Reforma

Te explicamos qué es una reforma y qué son las reformas borbónica, protestante, agraria, educativa y política. Además, la contrarreforma.

reforma
A diferencia de las revoluciones, las reformas son cambios paulatinos o parciales.

¿Qué es una reforma?

Si atendemos a su significado más elemental, reformar significa volver a dar forma, o sea, someter algo a cambios paulatinos o moderados que vayan en su beneficio o su mejoramiento, o su adecuación respecto de nuevas condiciones contextuales. Se diferencia este tipo de cambios progresivos de otros mucho más violentos y repentinos, para los cuales se reserva el término revolución.

Las reformas han sido comunes en la historia en los distintos ámbitos de interés de la humanidad. Suelen ser fruto de largos períodos de tensión social o lucha política, ya que implican cambios y replanteamientos que normalmente tienen seguidores y detractores en la sociedad.

Aquellos que apoyan la causa de algún tipo de reforma se denominan reformistas, mientras que a quienes llevan efectivamente a cabo la reforma se les dice reformadores.

Ver además: Justicia social

Reformas borbónicas

Las Reformas borbónicas en la Nueva España (llamadas simplemente Reformas borbónicas) fueron un conjunto de cambios en la política administrativa de las colonias españolas en América, que en el siglo XVIII llevó adelante la monarquía absolutista de la casa de Borbón.

Dichas reformas tenían como propósito renovar la estructura administrativa de las colonias, otorgándole a la corona más poder y más control directo sobre las riquezas generadas en América, con la esperanza de reflotar así al Imperio Español en crisis, tras años de guerra con Inglaterra y de corrupción, despilfarro y crisis demográfica.

Su objetivo era paliar con las riquezas de América la decadencia española, modernizar el imperio y devolverle su lugar entre las potencias de la época, implementando el centralismo administrativo y la liberalización económica entre la metrópoli y las colonias. Esto implicó medidas como:

  • Se crearon dos nuevos virreinatos, reduciendo así el tamaño del Virreinato del Perú: el Virreinato de la Nueva Granada en 1717 y el Virreinato del Río de la Plata en 1776.
  • Se eliminaron los cargos de alcalde mayor y de corregidor, al considerarlos un foco de corrupción administrativa. En su lugar, se implementó un sistema de intendencias.
  • Se redujeron las restricciones e impuestos al comercio, y se censó a la población no indígena para hacerla tributariamente activa.
  • Se creó un ejército permanente en las ciudades más importantes de la América hispana.
  • Se reformó la educación para restar poder a la Iglesia Católica y se redujeron las exoneraciones de las que gozaba el clero. Además, se expulsó a los jesuitas en 1767 y se disolvió su orden, para contrarrestar la enorme influencia que tenían dentro de España.
  • Se crearon monopolios estatales sobre la generación de tabaco, aguardiente y pólvora, y se crearon nuevas compañías comerciales para explotar determinados recursos naturales. También se redujo el impuesto a la minería.
  • Se crearon numerosas instituciones de enseñanza básica, técnica y superior, para obtener así mano de obra calificada.

Las reformas borbónicas significaron una reducción importante de los poderes de la élite criolla, y sembraron mucho malestar entre ellas, lo cual motivó algunas breves rebeliones que fueron rápidamente sofocadas. Su efecto sobre el Imperio Español no llegó a comprobarse, dado que a principios del siglo XIX comenzaron los procesos independentistas americanos, probablemente incentivados por estas mismas reformas.

Reforma protestante

Reforma - Martin Lutero
Martin Lutero inició la reforma protestante en el siglo XVI.

La Reforma protestante (conocida simplemente como la Reforma), fue un movimiento religioso iniciado por el teólogo y fraile agustino Martín Lutero (1483-1546) en Alemania en el siglo XVI. Buscaba reformar el catolicismo para retornar a las prácticas del cristianismo primitivo.

Semejante propuesta era contraria a la jurisdicción del Papa sobre todos los territorios cristianos. Fue aprovechada en distintas regiones de Europa para dar inicio a diversas iglesias nacionales y divergentes, reunidas hoy en día bajo el nombre de protestantismo.

