Concepto de
Eclipse Solar

Te explicamos qué es un eclipse solar y por qué se produce este fenómeno. Además, tipos de eclipse solar y precauciones para ver uno.

Eclipse solar
En promedio, un eclipse de Sol ocurre cada 18 meses y dura tan solo unos minutos.
  1. ¿Qué es un eclipse solar?

Un eclipse solar es un fenómeno en el que la Luna se interpone entre el Sol y la Tierra, y puede ocultarlo de manera total, parcial o anular dependiendo del tamaño, la ubicación y la distancia entre los astros.

En promedio, un eclipse de Sol ocurre cada 18 meses y dura tan solo unos minutos. Un mismo eclipse total de Sol tarda 400 años en repetirse en el mismo lugar del planeta. Esto se produce porque, al igual que el movimiento de la Tierra alrededor del Sol, la Luna también se traslada sobre su órbita elíptica pero alrededor de nuestro planeta.

Al trazar una línea imaginaria que describe el movimiento de traslación de los cuerpos celestes, se ve que el trayecto de la órbita es ovalado. Por eso, dependiendo del tramo del recorrido, la Luna está más cerca o más alejada de la Tierra y estos dos a su vez, más o menos cerca del Sol. Esta es la razón por la que no siempre se alinean de la misma manera o en la misma época del año.

Ver también: Traslación de la Tierra.

  1. ¿Por qué se produce un eclipse solar?

Eclipse solar
Cuánto más cerca está la Luna de la Tierra, más intensa y más pequeña es su sombra.

Los movimientos de traslación de la Tierra y de su satélite natural (la Luna), implican variaciones en la intensidad de la sombra que proyecta la Luna sobre el planeta en el momento del eclipse solar. Cuánto más cerca está la Luna de la Tierra, más intensa y de diámetro más pequeño es su sombra. Ocurre así el ocultamiento del Sol, es decir, un eclipse total es perceptible solo desde la zona donde se proyecta la sombra. Desde otras regiones cercanas, donde alcanza solo la penumbra de la Luna, el mismo fenómeno se percibe como un eclipse parcial de Sol.

Para comprobar este fenómeno de manera sencilla se puede sostener una pelota entre una lámpara y una pared. Al acercar la pelota a la lámpara, la sombra que proyecta sobre la pared es más grande y suave. Al acercar la pelota de la pared, la sombra tiene un diámetro más pequeño y es más intensa.
Si la pelota fuese la Luna, la pared el planeta y la lámpara el Sol, al mover la pelota se pueden simular las distintas instancias de eclipses de Sol.

  1. Tipos de eclipse solar

  • Eclipse total. Puede apreciarse solo desde una zona determinada del planeta, en el centro de la sombra que proyecta la Luna sobre la Tierra. Desde ahí, se puede observar la ocultación total del astro luminoso.
  • Eclipse parcial. Se produce una ocultación parcial del Sol y se aprecia desde la zona de penumbra de la Tierra, generada por la sombra de la Luna. Se puede ver el astro luminoso oculto de manera parcial y, a la vez, apreciar parte de su luminosidad en forma de media luna.
  • Eclipse anular. A diferencia del eclipse parcial, debido a la distancia entre la Luna y la Tierra, el satélite no genera una sombra que oculta al Sol por completo sino que permite ver un anillo de luz a su alrededor.
  1. Precauciones para observar un eclipse solar

Eclipse solar
Existen anteojos diseñados para ver un eclipse solar.

Nunca debe observarse un eclipse de Sol de manera directa.
Si bien es un fenómeno natural, es importante tomar recaudos ya que la observación directa y por tiempo prolongado del Sol, en un día normal o durante un eclipse, puede provocar quemaduras en la retina y hasta ceguera permanente. Las radiaciones que emana son muy fuertes, capaces de dañar la vista en muy poco tiempo, especialmente en los más pequeños.

Existen anteojos diseñados para ver un eclipse, cuyos cristales son de características similares a las de las máscaras de soldar. A pesar de verlo a través de anteojos especiales, no se recomienda hacerlo por más de 30 segundos seguidos. Las gafas de sol que usamos a diario no protegen en estos casos.

  1. Eclipse lunar

Eclipse solar
Un eclipse lunar puede durar desde 30 minutos hasta una hora.

Un eclipse lunar ocurre cuando la Tierra se interpone entre la Sol y la Luna, dejando a ésta última a oscuras, de manera total o parcial, sin recibir la luz del astro luminoso.

El eclipse de Luna puede verse en todas las regiones terrestres desde donde sea visible el satélite, mientras que el eclipse de Sol total solo puede verse desde la zona de la Tierra donde la Luna proyecta su sombra. Puede durar desde 30 minutos hasta una hora, a diferencia del eclipse solar que dura apenas unos minutos.

Más en: Eclipse Lunar.

Referencias:

Última edición: 17 de abril de 2019. Cómo citar: "Eclipse Solar". Autor: María Estela Raffino. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/eclipse-solar/. Consultado: 17 de julio de 2019.