Concepto de
Energías Renovables

Te explicamos qué son las energías renovables, para qué sirven, sus ventajas e importancia. Además, cómo se clasifican y sus características.

Energías renovables
Las energías renovables son capaces de reponerse en el tiempo.

¿Qué son las energías renovables?

Cuando hablamos de energías renovables o sustentables nos referimos a aquellas que pueden emplearse sostenidamente en el tiempo sin riesgo (o con un riesgo mínimo) de que se agoten o extingan.

Por lo general se refieren a fuentes naturales de energía capaces de reponerse en el tiempo, por lo que también se las conoce como energías alternativas o, en algunos casos, como energías verdes o energías ecológicas, pues pueden implicar menores impactos ambientales que las fuentes tradicionales de energía.

En el mundo contemporáneo, la demanda de energía de la humanidad es sumamente alta, tanto con fines industriales, comerciales, de transporte o de sustento básico para los hogares.

A partir de la Revolución Industrial, cuando esta demanda creciente empezó, se han empleado distintos métodos para satisfacerla, a expensas por lo general del medio ambiente: contaminación, minería destructiva, tala, quema, etc.

Las energías renovables son en dicho sentido más seguras, pero por lo general menos eficientes y no siempre aprovechables, pues dependen de la geografía específica de la región. Por ejemplo, la energía eólica requiere grandes planicies o costas ventosas; la solar grandes extensiones de terreno bajo el sol; y la hidroeléctrica grandes caídas de agua.

Hasta ahora las energías renovables conocidas son:

  • La energía mareomotriz, que aprovecha el movimiento de las mareas.
  • La energía solar, que recoge la radiación térmica y lumínica provenientes del Sol.
  • La energía eólica, que emplea campos de turbinas con aspas como molinos para aprovechar el empuje del viento.
  • La energía hidroeléctrica, que moviliza turbinas con la fuerza de las caídas de agua naturales o artificiales.
  • La energía geotérmica, que aprovecha la alta temperatura del subsuelo terrestre para evaporar agua y generar electricidad o calor.
  • La energía undimotriz, que saca provecho a la fuerza de las olas en la costa marina.
  • La biomasa o los biocarburantes, combustibles orgánicos desarrollados a partir de desechos de materia orgánica.
  1. Importancia

Energía solar
Las energías renovables son más medioambientalmente seguras que otras.

De cara al panorama climático complicado que el siglo XXI enfrenta, las energías renovables cobran vital importancia en la reducción de la emisión de CO2 y otros gases de efecto invernadero que contaminan las aguas y la atmósfera, generando así un mayor calentamiento global.

Dado que el consumo de energía no se puede limitar en un mundo hipertecnológico e industrializado, se podría al menos sustituir sus fuentes en la medida de lo posible por otras más medioambientalmente seguras.

Sin embargo, no existe un método de obtención de energía que sea 100% seguro para el medio ambiente y no tenga ningún impacto en el mismo.

Por otro lado, el agotamiento de los recursos combustibles (carbón, petróleo, uranio) supondría a largo plazo un problema económico mundial, que justificaría guerras y provocaría catástrofes humanitarias, ya que los bienes son limitados y escasos frente a una población mundial cada vez más grande.

  1. Tipos de energías renovables

Las energías renovables se clasifican en dos tipos:

  • Contaminantes. Fuentes de energía como la biomasa, los biocarburantes o los combustibles orgánicos, son totalmente renovables pero no por ello más seguras ambientalmente. De hecho, el proceso de combustión al que se someten genera gases igual de tóxicos y dañinos para la atmósfera que los combustibles fósiles tradicionales
  • No contaminantes. A pesar de que su instalación y funcionamiento tiene por lo general un mínimo de impacto ecológico, ya sea en la transformación de los espacios naturales, represas de lagos, etc., existen otras formas de energía renovable cuya explotación no daña sistemáticamente el entorno, como la energía solar, eólica, geotérmica o mareomotriz, pues sus fenómenos de base (sol, viento, calor terrestre, mareas) seguirían ocurriendo, aprovechados por el ser humano o no.
  1. Ventajas

Energías renovables
Las energías renovables utilizan recursos que ocurren igualmente, se aprovechen o no.

Las ventajas de las energías renovables son claras:

  • No dependen de una materia prima cuyo mercado pueda fluctuar y encarecer la adquisición.
  • Por lo general tienen menor efecto medioambiental a largo plazo que las energías tradicionales.
  • Aprovechan recursos que ocurren igualmente, se aprovechen o no.
  • Permiten a países de bajos recursos obtener energía aprovechando su propia geografía en lugar de comprar materias primas o, peor, electricidad.
  1. Energías no renovables

Por el contrario, existen numerosas fuentes de energía no renovables, que aprovechan recursos minerales y orgánicos cuya formación tomó miles de años, como el petróleo, el carbón mineral o el uranio. A pesar de ser muy potentes y eficaces, estos métodos tienen sus días contados, pues su materia prima no se genera a un ritmo lo suficientemente veloz.

Las energías no renovables son:

  • La quema de petróleo y otros combustibles fósiles (carbón, gas natural)
  • La energía nuclear (sobre todo la fisión del átomo de uranio)

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Conceptos (2018). "Energías Renovables". Recuperado de: https://concepto.de/energias-renovables/


Citar

Citado APA: (A. 2018,10. Concepto de Energías Renovables. Equipo de Redacción de Concepto.de. Obtenido 2018,11, de https://concepto.de/energias-renovables/)

Citar

Citado Enciclopédico: Equipo de Redacción de Concepto.de, 2018,10. Concepto de Energías Renovables. Editorial Concepto.de (Enciclopedia online). Argentina.