Relaciones interespecíficas

Te explicamos qué son las relaciones interespecíficas, cuáles son sus características principales y ejemplos de estas relaciones.

Relaciones interespecíficas - gato y ratón
Las relaciones interespecíficas ocurren entre especies distintas de un mismo ecosistema.

¿Qué son las relaciones interespecíficas?

Se llama relaciones interespecíficas a los distintos tipos de interacción que tienen lugar usualmente entre dos o más individuos de especies diferentes. Este tipo de relaciones se dan en el marco de un ecosistema determinado y generalmente tienen que ver con la satisfacción de las necesidades alimenticias o de otra naturaleza de al menos uno de los individuos involucrados.

Como su nombre lo indica, este tipo de relaciones ocurren entre sujetos de especies distintas pero un mismo ecosistema, es decir, que comparten hábitat. En ello se diferencian de las relaciones intraespecíficas, que se dan entre los individuos de una misma especie.

Las relaciones interespecíficas pueden darse entre individuos de muy distinta naturaleza, incluso pertenecientes a reinos distintos de la vidacomo pueden ser plantas y animales, por ejemplo. Y su clasificación dependerá de la naturaleza del vínculo establecido entre las dos especies: si es beneficioso para ambas, para una sola o si causa daño a alguna de ellas.

Puede servirte: Cadenas tróficas

Comensalismo

Relaciones interespecíficas - pez payaso
El pez payaso habita entre las anémonas marinas para estar a salvo de depredadores.

Este tipo de relaciones resultan benéficas para uno de los dos individuos involucrados (llamado comensal), sin que dicho beneficio ocasione ningún tipo de daño o malestar al otro organismo. Esto está bien explicitado en el nombre del término, que proviene del latín cum mensa, o sea, “compartir la mesa”.

Un ejemplo de comensalismo es apreciable entre los leones y las hienas u otras especies carroñeras del África: las últimas esperan a que los primeros terminen de alimentarse de la cacería, para después aprovechar los restos abandonados de la presa. Otro ejemplo es el del pez payaso que habita entre las anémonas marinas, manteniéndose a salvo de depredadores gracias al efecto tóxico de los tentáculos de aquellas, y sin causar ningún daño a la anémona.

Mutualismo

Mutualismo - Relaciones interespecíficas
El mutualismos a menudo implica algún grado de tolerancia o cooperación.

A diferencia del comensalismo, en el caso del mutualismo la asociación entre las dos especies es mutuamente beneficiosa, siéndole útil a los dos comensales. A menudo esto implica algún grado de tolerancia o cooperación explícita entre ellas.

Buenos ejemplos de mutualismo son: la alimentación a base de pulgas y garrapatas de las aves que se suben al lomo de animales peludos como vacas, caballos o bueyes, aliviándolos de esta peste a cambio de una fuente constante de comida. Otro buen ejemplo es la relación respetuosa que se da entre cierto tipo de peces voluminosos y una especie de crustáceos de pequeño tamaño, los cuales ingresan a su boca abierta para alimentarse de los restos de comida entre sus dientes, limpiándolos y recibiendo comida gratis a cambio.

Más en: Mutualismo

Simbiosis

Simbiosis - líquenes - relaciones interespecíficas
En los líquenes, el hongo brinda estructura y mantiene húmeda y nutrida al alga.

Se trata de un grado muy estrecho de cooperación entre especies, tanto así que ambas llevan una vida conjunta en íntima asociación, a punto tal de resultar a menudo indiscernibles la una de la otra. Esta cooperación presenta generalmente beneficios para ambas (o al menos una) de las especies.

Un ejemplo de una relación simbiótica es la que se da entre un hongo y un alga para constituir lo que comúnmente llamamos líquenes: el hongo brinda estructura y mantiene húmeda y nutrida al alga, quien a cambio sintetiza hidratos de carbono que lo alimentan.

Depredación

Depredación - relaciones interespecíficas
El depredador da cacería a su presa para consumir su carne.

La depredación es un tipo de relación interespecífica que causa daño (la muerte) a una de las dos especies involucradas, ya que la otra se alimenta de ella, destruyendo y consumiendo sus tejidos. A la especie consumidora se la llama depredador o depredadora, y a la consumida se la conoce como presa.

Existen en la naturaleza grandes y feroces depredadores, como los leones, las serpientes o las mantis religiosas, cada una en su respectivo ecosistema. Ellas se alimentan de gacelas, ratones o insectos, respectivamente, dándoles cacería y consumiendo su carne.

Sigue en: Depredación

Parasitismo

Parásitos - relaciones interespecíficas
Especies parasitarias pueden infectar los intestinos del ser humano y otros animales.

Esta relación interespecífica también causa daño a uno de los dos miembros involucrados, mientras que beneficia al otro. Es semejante en ese sentido a la depredación, sólo que el daño no es masivo e inmediato, sino más lento y prolongado en el tiempo, en la medida en que la especie parásita consume fluidos o tejidos de la parasitada, la cual sufre las consecuencias.

Así, podemos citar como ejemplos de ello a todas las especies de protozoarios, nematodos y bacterias que pueden infectar los intestinos del ser humano y otros animales semejantes (endoparásitos, dentro del cuerpo), causándoles diarreas, imposibilidad para asimilar nutrientes y otros síntomas de enfermedad, mientras se reproducen y alimentan dentro de su cuerpo. Ojo ejemplo lo constituyen los ectoparásitos (fuera del cuerpo) como pulgas, piojos o garrapatas, que se adhieren a la piel y succionan la sangre de los seres parasitados.

Competencia

Relaciones interespecíficas - competencia
La competencia ocurre cuando los animales compiten por territorio.

La competencia tiene lugar cuando dos especies se benefician de un mismo nicho, alimentándose de sus recursos o bien obteniendo algún tipo de bienestar, pero no pueden hacerlo al mismo tiempo ni de manera pacífica, así que deben luchar por el acceso al recurso y disuadir de alguna manera a la otra especie para que busque alguna otra fuente de alimento.

Es lo que ocurre, por ejemplo, cuando los animales compiten por territorio, tratando de controlar los recursos disponibles del suyo y de monopolizar el espacio, las presas disponibles, la luz solar, etc. Es el caso de dos plantas frente a una cantidad de luz solar limitada, o de dos especies de felinos selváticos luchando por establecer un coto de cacería en el que los demás no ingresen.

Referencias

¿Cómo citar?

"Relaciones interespecíficas". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/relaciones-interespecificas/. Última edición: 5 de agosto de 2021. Consultado: 02 de marzo de 2024

Sobre el autor

Última edición: 5 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)