Problema

Te explicamos qué es un problema, sus tipos, y las características de los problemas sociales, económicos, ambientales y de investigación.

Problema
Los problemas son hechos, circunstancias o proposiciones que requieren solución.

¿Qué es un problema?

Todos sabemos, de un modo u otro, lo que es tener un problema, aunque pueda ser difícil definirlo en abstracto. Si acudimos al diccionario, veremos que define problema como “cuestión que se trata de aclarar”, “proposición o dificultad de solución dudosa” o “conjunto de hechos o circunstancias que dificultan la consecución de algún fin”. Tres definiciones distintas pero que sirven para trazar algunas coordenadas importantes.

En primer lugar, los problemas son hechos y circunstancias, o bien proposiciones o temas que tienen que ver con ellos; y en segundo lugar, que requieren de una aclaratoria o solución, para poder lograr un fin último. Es decir que, en términos abstractos, un problema es una pregunta necesitada de una respuesta.

Todas las ciencias y disciplinas estudian el mundo a partir del planteamiento de problemas, esto es, de preguntas que requieren de la elaboración de una respuesta, a pesar de que se trate de áreas del saber muy diferentes. Así, existen lógicamente problemas de toda índole: científicos, metodológicos, filosóficos, matemáticos, y un inmenso etcétera.

Puede servirte: Conflicto

Tipos de problemas

Más allá de su clasificación por temática, a la hora de pensar los problemas en abstracto, es posible diferencia entre:

  • Problemas convergentes. También llamados lógicos o estructurados, son problemas que poseen una única solución definida y concreta, a pesar de que se la pueda obtener a través de procedimientos muy diferentes entre sí. Su nombre se debe a que dichos procedimientos, al final, convergen en una misma respuesta, que sería la solución ideal o idónea. Este tipo de problemas son típicos de las ciencias exactas, la matemática, el ajedrez, la astronomía, etc.
  • Problemas divergentes. Si en el caso anterior todos los métodos convergían hacia una misma solución, en este caso ocurre todo lo contrario: los métodos divergen y arrojan soluciones diferentes, a menudo contradictorias entre sí, ya que en estos casos la lógica lineal no funciona. Generalmente, se trata de problemas cuya solución requiere de un elemento externo, de algo que en un principio no se contempla y que puede ser de muy distinta naturaleza, o sea, de soluciones más o menos creativas.

Por otro lado, también podemos diferenciar entre:

  • Problemas deductivos. Cuando se derivan lógicamente de un conjunto de premisas previas. Es decir, cuando tienen un origen claro y lógico deducible.
  • Problemas inductivos. Cuando la lógica que los origina tiende más bien a lo probabilístico, a lo incierto, sin poseer una causa única o lógica reconocible.

Problemas sociales

problemas sociales
Los problemas sociales son consecuencia de factores no controlables por el individuo.

Los problemas sociales son aquellos que atañen a los miembros de una sociedad determinada, a menudo como consecuencia de factores que distan mucho del control de un individuo o un pequeño grupo de ellos.

Se trata de problemas que impactan la vida individual y económica de los ciudadanos, y que usualmente se intentan remediar a través de mecanismos políticos. Son ejemplos de problemas sociales: la desigualdad social, la discriminación, la salud pública, la migración masiva o la inamovilidad social.

Más en: Problemas sociales

Problemas económicos

Los problemas económicos son aquellos que están relacionados con el mundo de la producción, las finanzas y el consumo, o sea, con la economía. Generalmente tienen que ver con la distribución de la riqueza y de las oportunidades de consumo, en el marco del gran problema central de la economía, que se resume en que “los recursos son finitos, y las necesidades infinitas”.

En consecuencia, se requiere de una planificación racional para intentar sacar el máximo provecho a los recursos disponibles, a sabiendas de que nunca son totalmente suficientes en ninguna parte.

Los problemas económicos tienden a desencadenar otros tipos de problemas, como los sociales o los políticos, y son centrales en la estabilidad de los sistemas de gobierno. Son ejemplos de problemas económicos: el desempleo, la devaluación de la moneda, la inflación, la depresión económica o la caída del consumo.

Sigue en: Problemas económicos

Problemas ambientales

problemas ambientales
Los problemas ambientales pueden poner en peligro a los seres vivos.

Los problemas ambientales son aquellos que suponen algún nivel de daño al medio ambiente, es decir, mayor o menor grado de alteración de las condiciones físicas, químicas y biológicas propias de la naturaleza.

Por desgracia, este tipo de problemas parecen ser intrínsecos a la actividad industrial del ser humano, y en algunos casos pueden ser de extrema gravedad, resultando en daños permanentes al ecosistema o en cambios a gran escala que atentan, paradójicamente, contra la vida de todos los seres vivos, incluso de la humanidad que los ocasiona.

Los problemas ambientales pueden ser reversibles o irreversibles, dependiendo del tiempo que le tome a la naturaleza recuperar el balance y recomponer el daño causado. Involucran las distintas formas de contaminación de aire, agua y suelo, así como la destrucción del entorno natural con fines económicos o industriales.

Son ejemplo de problemas ambientales: la deforestación, la caza indiscriminada de especies en riesgo de extinguirse, la destrucción de ecosistemas y el empobrecimiento de la biodiversidad mundial, la contaminación atmosférica y el calentamiento global, o la acidificación de las aguas del mar.

Problemas de investigación

A la hora de elaborar una investigación, tanto en las ciencias exactas como en las humanidades o las ciencias sociales, el primer paso radica en la definición del problema a abordar, esto es, hallar la pregunta a la que se buscarán respuestas (esto es, soluciones). Sólo eligiendo bien el problema (aunque esto pueda sonar extraño) puede luego escogerse el camino que conduzca a las soluciones deseadas.

En lenguaje metodológico, a esta etapa se le llama “planteamiento del problema”, y suele asociarse con la pregunta ¿qué cosa? o ¿cuál asunto?, en el sentido de que los investigadores deben ser capaces de explicar en qué están interesados, y ser capaces de delimitar el tema. En otros términos: se debe elegir a qué pregunta tratar de hallar la solución.

Los problemas de investigación pueden ser tan diversos como los intereses de los investigadores. Cada investigación los abordará y abarcará en el marco de los parámetros que ellos mismos establezcan: ¿hasta dónde se estudiará tal o cual fenómeno? ¿bajo qué condiciones específicas? ¿a qué tipo de soluciones apuntará la investigación?

Sigue con: Técnicas de investigación

Referencias

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Problema". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/problema/. Última edición: 1 de noviembre de 2021. Consultado: 13 junio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 1 noviembre, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)