Concepto de
Eclipse Lunar

Te explicamos qué es un eclipse lunar, cómo y cuándo se produce este fenómeno. Además, los tipos de eclipse lunar y cómo es un eclipse solar.

Eclipse lunar
Para que se produzca un eclipse lunar debe haber luna llena.
  1. ¿Qué es el eclipse lunar?

Los eclipses, tanto lunares como solares, son eventos astronómicos que ocurren cada cierto tiempo. En el caso del eclipse lunar, la Tierra se interpone entre la luna y el sol y los tres cuerpos celestes permanecen de forma alineada por un tiempo en ese orden. Así, por unos minutos, es la Tierra la que ensombrece a la luna, y no al revés. Para que esto suceda, además del alineamiento, la luna debe estar llena.

En cambio, un eclipse solar ocurre cuando la luna se interpone entre el sol y la Tierra, lo cual hace que, desde nuestro planeta, el sol se vea tapado. En este caso, la luna debe ser nueva y los tres cuerpos celestes también deben estar alineados.

Según los expertos, cada año, se registran de uno a cuatro, cinco o hasta seis eclipses lunares.

Ver además: Sistema Solar.

  1. ¿Cómo se produce un eclipse lunar?

Eclipse lunar
En un eclipse lunar la sombra de la Tierra avanza tapando la superficie lunar.

Como ya se explicó previamente, se produce un fenómeno como el eclipse lunar cuando la luna llena se ve tapada por la sombra generada por el planeta Tierra. Es que hay un dato que vale la pena aclarar: es gracias a la luz del sol que desde nuestro planeta podemos ver a la luna.

Es por ello que cuando hay un eclipse lunar, vemos cómo la sombra de la Tierra comienza a avanzar, tapando la superficie lunar. Dentro de esa sombra se habla de dos partes diferentes: la penumbra y la umbra. Mientras que esta última es la zona de la luna que se encuentra totalmente tapada bajo la sombra –y, por tanto, es imperceptible-, en el caso de la penumbra la sombra resulta más tenue.

  1. ¿Cada cuánto ocurre un eclipse lunar?

Pese a que la luna, cada mes, gira alrededor de la Tierra, no se producen eclipses lunares 12 veces al año. La explicación es sencilla: la trayectoria que la luna hace en torno al planeta está inclinada unos cinco grados, si se la compara con el recorrido que hace la Tierra alrededor del sol. Esto hace que no siempre la luna se vea alcanzada por la sombra terrestre.

La luna puede estar detrás de la Tierra e incluso así recibir luz solar. Es por ello que todo dependerá de en qué punto de la Tierra se encuentre la persona en ese memento: deberá estar en la mitad del planeta que sea de noche. De lo contrario, no lo registrará.

Es por ello que, si bien los eclipses lunares son eventos que ocurren de uno a cuatro, cinco o hasta seis veces en un año, desde el mismo lugar del planeta se pueden ver varios eclipses, siempre y cuando ocurran de noche. Esto es diferente de lo que sucede con los eclipses solares que, de acuerdo a la Nasa, se pueden ver, desde el mismo lugar, una vez cada 375 años, en promedio.

  1. Tipos de eclipse lunar

Eclipse lunar
Un eclipse penumbral sucede cuando la luna apenas atraviesa el área de la penumbra.

De acuerdo a la proporción en la que la sombra de la Tierra se proyecte sobre la superficie de la luna, además de la parte (umbra o penumbra) la alcance, se pueden identificar distintos tipos de eclipses lunares:

  • Eclipse total. En este caso, la sombra de la Tierra logra tapar toda la superficie de la luna.
  • Eclipse penumbral. Este acontecimiento sucede cuando la luna apenas atraviesa el área de la penumbra –y no el de la umbra. Es por ello que este evento se vuelve más imperceptible. Dentro del eclipse penumbral existen dos subtipos. El total, que es cuando toda la superficie de la luna queda alcanzada por la penumbra, mientras que, en el parcial, solo una parte de la luna. En un año, se calcula que uno de cada res eclipses son de este tipo.
  • Eclipse parcial. Este acontecimiento se registra cuando solo una porción de la superficie llega a ser alcanzada por la umbra.
  1. Eclipse solar

Eclipse lunar
Lograr ver un eclipse solar es todo un desafío.

A la inversa, el eclipse solar se desarrolla cuando la luna oculta al sol. ¿Cuándo ocurre esto? Cuando la luna se ubica entre la Tierra y el sol de forma alineada.

Se habla de un eclipse solar total cuando la sombra lunar logra cubrir toda la superficie. Este fenómeno no dura más que un par de minutos. Mientras que, el eclipse solar parcial es cuando la sombra lunar no logra cubrir toda la superficie. Es por ello que, desde la Tierra se ve un fragmento de él, brillante.

El eclipse solar anular, en cambio, es cuando la luna y el sol se encuentran alineados, pero, como aquella es más pequeña, se percibe una especie de anillo de luz. Por último, hay quienes hablan del eclipse solar híbrido, que es cuando, desde ciertos ángulos de la superficie terrestre se lo ve como anular, mientras que, desde otros ángulos, como total.

Los eclipses solares totales se registran cada 500 días, esto es: cada año y medio, aproximadamente. Mientras que los parciales son más frecuentes: dos al año, en promedio.

A diferencia de los eclipses lunares, lograr ver uno solar es todo un desafío. Es que son dos, al menos, las condiciones que se deben dar. Por un lado, la persona que lo quiera ver debe estar en algún punto del planeta desde el que se encuentre la trayectoria de la luna. Por otro lado, tiene que ser de día en el lugar en el que esa persona se encuentra al momento en que los tres cuerpos celestes se alinean.

Es importante que, a la hora de querer apreciar un fenómeno como este, no se debe mirar directamente al sol, porque puede dañar la vista. En vez de ello, se pueden filtros o diferentes técnicas para apreciarlos. O si no, utilizando distintas técnicas de proyección que sugieren los especialistas.

Más en: Eclipse Solar.

Referencias:

Última edición: 21 de noviembre de 2019. Cómo citar: "Eclipse Lunar". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/eclipse-lunar/. Consultado: 12 de diciembre de 2019.