Concepto de
Corriente Eléctrica

Te explicamos qué es la corriente eléctrica, cómo funciona y cuáles son sus efectos. Además, su clasificación y características principales.

Corriente electrica
La corriente eléctrica es el flujo de una carga eléctrica a través de un material conductor.

¿Qué es la corriente eléctrica?

Se llama corriente eléctrica al flujo de una carga eléctrica a través de un material conductor, debido al desplazamiento de los electrones dentro de su estructura molecular, lo cual genera al mismo tiempo un campo eléctrico a su alrededor.

Este movimiento de partículas se inicia siempre en el polo positivo del material, pero se produce en dirección negativo-positivo, ya que los electrones (de carga negativa) son atraídos por la positividad, dejando libre un espacio que ocupa otro detrás suyo y así sucesivamente.

Para transmitirse, la corriente eléctrica requiere de materiales que dispongan de una gran cuota de electrones libres, es decir, ubicados en su última órbita alrededor del núcleo y por lo tanto susceptibles de movilizarse, al estar menos fuertemente atraídos por éste.

En ese sentido puede distinguirse entre materiales conductores, semiconductores y aislantes, de acuerdo a su capacidad de transmitir la corriente eléctrica (buena, poca y nula, respectivamente).

Los primeros experimentos con la electricidad en el siglo XVIII disponían únicamente de cargas eléctricas obtenidas por frotamiento (estática) o por inducción, por lo que habría que esperar hasta el año 1800 para comprobar el movimiento constante de una carga eléctrica, cuando el físico italiano Alessandro Volta inventara la pila eléctrica.

  1. Intensidad

Corriente eléctrica
La intensidad es la velocidad del desplazamiento de las cargas sobre el material.

Se denomina con este nombre al caudal de la corriente eléctrica, es decir, a la velocidad del desplazamiento de las cargas sobre el material, comparable con la fuerza de una corriente de agua en un río, capaz de movilizar cargas y llevar a cabo una cantidad de trabajo.

Según el Sistema Internacional (SI), esta intensidad se mide normalmente en Culombios por segundo (C/s), lo que equivale a un amperio (A); unidad básica de electricidad y de uso común, que obtiene su nombre del físico francés André-Marie Ampère. Para medir la intensidad de la corriente eléctrica se emplea un galvanómetro o amperímetro.

  1. Tipos de corriente eléctrica

La corriente eléctrica, conforme a su naturaleza, puede ser de varios tipos:

  • Corriente continua (CC). También llamada corriente directa (CD), consiste en un flujo de electricidad que no cambia su sentido en el tiempo, es decir, que se produce en base a una diferencia de potencial eléctrico (voltaje) cuyos terminales de mayor y menor potencial no son intercambiables. Dicho de otro modo, su sentido de circulación es siempre el mismo.
  • Corriente alterna (CA). A diferencia de la continua, se trata de una forma de electricidad cuyo sentido de flujo varía cíclicamente, formando ondas senoidales de corriente. Es este el tipo de electricidad es mucho más fácil de transformar que la continua, razón por la cual la reciben los hogares y las empresas. Fue inventada por Nikola Tesla a finales del siglo XIX.
  • Corriente trifásica. La corriente trifásica es la forma de electricidad más comúnmente generada, y consiste en tres corrientes alternas de idéntica frecuencia y amplitud, dadas en un orden determinado y llamadas fases. Este sistema, producto también de los experimentos de Tesla, es sumamente eficaz y por ende el más popular del planeta.
  • Corriente monofásica. Se obtiene tomando una sola fase de la corriente trifásica y un cable neutro, lo cual permite aprovechar la transmisión de energía en una tensión baja (230 voltios). A pesar de que se emplea en muchos países por ser suficiente para hacer operar electrodomésticos, muchos otros aparatos que requieren potencia eléctrica alta no operan con ella.
  1. Efectos

Corriente electrica
Cuando la resistencia eléctrica de un hilo conductor es muy grande genera calor y luz.

La corriente eléctrica es una fuerza versátil, que ofrece a la humanidad numerosos aprovechamientos prácticos, resumibles en los siguientes efectos:

  • Calóricos. Al transmitirse por un material que ofrecer resistencia a su paso (una resistencia), la electricidad genera un incremento de la energía calórica (calentamiento), que puede aprovecharse para calefaccionar espacios, cocinar, etc.
  • Lumínicos. Cuando la resistencia eléctrica de un hilo conductor es muy grande, el paso de los electrones tiene un efecto incandescente que genera calor y sobre todo luz. Este es el principio de funcionamiento de los bombillos.
  • Magnéticos. La corriente eléctrica produce imanes, ya que el campo eléctrico generado produce también uno magnético, como en el caso de los electroimanes empleados en los desguazaderos de  automóviles, o en las brújulas eléctricas.
  • Químicos. La electricidad, además, sirve para provocar cambios en las sustancias y catalizar (acelerar o hacer más efectivas) determinadas reacciones químicas. Esto permite mecanismos como la electrólisis, que es útil para, por ejemplo:
    • Proteger metales del óxido y la corrosión.
    • Romper enlaces químicos para obtener sustancias puras (como oxígeno e hidrógeno a partir del agua).
    • Fundir ciertos metales (para el chapado en oro, por ejemplo).
  • Mecánicos. La electricidad brinda la energía necesaria para activar aparatos que lleven a cabo un trabajo determinado, como es el caso de los motores que generan movimiento, tracción o velocidad.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Conceptos (2018). "Corriente Eléctrica". Recuperado de: https://concepto.de/corriente-electrica/


Citar

Citado APA: (A. 2018,10. Concepto de Corriente Eléctrica. Equipo de Redacción de Concepto.de. Obtenido 2018,11, de https://concepto.de/corriente-electrica/)

Citar

Citado Enciclopédico: Equipo de Redacción de Concepto.de, 2018,10. Concepto de Corriente Eléctrica. Editorial Concepto.de (Enciclopedia online). Argentina.