Blog

Concepto de habla

La palabra habla proviene del vocablo latín fábula, que hace referencia a la facultad de hablar, propia del ser humano. Esta es una facultad que las personas comienzan a desarrollar paulatinamente, ampliando su vocabulario en el transcurso de la niñez.

Es posible que la mejor forma de caracterizar a esta palabra sea comparándola con otras, con las que a menudo se la confunde. Las sociedades a lo largo del tiempo van construyendo distintas lenguas, que funcionan como instrumentos admitidos y transmitidos por la propia comunidad, gracias a los cuales los individuos pueden comunicarse entre sí. Mientras la lengua es el conjunto de signos y reglas con las que ese código comprendido por todos se manifiesta, el habla es la apropiación individual de la lengua, que se adquiere de un modo mucho más pasivo. Esta distinción fue la que formalizó Ferdinand de Saussure, el lingüista suizo padre de la semiología, que es la disciplina que se ocupa de los signos (y los comprende en tanto imagen acústica-concepto) y de su comportamiento social.

Sigue »

 

Concepto de informe

El concepto general de informe refiere a una declaración, escrita u oral, que describe las cualidades, las características y el contexto de algún hecho. Se trata, pues, de una elaboración ordenada basada en la observación y el análisis. La finalidad de elaborar un informe es sumamente variable, aunque siempre presupone la eventual necesidad de poner en conocimiento de otro/s algo sucedido.

En el informe escrito debe primar el lenguaje formal e informativo, con una fuerte carga de objetividad derivada de la idea de que lo que se brinda allí se corresponde con la realidad, y podría ser utilizado para conocer a fondo hechos ya sucedidos, y anticipar lo que aún no ocurrió. Suelen organizarse en torno a una estructura básica que incluye una introducción, en la que se explica brevemente de qué se tratará el informe, con una anticipación de lo que se pensaba que ocurriría y los objetivos preliminares. Luego apareced el cuerpo del informe, en el que se detalla la información principal, en muchos casos con subtítulos y elementos paratextuales, y eventualmente, los pasos que fueron orientando la investigación por cierto camino. Luego de eso llegará la conclusión, que pondrá en consideración los resultados más importantes. Es imprescindible que al final de los informes aparezca la bibliografía, que detalla quienes aportaron los datos y de qué forma, con el fin de tener, además de los resultados, las fuentes que los proveyeron.

Sigue »

 

Concepto de industria

El concepto industria refiere a la actividad económica de carácter secundario, que se dedica a transformar una materia prima en un producto elaborado (manufactura).

El momento en el que el hombre se dio cuenta de la importancia de la agricultura significó la adquisición de la idea de que el medio ambiente podía ser transformado para satisfacer las necesidades humanas.

El paso a la actividad industrial fue aun más revolucionario y trascendente, pues comenzó un proceso en el que el protagonista pasó a ser la creatividad humana, que no tendría límite alguno. La producción manual y artesanal tiene su origen en las civilizaciones más primitivas. A las tareas desarrolladas manualmente, o con herramientas precarias, puede considerárselas también una actividad industrial. Sin embargo, el momento de la transformación más importante fue la llamada Revolución Industrial del siglo XVIII, que consistió en el paso de las actividades manuales, o de las manufacturas simples complementadas con máquinas o herramientas, a una gran industria mecánica. El trabajo manual fue reducido de manera drástica, mientras que la producción se incrementó exponencialmente. Son muy variadas las consecuencias que la revolución industrial trajo: económicamente, la industria se transformó a partir del siglo siguiente en el motor del desarrollo económico, y comenzó a trazarse lo que luego se conocería como la División Internacional del Trabajo entre los países. Países como Inglaterra, en los que se produjo esta revolución, pasaría a estar a cargo de la actividad industrial, mientras que otros seguirían condicionados a trabajar la tierra, y eventualmente, a importar esa producción.

Sigue »

 

Concepto de interés

El concepto interés ser origina en el latín interesse, y funciona para expresar aquello que hace que a las personas les importe alguna cuestión. La primera acepción del término es entonces la vinculada con la psicología y la emotividad, que entiende que el interés es un sentimiento que hace que uno atienda a un acontecimiento o a un proceso.