Entre los reclamos de Lutero y de los demás protestantes al funcionamiento de la Iglesia Católica estaban la venta de indulgencias, que entendían como una venta del Evangelio sagrado en lugar de su libre predicación, y la infalibilidad del Papa, que le otorgaba un poder político enorme en los territorios de la cristiandad. En cambio, proponían que los poderes civiles tuvieran plena autoridad sobre la Iglesia Católica.

Lutero fue excomulgado y tildado de hereje por el Papa, pero las consecuencias de la Reforma no se pudieron detener. Se creó un cisma profundo en la Iglesia Católica, permitiendo el nacimiento del protestantismo y, al mismo tiempo, sirviendo de justificación para la Contrarreforma católica que vino después.

Más en: Reforma protestante

Reforma y Contrarreforma

Dado que la Reforma protestante buscó cambiar las estructuras de funcionamiento de la Iglesia Católica y devolver al cristianismo a sus prácticas originarias, a una versión más apegada a las escrituras santas, la Contrarreforma fue el movimiento diametralmente contrario, surgido como una reacción ultracatólica en España e Italia, que buscó afianzar la tradición católica, considerada entonces bajo ataque.

La Contrarreforma sirvió de dique de contención para que las ideas reformistas no se esparcieran más allá del norte de Europa. Se transmitió hacia las colonias americanas, de la mano de emisarios e inquisidores fanáticos, así como de obras de arte que insistían en los motivos y el fervor católico como tema principal.

Reforma agraria

reforma agraria
Una reforma agraria fomenta la productividad del agro.

Con el nombre de Reforma agraria se llama comúnmente a los distintos procesos de modernización y transformación del sector rural de los países. Su propósito fundamental es redistribuir la tenencia de la tierra, promover el uso de tecnologías agrícolas y así fomentar la productividad del agro, para combatir el latifundio y garantizar una base alimentaria nacional más sólida.

Las Reformas agrarias fueron muy comunes a mediados del siglo XX, especialmente en las naciones latinoamericanas, cuyas economías dependían de la producción agropecuaria y la venta de materias primas.

Diversos mecanismos podían ponerse en marcha para reformar el agro, como la expropiación de tierras o el reparto con compensación a los antiguos terratenientes. En su mayoría estuvieron impulsadas desde el Estado y defendidas por diversos movimientos izquierdistas urbanos y rurales.

Reforma educativa

Se le llama reforma educativa a una modificación del sistema educativo de una nación, con miras a su modernización, actualización o mejoramiento. Puede ser a nivel de currículo escolar (o sea, de los conocimientos impartidos y su sistematicidad), los métodos escogidos para impartirlos o la estructura escolar misma según la cual tiene lugar la enseñanza.

Las reformas educativas suelen ser propuestas por los actores políticos de una nación, siempre de acuerdo a lo establecido al respecto en la legislación. Suele tener lugar a lo largo de un proceso complejo de diagnóstico, propuesta, revisión y aprobación, en el que distintas instancias educativas tienen voz y voto, y la obligación de intervenir.

Reformas políticas

reforma politica
Un reforma política no perturba el orden social y político establecido.

De manera similar al caso anterior, una reforma política es un cambio en las reglas de juego del ejercicio político de un país, que no afecta ni contradice los rasgos fundamentales y elementales del mismo. De hecho, suelen tener lugar siguiendo lo establecido en la Carta Magna o conforme a los acuerdos de la legislación, esto es, de manera institucional, gradual y consensuada.

En ello se distingue de una Revolución, que barre con todo y establece un orden enteramente nuevo. Una reforma política, en cambio, no interrumpe ni perturba el orden social y político establecido, sino que aspira a corregir, actualizar o derogar elementos políticos que no estén funcionando o no se consideren adecuados.

Sigue con: Guerra de Reforma

Referencias

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Reforma". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/reforma/. Última edición: 10 de enero de 2024. Consultado: 24 julio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 10 enero, 2024

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)