Concepto de
Energía solar

Te explicamos qué es la energía solar y cómo se produce. Además, para qué sirve, y cuáles son sus ventajas y desventajas.

paneles solares - energia
Los paneles solares convierten la radiación solar en energía eléctrica aprovechable.

¿Qué es Energía solar?

La energía solar es una forma renovable de energía, obtenida de la transformación de la radiación electromagnética que proviene del Sol. Dicha energía ha sido aprovechada por la vida naturalmente desde tiempos antiguos, y gracias a la tecnología contemporánea es posible recibirla y almacenarla en células fotovoltaicas o distintos tipos de colectores térmicos, para aprovecharla con fines humanos.

El sol emite constantemente energía al espacio y mucha de ella impacta la Tierra, la mayoría es rechazada por la atmósfera y dispersada al espacio, pero un 30% restante ingresa al planeta y es absorbida por los océanos y continentes. Aproximadamente unos 1000 W/m2 de energía ingresan a nuestro mundo por esta vía.

La radiación solar puede entonces convertirse en energía calórica o eléctrica, con la que alimentar hogares, industrias y todo tipo de mecanismos; es una fuente constante (pues el sol siempre emite), económica, no contaminante y segura de energía.

Tipos de energía solar

Las herramientas de aprovechamiento de la energía solar pueden ser pasivas o activas, según sea su comportamiento:

  • Activas. Aquellas que recolectan y almacenan la energía empleando artefactos fotovoltaicos y tecnologías de concentración térmica.
  • Pasivas. Las disposiciones que tienen que ver con la arquitectura bioclimática, es decir, la orientación de los edificios para recibir mayor luz natural, para prevenir la dispersión del calor añadido por el sol, etc.

¿Cómo se produce?

La energía solar es consecuencia, en primer lugar, de las reacciones atómicas que están ocurriendo constantemente en el interior del Sol, en donde hay grandes cantidades de átomos fusionándose y fisionándose en una gran reacción nuclear natural. Esto genera enormes cantidades de calor y energía que son irradiadas al espacio y a los planetas.

Esta radiación alcanza, como hemos dicho, la superficie de nuestro planeta, luego de haber sido filtrada por la atmósfera. Entonces es recibida por dos tipos de instrumentos:

  • Células fotovoltaicas. Se trata de paneles solares instalados en techos, azoteas o grandes extensiones de terreno libre, compuestos por montones de células solares de silicio capaces de convertir la radiación solar en energía eléctrica aprovechable.
  • Colectores térmicos. Estos sistemas recogen la energía calórica de la radiación solar y permiten su redistribución para fines prácticos, como calefacción, calentadores e incluso generación eléctrica, pues dicho calor puede usarse para hervir agua y movilizar turbinas.

¿Para qué sirve?

La energía solar entraña muchas posibilidades prácticas en el mundo de hoy. La capacidad de autonomía que las instalaciones fotovoltaicas brindan a granjas y asentamientos apartados del tendido eléctrico puede ser clave en una mejor calidad de vida, ya que se traduce en electricidad consumible en distintas tareas y en calor para calefactores de distinto tipo.

Por otro lado, cada vez más países invierten en este tipo de tecnología, que aprovecha un recurso natural constante para disminuir la dependencia de los países desarrollados de los combustibles fósiles, como el petróleo o el carbón, en la obtención de energía. De hecho, los paneles solares operan regularmente en los satélites y módulos espaciales que la humanidad ha enviado al espacio, lo cual es un ejemplo del potencial de esta energía en el mundo por venir.

La energía solar tiene, como todo, sus aspectos positivos y negativos.

Ventajas de la energía solar

  1. Ecología. La energía solar no contamina, ni requiere de complicados procesos de extracción de materia prima que perjudiquen el medio ambiente. De hecho, es compatible con la vida urbana.
  2. Ahorro. Es un modelo energético barato, pues el Sol irradia gratis a todo el mundo y no requiere de compra de materia prima, sólo de inversión tecnológica y mantenimiento.
  3. Seguridad. La energía solar no tiene los riesgos a la salud de la energía atómica o de la fósil, y además es un modelo totalmente renovable (mientras exista el sol, claro está).

Desventajas de la energía solar

  1. Irregular. La producción de esta energía, ya que depende de la cantidad de radiación solar percibida, fluctúa de acuerdo al clima, a las estaciones y a otros fenómenos climáticos que pueden entorpecer la labor y minimizar el flujo energético.
  2. Costo inicial. Si bien la obtención de la energía es muy económica, los costos de instalación de una planta solar siguen siendo bastante elevados, dada la cantidad de tecnología requerida.
  3. Emplazamiento. Se requieren grandes extensiones territoriales para obtener altos rendimientos energéticos solares, y eso en muchos casos es difícil de conseguir. Las zonas desérticas suelen recibir mucho sol y tener grandes planicies disponibles, pero a la vez están muy apartadas de cualquier poblado humano.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Conceptos (2018). "Energía solar". Recuperado de: https://concepto.de/energia-solar/


Citar

Citado APA: (A. 2018,02. Concepto de Energía solar. Equipo de Redacción de Concepto.de. Obtenido 2018,08, de https://concepto.de/energia-solar/)

Citar

Citado Enciclopédico: Equipo de Redacción de Concepto.de, 2018,02. Concepto de Energía solar. Editorial Concepto.de (Enciclopedia online). Argentina.