Concepto de
Movimiento Feminista

Te explicamos qué es el movimiento feminista, su historia y en qué consiste esta postura. Además, sus características y qué es ser feminista.

Movimiento feminista
El feminismo aspira a la reivindicación de los derechos de la mujer.

¿Qué es el movimiento feminista?

Cuando hablamos del feminismo o del movimiento feminista, nos referimos a un conjunto diverso de posturas y modelos de pensamiento crítico de corte político, económico, cultural y social, que tienen en común su aspiración a la reivindicación de los derechos de la mujer y la conquista de un rol igualitario respecto al hombre en los distintos aspectos de la sociedad.

El movimiento feminista aspira a demostrar y repensar los roles asignados tradicionalmente según el género, es decir, el lugar que se destina a hombres y a mujeres en la sociedad dependiendo exclusivamente de su sexo y no de sus intereses, talentos o capacidades.

En ese sentido, el feminismo lucha contra el orden patriarcal de la sociedad: un modelo cultural y social que otorga al varón un rol predominante y a la mujer uno más sumiso y secundario. En esta lucha, el feminismo se alía más o menos con otros movimientos subalternos, como el movimiento LGBT (en pro de la sexodiversidad).

Gracias a las distintas etapas y versiones de la lucha feminista, el rol de la mujer ha crecido en participación y derechos a lo largo de la historia de la humanidad, y se han logrado triunfos políticos como el voto femenino, la igualdad ante la ley o los derechos reproductivos, a pesar de que aún haya numerosos temas polémicos en la agenda.

Igualmente, el feminismo ha permitido el surgimiento de escuelas de teoría crítica, aplicadas a diversos campos como la literatura, la sociología, la antropología, etc. que han enriquecido la mirada del ser humano en torno a sí mismo y le han permitido plantearse debates respecto al modo en que comprende la vida y la sociedad.

  1. Historia

Movimiento feminista
Juana de Arco luchó contra un orden que excluía y marginaba a la mujer.

El movimiento feminista tiene muchos antecedentes en épocas antiguas, en lo que se suele llamar protofeminismo o feminismo premoderno. Casos como el de Juana de Arco, Christine de Pizan, o luego Sor Juana Inés de la Cruz, Manuela Sáenz y Juana de Azurduy son casos específicos de mujeres que lucharon contra un orden que las excluía y marginaba.

La primera ola del feminismo como tal se dio a finales del siglo XIX y principios del XX en Inglaterra y América Latina, en la voz de numerosas intelectuales, escritoras y activistas sociales que alzaron la voz para exigir un rol más protagónico para la mujer en las nacientes repúblicas capitalistas.

Esto pasaba por derechos al estudio, al voto e incluso al trabajo. El famoso movimiento de las sufragistas en Europa fue un potente y radical intento por conseguir el voto de la mujer y permitirle su participación en la conducción del Estado.

La segunda ola surge a mediados del siglo, entre 1960 y los años 90, y expandió la lucha al combate de las desigualdades de facto, ya no sólo jurídicas, sino también los derechos sexuales y reproductivos, en lo que se llamó el Movimiento de liberación de la mujer.

La tercera ola se supone inicia en los años 90 y llega al siglo XXI, y surge como respuesta a los fallos del feminismo de la segunda ola, replanteando la idea social y cultural de lo que es una mujer para incorporar otras razas, clases, religiones, culturas, etc.

  1. Características

El feminismo es a grandes rasgos un movimiento:

  • Diverso. Existen numerosas posturas políticas, sociales y filosóficas en torno al tema, no se trata de una organización homogénea.
  • Continuo. El feminismo no tiene un fin, un objetivo en el que terminar, sino que forma parte de una corriente crítica del pensamiento que actualiza sus objetivos conforme cambia la sociedad.
  • Multidisciplinario. No se centra en un campo único del saber, sino que tiene vertientes de pensamiento en diversas áreas de las ciencias y las humanidades.
  • Igualitario. El feminismo no persigue la superioridad de la mujer sobre el hombre, ni nada por el estilo, sino un reparto igualitario de los roles y derechos sociales entre ambos.
  1. ¿Qué es ser feminista?

Movimiento feminista
Ser feminista significa pensar que las mujeres deben ocupar un lugar igualitario en la sociedad.

No existe una forma exclusiva de ser feminista, y existe mucha desinformación respecto a qué significa serlo. Algunos piensan erradamente que se trata de un movimiento de superioridad de la mujer, o de una prédica del lesbianismo, del odio hacia los hombres, o muchas otras acusaciones sin fundamento.

Es cierto que puede haber individuos, personas, feministas o no, que crean esas cosas, y a las que vulgarmente se llama “feminazis”. Pero esas son posturas superficiales que nada tiene que ver con el feminismo.

Ser feminista significa pensar que las mujeres deben ocupar un lugar igualitario en la sociedad y estar dispuesto a revisar los patrones que existen en la misma para hacerla más inclusiva, justa y democrática en ese sentido. Se puede perfectamente ser hombre y ser feminista.

  1. Feminismos en la actualidad

El debate del feminismo en la actualidad dio paso a enfoques más amplios de la subalternidad y la lucha contra el patriarcado, en lo que se denomina Estudios de Género (Gender studies) y que en lugar de enfocarse en la reivindicación de la mujer, prefiere abordar la idea del género (que no del sexo, biológicamente determinado) como una construcción cultural que puede revisarse, criticarse y modificarse.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Conceptos (2018). "Movimiento Feminista". Recuperado de: https://concepto.de/movimiento-feminista/


Citar

Citado APA: (A. 2018,10. Concepto de Movimiento Feminista. Equipo de Redacción de Concepto.de. Obtenido 2018,11, de https://concepto.de/movimiento-feminista/)

Citar

Citado Enciclopédico: Equipo de Redacción de Concepto.de, 2018,10. Concepto de Movimiento Feminista. Editorial Concepto.de (Enciclopedia online). Argentina.