Protestantismo

Te explicamos qué es el protestantismo, sus características y principales ramas. Además, en qué se diferencia del catolicismo.

Una iglesia protestante con una cruz detrás del altar.
El protestantismo es una corriente que abarca alrededor del 37 % de la feligresía cristiana.

¿Qué es el protestantismo?

El protestantismo es una de las tres grandes ramas de la religión cristiana, junto con el catolicismo y la ortodoxia. Se trata de una corriente que abarca alrededor del 37 % de la feligresía cristiana (unos 801 millones de fieles), y que reúne bajo el mismo nombre a un conjunto muy diverso de iglesias cristianas, sin que exista entre ellas una autoridad suprema ni una unidad estructural.

Las distintas doctrinas que integran el protestantismo, al igual que el catolicismo y la ortodoxia, profesan la fe en Jesús de Nazaret como el mesías anunciado en las antiguas escrituras hebreas, así como la devoción por la Biblia y la identificación con la cruz. Pero al mismo tiempo presentan un conjunto notorio de diferencias, como el rechazo al santoral católico, a la idea del celibato del sacerdocio y en especial a la autoridad religiosa del papa y el Vaticano.

A pesar de su gran diversidad, las iglesias que componen el protestantismo pueden agruparse en tres categorías:

  • Iglesias históricas de carácter nacional. Surgidas en países específicos durante la época de la Reforma protestante, el nombre de la nación figura en la denominación de la iglesia, como en la Iglesia de Inglaterra (o anglicanismo) o la Iglesia luterana de Alemania.
  • Iglesias históricas de carácter congregacional. Conocidas como las iglesias de la segunda reforma, surgieron en Inglaterra en el siglo XVI como una extensión del puritanismo. Es el caso de las iglesias puritanas, la iglesia menonita o la mayoría de las iglesias evangélicas.
  • Iglesias carismáticas sin continuidad histórica. En su mayoría de reciente creación, como los movimientos pentecostales y carismáticos.

Aunque no comparten autoridades religiosas, estas iglesias se organizan en torno a tres instituciones internacionales, como son el Consejo Mundial de Iglesias, la Comunión Mundial de Iglesias Reformadas y la Alianza Evangélica Mundial. Cada iglesia tiene sus propios templos y sus propios títulos para el sacerdocio. El país con la mayor cantidad de seguidores protestantes del mundo es Estados Unidos.

Ver además: Normas religiosas

Origen del protestantismo

Martín Lutero tradujo la Biblia, que solo existía en latín, al alemán.
Martín Lutero acusaba a la Iglesia de traicionar los principios cristianos fundamentales.

Los orígenes del protestantismo como movimiento religioso se remontan al siglo XVI, cuando tuvo lugar la Reforma protestante o Revolución protestante, un conjunto de críticas y cuestionamientos al dogma cristiano tradicional católico y a la autoridad del papa. Esta reforma tuvo el propósito de reformar la religión cristiana para volver a una práctica más “pura” u “original”, es decir, similar a la practicada por los primeros cristianos de la Antigüedad.

La Reforma fue consecuencia de la crisis de confianza religiosa que se desató en la Europa Occidental, cuando surgieron numerosas acusaciones de corrupción contra la Iglesia católica, en especial por la venta de bulas de indulgencia con la que se financiaba la construcción de la basílica de San Pedro en Roma.

Esto fue interpretado como una indignante señal de mercantilismo por parte de la iglesia, y motivó al fraile agostino y profesor de teología Martín Lutero (1483-1546) a escribir su Cuestionamiento al poder y eficacia de las indulgencias (mejor conocido como “las noventa y cinco tesis”). Allí acusaba a la iglesia de fomentar el falso arrepentimiento entre los fieles y de traicionar los principios cristianos fundamentales.

Lutero, de acuerdo a la tradición, clavó su escrito en la puerta de la iglesia del Palacio de Wittenberg, convocando a los fieles a debatir abiertamente las indulgencias de 1516 y 1517, las cuales ya habían sido objeto de críticas en los sermones de Lutero. Inicialmente, el papado no prestó mayor atención a Lutero, tildándolo de borracho y afirmando que cuando estuviera sobrio cambiaría de parecer; pero cuando sus textos fueron traducidos y distribuidos por toda Alemania, y se hizo evidente que había encendido la mecha de algo mayor, decidió excomulgarlo y acusarlo de herejía.

Pero nada detuvo el cisma que ya había comenzado a abrirse en la cristiandad. Las élites germanas, de educación humanista y ambición de autonomía, vieron la oportunidad de romper con la autoridad papal y fundar sus propias iglesias cristianas. Así comenzó la Reforma y a una serie de guerras religiosas que sacudieron al continente durante el siglo venidero.

