplos. Además, qué es el parasitismo social.

Parasitismo - Parásito
El parasitismo puede suceder a lo largo de todas las fases de la vida de un organismo.

¿Qué es el parasitismo?

El parasitismo es una estrecha relación biológica entre dos organismos de diferentes especies, uno denominado huésped (que recibe o acoge) y otro denominado parásito (que depende del huésped para obtener algún beneficio). El parásito vive a expensas de su huésped, es decir, utiliza al organismo que lo hospeda para cubrir sus necesidades básicas, lo que le permite ampliar su propia capacidad de supervivencia. En la mayoría de los casos de parasitismo, el hospedador es perjudicado o sufre daños por parte del parásito en algún momento del ciclo.

El parasitismo puede suceder a lo largo de todas las fases de la vida de un organismo o solo en períodos concretos. También puede ocurrir que, como el parásito sigue siendo un organismo, hospede a otro espécimen. Estos casos, en que el parásito hospeda a otro parásito, se denominan hiperparasitismo.

Ver además: Mutualismo

Tipos de parasitismo

Mosquito - parasitismo - parásito
Los ectoparásitos se encuentran fuera del organismo del huésped.

Existen diversas formas de clasificar a los parásitos, en función de distintos criterios.

  • Según la ubicación del parásito en el cuerpo del huésped:
    • Los ectoparásitos. Son los parásitos que se encuentran fuera del organismo del huésped y se aprovechan de lo que encuentran en la capa más externa de la dermis e incluso alcanzan a consumir un poco de su sangre. Por ejemplo, las pulgas y las garrapatas.
    • Los endoparásitos. Son los parásitos que se encuentran en el interior del huésped. Dependiendo de la especie del parásito, algunos pueden causar un daño leve y otros, muy grave. Por ejemplo, las lombrices que viven en los intestinos.
  • Según el nivel de dependencia que tiene el parásito respecto del huésped:
    • Parásito facultativo. Son aquellas especies de parásitos que no necesitan al huésped para completar su ciclo vital ya que son capaces de otra forma de vida además de la parasitaria.
    • Parásito obligado. Son aquellas especies de parásitos que dependen totalmente de su huésped en todas las etapas de su ciclo vital y, por lo tanto, no pueden vivir sin él.
    • Parásito accidental. Son organismos de vida libre que, por error, llegan al interior de un organismo que no es su huésped habitual, pero a pesar de ello logran sobrevivir.
  • Según el tiempo de permanencia del parásito en su huésped:
    • Parásitos temporales. Son aquellos que solo requieren al huésped de forma temporal y para alimentarse.
    • Parásitos periódicos. Son aquellos que necesitan pasar una de las etapas de su ciclo vital (huevo, larva, juvenil o adulto) dentro del huésped, pero después viven de forma libre.
    • Parásitos permanentes. Son aquellos que requieren del huésped durante todo su ciclo vital para poder sobrevivir.

Ejemplos de parasitismo

Parasitismos - Parásitos - termitas
Las termitas suelen hospedarse en árboles y en maderas.

En nuestro planeta existen muchos ejemplos de parasitismo, entre ellos, algunos de los más comunes son los siguientes:

  • Los hongos. Existen especies de hongos que son parásitos. Suelen hospedarse en los pies, las uñas o la piel de los animales y se alimentan de la queratina, una proteína abundante en la epidermis.
  • Los ácaros. Son un amplio grupo de ectoparásitos, que suelen hospedarse en la piel y se alimentan de desechos como los queratinocitos (células muertas) o secreciones.
  • Los muérdagos. Son plantas parásitas que suelen hospedarse en varias especies de árboles en zonas de Europa, América y África.
  • Las termitas. Son insectos que suelen hospedarse en árboles y en maderas utilizadas para la construcción de viviendas. Tienen una gran capacidad de destrucción.
  • Las bacterias. Forman un diverso y extenso grupo. Suelen encontrarse en el agua y en la tierra, por lo que ingresan al organismo a través de los alimentos y se hospedan en el aparato digestivo de los animales.
  • Los virus. Son parásitos obligados, ya que no pueden ser considerados seres vivos, y para llevar a cabo sus funciones necesitan aprovecharse del organismo que invaden. Frecuentemente ingresan al organismo a través del aparato digestivo o el respiratorio.
  • Las amebas. Son endoparásitos, que suelen hospedarse en el intestino de los animales. Se alimentan del huésped, por lo que pueden causar desnutrición y enfermedades graves.
  • Las lombrices. Suelen hospedarse en diversas partes del organismo del huésped y pueden quitarle sus nutrientes.

Parasitismo social

El parasitismo social se refiere al tipo de asociación que realizan algunas especies animales para obtener algún beneficio, pero que no impacta directamente en su organismo o biología sino que lo beneficia en su desarrollo social. Por ejemplo, algunos pájaros depositan sus huevos en nidos de otras especies de aves, para que estos últimos los críen.

El parasitismo social dentro de una comunidad de personas excede el punto de vista estrictamente biológico mencionado antes y se refiere a una asociación de tipo despectiva, en la que el parásito atenta contra la ética y la moral que predomina en la sociedad del huésped (es decir, no obtiene beneficios directamente biológicos). Por ejemplo, en algunas regiones se considera “parásitos” a los individuos que viven con y de sus padres hasta edades avanzadas de la adultez, obteniendo como beneficio una vida de comodidades y con menores preocupaciones.

Referencias

¿Cómo citar?

"Parasitismo". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/parasitismo/. Última edición: 5 de agosto de 2021. Consultado: 25 mayo, 2024

Sobre el autor

Última edición: 5 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)