Delimitación del problema

Te explicamos qué es la delimitación del problema en una investigación y para qué sirve. Además, te contamos cómo realizarla paso a paso.

Una investigadora lee un libro en una enorme biblioteca.
La delimitación del problema evita las aproximaciones panorámicas, generales y demasiado abarcativas.

¿Qué es la delimitación del problema?

En metodología, la delimitación del problema, que forma parte del planteamiento del problema, es la etapa preliminar de la investigación en la que se realiza un recorte o un enfoque del tema a investigar, de manera tal de abordar un aspecto específico y evitar las aproximaciones panorámicas, generales y demasiado abarcativas, ya que resultarían ambiguas o imposibles en términos prácticos.

Dicho de otro modo, la delimitación del problema es una etapa crucial en el planteamiento del tema de investigación, en la cual se expone de manera clara y precisa cuáles son los aspectos puntuales del tema que se abordarán y de qué manera específica. Con esto se busca plantear un horizonte de expectativas razonable y verosímil, y no ofrecer al lector de la investigación más de lo que realmente se le pueda brindar.

En la delimitación del problema se hace foco en los puntos cruciales o principales que se estudiarán, ya que un tema de investigación puede ser sumamente amplio y se puede abordar desde numerosas perspectivas.

Para esto, el investigador debe tener en cuenta los alcances de sus medios, recursos y su tiempo, y asimismo debe contar con una visión de conjunto del problema que sea lo suficientemente rica como para justificar por qué elegir un aspecto de este y no otro. Esto será de mucha importancia en una etapa posterior, cuando el investigador deba elaborar la justificación de su proyecto.

Ver además: Alcance y limitaciones de un proyecto

¿Cómo delimitar el problema de una investigación?

Para delimitar correctamente el problema a investigar, lo principal es conocerlo a fondo y haber realizado las lecturas necesarias como para justificar la aproximación escogida. Es decir, que no se puede delimitar un tema sin conocerlo primero lo suficiente. Por lo demás, el investigador deberá dar respuesta en un texto breve a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es el problema a investigar?

Para responder esta pregunta el investigador debe conectar con los intereses fundamentales que lo llevan a elegir el tema en cuestión: los interrogantes, dilemas e incluso anécdotas que motivan en primera instancia la investigación. La idea es poder hallar en el tema de interés los elementos que constituyen el problema. Por ejemplo, un investigador muy interesado en el arte latinoamericano puede identificar su problema al comparar el arte de su país con el de sus países vecinos, o bien problematizando el concepto de “arte latinoamericano”.

  • ¿En qué contexto se hará la investigación?

Para responder esta pregunta el investigador debe ubicar el problema identificado en un panorama más amplio, ya sea local, nacional, internacional o del tipo que sea, tomando en consideración aspectos geográficos, temporales e incluso sociales que resulten pertinentes. La idea es comprender la investigación no como un asunto aislado y universal, sino como una actividad que se realizará en un lugar, momento y cultura determinados. Por ejemplo, la investigación sobre arte latinoamericano no será la misma si se limita al arte del siglo XIX o el del XX, o si se elige el arte de ciertos países específicos u otros.

  • ¿Desde qué perspectiva académica se abordará el problema?

Para responder esta última pregunta, el investigador deberá tener claro el panorama académico sobre el tema: qué se ha escrito sobre la temática, quiénes abordaron el problema antes que él, y en qué se diferencia su postura de estos postulados previos sobre el tema. Esto será fundamental para la elaboración de los antecedentes de la investigación. Por ejemplo, la investigación sobre el arte latinoamericano, una vez definida su perspectiva espacio-temporal, podrá sustentarse o enfrentarse a las perspectivas de otros críticos de arte, ya sea aportando nuevas ideas, rebatiendo las ideas establecidas o confirmando alguna teoría previamente formulada.

Una vez respondidas estas tres preguntas, se podrá proceder a elaborar el planteamiento del problema, la justificación y los antecedentes, pues ya se tendrá el tema de investigación bastante delimitado.

Sigue con: Tipos de investigación

Referencias

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Delimitación del problema". Autor: Gilberto Farías. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/delimitacion-del-problema/. Última edición: 17 de enero de 2024. Consultado: 12 julio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 17 enero, 2024
Revisado por Gilberto Farías
Licenciado en Letras (Universidad Central de Venezuela)

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)