Concepto de
Recursos Inagotables

Te explicamos qué son los recursos inagotables y diversos ejemplos. Además, diferencias con recursos renovables y no renovables.

recursos inagotables energia solar
Recursos inagotables como la energía solar no se ven afectados por el uso que le damos.
  1. ¿Qué son los recursos inagotables?

Los recursos inagotables son aquellos recursos naturales cuya cantidad es tal que las actividades de aprovechamiento humanas no pueden agotarlas, dado que son abrumadoramente abundantes (por eso se les conoce también como recursos superabundantes) o poseen ritmos de creación muy superiores a los de consumo.

Los recursos naturales inagotables son puntuales, sin embargo, y generalmente están vinculados a la química fundamental del universo, o bien a fenómenos físicos que se perpetúan en el tiempo, independientemente de su utilización o no por parte de las industrias humanas. De este modo, es posible consumirlos sin temor a que se acaben o se degraden.

Obviamente, cuando catalogamos un recurso como inagotable, lo hacemos considerando la perspectiva humana. De ese modo, la energía del Sol es virtualmente inagotable para nosotros hoy en día, si bien sabemos que dentro de miles de millones de años, el Sol culminará su ciclo de vida y emitirá mucha menos energía, un proceso totalmente natural para cualquier estrella.

Ver también: Explotación de recursos naturales

  1. Ejemplos de recursos inagotables

Algunos ejemplos de recursos naturales inagotables son:

  • La energía solar. Como dijimos antes, en tiempos humanos la energía del Sol es infinita. Así, a diario el Sol bombardea nuestro planeta con calor y diversos tipos de radiación electromagnética, que el ser humano apenas comienza a aprovechar industrialmente, a través de la utilización de paneles solares y otros mecanismos de transformación de la energía lumínica en electricidad.
  • La energía mareomotriz y undimotriz. Estas son dos formas de obtención de energía eléctrica a partir de los movimientos propios de la naturaleza del mar: las mareas y las olas. En ambos casos se emplea la fuerza del líquido para movilizar turbinas, sin que ello entorpezca en absoluto el ciclo normal de los océanos, que se repite y se repite hasta el infinito.
  • El hidrógeno. Una de las esperanzas energéticas de la humanidad reside en la fusión nuclear, un proceso químico en el que se fusionan dos núcleos atómicos de hidrógeno para formar átomos más densos, liberando en el proceso inmensas cantidades de energía. Este proceso ya está puesto en marcha en las temibles bombas-H o bombas de hidrógeno, pero aún no logra ser domesticado para su utilización pacífica. Las esperanzas están puestas en ello ya que el hidrógeno es el material más abundante del universo y de más fácil obtención dentro de los elementos químicos conocidos.
  1. Recursos inagotables y recursos renovables

recursos inagotables renovables
Los biocombustibles son renovables si el ritmo de consumo no es excesivo.

Los recursos inagotables no deben confundirse con los recursos renovables. Los primeros son básicamente ilimitados, ajenos por completo a las industrias humanas.

Por el contrario, los recursos renovables sufren el impacto de su utilización industrial. Sin embargo, siempre y cuando nuestros criterios de empleo sean racionales, sus cantidades o su calidad se renuevan a un ritmo tal, que no corren un riesgo real de agotamiento.

Por ejemplo, la biomasa (materia orgánica vegetal) puede emplearse para obtener biocombustible mediante ciclos de siembra y cosecha que resulten sostenibles, pero siempre que su consumo se dé dentro de parámetros. Si lo hacemos de manera desmedida, no nos alcanzará el tiempo de sembrado y cosecha para reponer los stocks de biocombustible.

Más en: Recursos renovables

  1. Recursos no renovables

Los recursos naturales no renovables son aquellos que no pueden reponerse a un ritmo equiparable con el de su consumo, es decir, que corren el riesgo constante de acabarse o degradarse y dejar de ser útiles al ser humano. Esto, además, suele implicar un enorme costo medioambiental, ya que su extracción y aprovechamiento trae consigo cambios profundos en la naturaleza.

Un claro ejemplo de este tipo de recursos son los combustibles fósiles, forjados bajo tierra durante miles de millones de años, fruto de dinámicas de extinción masiva que dejaron materia orgánica sepultada, sometida a procesos químicos intensos que la convirtieron en petróleo, carbón o gas hidrocarburo.

Más en: Recursos no renovables

Referencias:

Última edición: 11 de febrero de 2020. Cómo citar: "Recursos Inagotables". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/recursos-inagotables/. Consultado: 31 de mayo de 2020.

Publicidad