El psicoanálisis cree que el interés es de por sí un interés egoísta (del yo), en oposición al altruismo, que es el interés por el otro. La palabra está relacionada con la idea de motivación, que significa causa del movimiento. En ámbitos como la escuela o el trabajo, se analiza mucho esta cuestión del interés, y se considera que son variadas las motivaciones que despiertan el interés de las personas: la aceptación del otro, la necesidad de alimentarse, el honor cultural, el idealismo, la independencia, la actividad física, el poder, el romance, el ahorro, la posición social o la venganza.

Sigue »

 

Concepto de investigación científica

El concepto investigación científica hace referencia al procedimiento de reflexión, de control y de crítica que funciona a partir de un sistema, y que se propone aportar nuevos hechos, datos, relaciones o leyes en cualquier ámbito del conocimiento científico. La información que resultará será de carácter relevante y fidedigna (digna de crédito), pero no podrá decirse que es absolutamente verdadera: la ciencia apunta a descubrir nuevos conocimientos, pero también a reformular los existentes, de acuerdo con los avances en la técnica, la tecnología y el pensamiento.

Aquellos que realizan esta clase de investigaciones son denominados científicos, y en el tiempo actual, la principal limitación es la disponibilidad de recursos para sostener la investigación por el tiempo que esta demande. Debe remarcarse esto, ya que durante mucho tiempo el descubrimiento científico estuvo limitado por cuestiones políticas o religiosas, que se transformaban en dogmas contra los que no se podía investigar. Además, la ciencia no era vista como algo tan necesario para la sociedad, sino como un proceso más individual, por lo que era difícil encontrar un científico que perciba un ingreso por su actividad. La libertad para investigar se ha extendido bastante, y en general (al menos en los países occidentales), no hay cuestiones dogmáticas que se interpongan en el camino de la ciencia.

Sigue »

 

Concepto de liberalismo

El concepto liberalismo apunta a una corriente ideológica de pensamiento que considera que las personas deben gozar de completa libertad civil, opuesta a cualquier tipo de despotismo o absolutismo, y se apoya en la primacía de las personas como individuos libres.

La palabra, dentro de esta definición, ha tenido una multiplicidad de usos según las coyunturas y los contextos políticos, lo que hace que deba ser necesario repasar brevemente la historia del liberalismo.

Como doctrina política, el liberalismo se deriva del racionalismo del siglo XVIII, por la singularidad de diferenciarse de la arbitrariedad del poder absoluto, característica de muchos de los gobiernos monárquicos de la época. El liberalismo aparece en un contexto que asigna gran importancia al debate y la discusión, en un clima de tolerancia y libertad. En paralelo, la cuestión del progreso derivada del uso de la razón surge en rechazo de los dogmas y el absolutismo religioso. El liberalismo, entonces, se oponía a las ideas de jerarquía y autoridad, presentando las de libertad e igualdad a partir de las doctrinas de Montesquieu, Voltaire y Rousseau. El medio con el que se podía llegar a esto, se sabía, no podía ser otro que el de la revolución, y no tardó en llegar con el llamado ‘ciclo de las revoluciones liberales’ durante las primeras décadas del siglo XIX. Estos son los puntos más salientes en lo que respecta a la faceta política del liberalismo. Con estas líneas se funda el respeto a la democracia liberal y a la división del poder del Estado en muchos países.

Sigue »

 

Concepto de nacionalidad

El concepto de la nacionalidad proviene del latín nascere, por hacer referencia (en principio) al lugar en donde una persona ha nacido. No se trata sin embargo, de una acreditación del lugar de nacimiento sino de una relación de la persona contra el Estado, en el que se concreta efectivamente un conjunto de derechos y deberes correspondientes por tener precisamente la nacionalidad (y eventualmente, también la ciudadanía). Es una cualidad social, cultural y espacial influida por una sumatoria de elementos, que no deben ser analizados de forma aislada.

El concepto puede ser analizado desde distintas órbitas, lo que le dará sentidos diferentes según el campo de acción que quiera tener.

Sigue »