Europa quedó dividida en dos bloques cristianos: al norte, los países protestantes, con sus respectivas versiones de la iglesia, y al sur los países católicos, leales al papado y entregados a una Contrarreforma.

Por su parte, el término “protestante” provino de la llamada Protesta de Espira, un documento público en que seis príncipes y catorce ciudades del Sacro Imperio Romano Germánico se opusieron en 1529 al edicto del emperador Carlos V, con el que se pretendía suprimir la tolerancia religiosa concedida hasta entonces a los principados alemanes, para así ayudar a combatir la Reforma protestante.

En esta protesta se proclamaba que la autoridad secular no podía imponer los asuntos de la fe, y aunque el emperador se negó a recibir el documento, este fue reproducido y distribuido a lo largo del imperio. La división religiosa del Sacro Imperio Romano Germánico condujo a la Guerra de los Treinta Años (1618-1648), uno de los conflictos más sangrientos de la historia europea.

Características del protestantismo

Las principales características del protestantismo son:

  • Es una rama del cristianismo, distinta del catolicismo y la ortodoxia. Sin embargo, no se trata de un movimiento unificado, sino de un conjunto de iglesias autónomas e independientes.
  • No tiene una autoridad religiosa central, ni un cuerpo doctrinal único, pero todas las iglesias protestantes predican las enseñanzas de Jesús de Nazaret, tenido como el mesías divino, así como los antiguos preceptos hebreos del Antiguo Testamento. Esto significa que su libro sagrado común es la Biblia y su símbolo fundamental es la cruz.
  • Se presenta como una alternativa al cristianismo católico, ya que aspira a recuperar la “pureza” del cristianismo original. Cada iglesia protestante lo hace, sin embargo, a su manera.
  • Sus sacerdotes pueden llamarse “pastores”, “ministros”, “obispos” o de otras maneras, dependiendo de la iglesia específica. El celibato no suele ser un requisito para ellos, y en algunos casos el título puede ser dado a las mujeres.

Aunque no tienen un cuerpo doctrinal cohesionado y unificado, las iglesias del protestantismo comparten un cuerpo mínimo de cinco “solas” o principios fundamentales, que son:

  • Una sola escritura (sola scriptura). Plantea que existe una única verdad expresada en la palabra de Dios, contenida a su vez en la Biblia. Dependiendo de la iglesia, esto puede interpretarse como que se debe rechazar todo lo que no aparezca en ella, o como que ella debe servir más bien de inspiración y que debe ser interpretada en términos contemporáneos.
  • Una sola fe (sola fide). Plantea que existe una sola vía posible a la salvación humana, y que es a través de la fe en Jesucristo, por lo cual se requiere la entrega absoluta de la feligresía.
  • Una sola gracia (sola gratia). Plantea que la salvación es otorgada al ser humano por gracia de Dios, sin que la persona pueda ganarla por propia mano. Esto da origen a diferentes posturas respecto a la libertad individual y el libre albedrío: algunas más radicales que proponen su inexistencia, y otras más conciliadoras que defienden su necesidad.
  • Un solo Cristo (solus Christus). Plantea que solo existe un mediador entre la humanidad y el creador divino, y ese mediador es Jesucristo. Aunque esto es hasta cierto punto compartido por todo el cristianismo, los protestantes niegan la posibilidad de intermediación de los santos (como la Virgen María) entre Dios y la feligresía.
  • Una sola gloria divina (soli deo gloria). Plantea que solo Dios es merecedor de gloria y devoción, ya que es el creador de todo lo que existe. Por ende, niega la veneración de cualquier santo, hombre o cosa en su lugar.

Principales ramas del protestantismo

El protestantismo agrupa a un conjunto diverso de iglesias, ramas o denominaciones, cada una a cargo de un culto independiente, a pesar de que sus doctrinas presentan numerosas similitudes. Muchas de estas surgieron a partir del siglo XVI como nuevas formas de protestantismo que buscaban una suerte de reforma dentro de la Reforma (conocida como la “Reforma radical”). Así, entre las principales ramas del protestantismo figuran hoy en día:

  • El luteranismo. Surgida en el siglo XVI a partir de las propuestas de Martín Lutero, es la iglesia más popular en Alemania y Escandinavia, con 75 millones de fieles. Celebra el bautismo y la eucaristía, y se adhiere a los principios de sola scriptura, sola fide y el sacerdocio universal (todos los fieles pueden oficiar los ritos).
  • El anglicanismo. Surgida en el siglo XVI a partir de la ruptura con el papa del rey Enrique VIII de Inglaterra, aspira a ser una “vía media” entre el catolicismo y el protestantismo más extremo. Otorga la figura de autoridad religiosa al monarca de Inglaterra, celebra el bautismo y la eucaristía, y tiene alrededor de 85 millones de fieles, casi en su totalidad en Inglaterra.
  • El calvinismo. Surgida en el siglo XVI tras la ruptura de Juan Calvino con el catolicismo en Francia y Suiza, agrupa la iglesia reformada (5 millones de fieles), la presbiteriana (50 millones de fieles) y la congregacional (30 millones de fieles) de Países Bajos, Escocia e Inglaterra, respectivamente.
  • El bautismo. Surgida en Inglaterra a principios del siglo XVII, como una rama del puritanismo, tiene nexos con la iglesia congregacional y la calvinista. Es la iglesia mayoritaria en los Estados Unidos con unos 100 millones de seguidores, que celebra la eucaristía y el bautismo, y le da a este último una especial significación y protagonismo en sus ritos.
  • El metodismo. Surgida en el siglo XVII en Inglaterra, con la obra del teólogo británico John Wesley, es una doctrina que hace énfasis en la conversión, la predicación y la santidad, bastante emparentada con el calvinismo y el anglicanismo. Celebra la eucaristía y el bautismo, y cuenta con 85 millones de fieles entre Estados Unidos, Reino Unido y el África subsahariana.
  • El evangelismo. Surgida a partir del metodismo inglés, el pietismo luterano y la iglesia de Moravia, es una de las iglesias protestantes más populares del planeta, con alrededor de 600 millones de fieles concentrados en Estados Unidos, Latinoamérica, África subsahariana y Corea del Sur. Celebra el bautismo y la eucaristía, y fomenta en sus fieles un intenso sentimiento de renacer al incorporarse al culto, expresado a menudo por la glosolalia (hablar en “lenguas” al recibir al espíritu santo).
  • El pentecostalismo. Surgida a finales del siglo XIX y comienzos del XX, es una variante muy joven del protestantismo, inspirada en las prédicas de Charles Finney y William Seymour. Combina simultáneamente la idea de pequeñas congregaciones locales con asambleas multitudinarias (“Asambleas de Dios”), celebra la eucaristía y el bautismo, con énfasis en la percepción del espíritu santo (a través de glosolalia, estados de trance o desmayos). Tiene cerca de 250 millones de fieles entre Estados Unidos, América Latina, el África Subsahariana y Corea del Sur.
  • El adventismo. Surgida durante la primera mitad del siglo XIX, como consecuencia de la prédica del Gran Despertar Religioso hecha por el granjero estadounidense William Miller. Celebra el bautismo y la cena del Señor, y cree en la existencia de un santuario celestial reservado para los fieles en el paraíso. Tiene alrededor de 70 millones de fieles en el mundo, principalmente en Brasil y en la India.

Diferencias entre católicos y protestantes

Un sacerdote protestante habla frente a los fieles.
Los altares de las iglesias protestantes suelen ser más discretos que los católicos.

Tanto católicos como protestantes se consideran a sí mismos seguidores de Jesucristo, o sea, fieles al cristianismo. Sin embargo, entre unos y otros destacan ciertas diferencias clave, como pueden ser las siguientes:

Catolicismo Protestantismo
Creen en Jesús de Nazaret como el mesías, pero también en el santoral católico compuesto por mártires y santos capaces de interceder por los fieles ante Dios. Creen en Jesús de Nazaret como el único intermediario posible entre la feligresía y Dios. Consideran a los santos católicos como falsos ídolos o incluso como obra del demonio.
Tienen grandes altares de mucha elaboración en sus iglesias y templos, en los que se exhiben los santos y la imagen de Jesús crucificado. Los altares de sus iglesias suelen ser más discretos que los católicos y no cuentan ni con efigies de santos, ni con representaciones de Jesucristo en la cruz, sino únicamente con esta última.
Leen la Biblia como texto sagrado y también la obra de los teólogos, pensadores y místicos cristianos. Leen mayormente la Biblia como texto sagrado, y desconfían de los textos místicos adicionales o interpretaciones bíblicas.
Celebran la comunión, el bautismo, la confesión, la confirmación, el matrimonio y el total de los ritos católicos. Celebran el bautismo y la comunión, principalmente, así como algunos otros ritos menores de cada iglesia.
Comprenden su iglesia como única y universal para todos los cristianos, cuyo liderazgo espiritual recae en el papa, sucesor de San Pedro según la tradición. Comprenden su iglesia como la práctica verdadera del evangelio sagrado y no tienen un líder espiritual en sus doctrinas.
Comprenden la iglesia como una organización formal y oficial, que exige de sus miembros una entrega total y de sus sacerdotes el celibato. Consideran que el rol de oficiar los ritos puede ser ocupado por cualquiera de los fieles de la comunidad, sin necesidad de ser investido particularmente.

Más en: Catolicismo

Referencias

¿Cómo citar?

"Protestantismo". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/protestantismo/. Última edición: 25 de noviembre de 2022. Consultado: 01 de febrero de 2023

Sobre el autor

Última edición: 25 noviembre, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)