Concepto de
Marco Teórico

Te explicamos qué es un marco teórico en una investigación y cuál es su estructura. Además, cómo hacerlo y un ejemplo detallado.

marco teorico
El marco teórico explicita los autores y libros en los que se basa la investigación.
  1. ¿Qué es un marco teórico?

El marco teórico es el apartado de una monografía o proyecto de investigación en el cual se sustentan los experimentos, hipótesis y propuestas de desarrollo de la investigación. Se compone de un conjunto de referencias y antecedentes fruto del aqueo bibliográfico del cual partió la investigación misma.

Dicho de manera más simple, se trata de un apartado del trabajo de investigación en el cual los autores deberán demostrar en qué autores y libros se basan para elegir el camino investigativo que eligieron. Explicita el apoyo teórico y conceptual que consultaron para poder plantear la investigación como lo hicieron. Esto implica:

  • Antecedentes: Son investigaciones previas sobre el mismo tema.
  • Teoría: son las obras consultadas de los grandes estudiosos de la materia.

Un marco teórico debe ser una exposición coherente, ordenada y sucinta de la teoría que sustenta el trabajo. Debe prestar atención a los datos y referencias bibliográficos.

La minuciosidad, la transparencia y la acuciosidad le permitirán al lector de este apartado adquirir un cuerpo unificado de criterios para comprender y analizar el tema propuesto. Así podrá apreciar los aportes que la investigación le brindará.

Los objetivos de todo marco teórico pueden resumirse de la siguiente manera:

  • Dar cuenta de los rasgos innovadores de la investigación y sus aportes al campo frente a la bibliografía ya existente y a los trabajos que la anteceden.
  • Ubicar dentro de un marco de referencias conceptuales y teóricas al problema del que se ocupará la monografía.
  • Brindar al lector definiciones y conceptos útiles para poder adentrarse en el cuerpo del trabajo de investigación sin problemas. Para ello puede usarse incluso un glosario.
  • Justificar la elección metodológica, conceptual e instrumental de cara a la forma en que otros han investigado la misma materia.

Puede servirte: Tesis

  1. Estructura de un marco teórico

Normalmente, un marco teórico se compone de dos apartados, que dependiendo del caso pueden siempre redactarse como uno solo conjunto:

  • Antecedentes de la investigación. Ante todo, los investigadores deben consultar en distintas fuentes y bases de datos respecto de qué investigaciones previas a la suya abordaron el tema en cuestión, para saber cuál es el estado de la cuestión al momento. Y esto es, justamente, lo que se deberá explicar en este apartado, haciendo referencias explícitas y concretas a los más destacados antecedentes que existan, y explicando en qué su investigación se diferenciará de lo expuesto por ellos.
  • Conceptos teóricos. En este caso se trata de una suerte de glosario terminológico y conceptual necesario para comprender el desarrollo de la investigación, en el cual se explicará qué autores y libros sirvieron para justamente enmarcar conceptualmente la investigación, brindando soporte a sus puntos de vista, procedimientos o razonamientos de base. Se emplearán citas, referencias y explicaciones según resulte necesario en cada caso.

Esta estructura se podrá plantear libremente del modo que le resulte más conveniente a los investigadores, siempre y cuando cubran todo lo pertinente a la teoría en el desarrollo de su trabajo de investigación.

  1. ¿Cómo hacer un marco teórico?

como hacer un marco teorico
Antes de comenzar la redacción del marco teórico se debe consultar amplia bibliografía.

A grandes rasgos, los pasos para elaborar un marco teórico son:

Arqueo bibliográfico. El primer paso, si no lo hemos dado ya al momento de redactar el marco teórico, es hacer una extensa revisión bibliográfica. Esto implica usar distintas bases de datos y servicios de búsqueda, especialmente en bibliotecas universitarias, de institutos académicos o del área específica de nuestra investigación. Nuestro cometido será doble:

  • Primero, dar con los trabajos que aborden el tema de nuestra investigación, para así determinar qué hicieron, de qué manera y qué resultados obtuvieron. Anotaremos de cada caso los datos bibliográficos, revisaremos la bibliografía consultada (sus antecedentes, también) y tomaremos nota de en qué se asemeja y en qué se distingue de nuestra investigación cada uno. No siempre hará falta leer entero el documento, bastará con acudir a un resumen y echar un ojo a la introducción, las conclusiones y la bibliografía, como mínimo.
  • Segundo, una vez que sepamos qué autores emplearon nuestros antecesores en sus marcos teóricos y qué autores resultan indispensables para lo que queremos hacer, deberemos consultarlos y documentarnos respecto a cuáles son las voces de autoridad en el campo específico de nuestra incumbencia. O sea, qué textos teóricos deberíamos leer para nuestra investigación, y tomar nota de ellos.

Recuerda que en ambos casos será crucial tomar citas, con sus respectivas referencias bibliográficas, para apoyarnos durante la redacción del marco teórico.

Investigación teórica. Una vez sabemos qué teóricos emplearemos para nuestro trabajo, debemos leerlos, estudiarlos y determinar en cada caso de qué nos sirven:

  • ¿Qué conceptos clave elaboran estos teóricos?
  • ¿Qué categorías de sus propios estudios sirven para el nuestro y por qué?
  • ¿De qué manera esperamos que sus trabajos influyan el nuestro?

En cuanto sepamos esta información, podremos empezar a redactar.

Redacción. Teniendo todo lo anterior en claro, no será difícil empezar a redactar nuestro marco teórico, dividido en dos etapas:

  • Los antecedentes, en donde básicamente contaremos qué descubrimos durante la primera etapa del arqueo, qué antecedentes fueron importantes y por qué, y en qué medida nuestro trabajo es original o es un aporte respecto a lo que ya se consigue en las bibliotecas.
  • La teoría, esto es, qué autores clave emplearemos para nuestro abordaje investigativo y por qué, intentando dar respuesta a las preguntas que nos hicimos durante su lectura.
  1. Ejemplo de marco teórico

Supongamos que nuestra investigación es sobre la influencia de religión egipcia en los viñedos de altura de Argentina, pues suponemos que existe alguna. Nuestro marco teórico deberá constar, por lo tanto, de lo siguiente:

  • Una primera parte en la que explicamos lo novedoso de nuestro enfoque y hacemos referencia de los antecedentes. Obviamente no habrá ninguno respecto al tema con exactitud, pero sí los habrá respecto a la religión egipcia y su influencia en otras culturas, y también los habrá sobre los viñedos de altura en Argentina. Si no encontramos ningún abordaje como el nuestro, siempre podremos interpretarlo como una señal de que estamos siendo originales o inaugurando un campo del saber.
  • Luego deberemos acudir a los teóricos: tanto a especialistas en la religión egipcia, como en los viñedos de altura en Argentina. Debe haber muchos que han escrito sobre cada cosa profesionalmente, así que deberemos acudir a los más importantes y a los que se aproximen más a nuestro trabajo: por ejemplo, quienes estudien la religión egipcia y sus similitudes con otras culturas del mundo, o quienes estudien los viñedos de altura en relación con factores culturales locales. Probablemente debamos también acudir a algún teórico sobre el concepto de “influencia”, al menos para definir el uso específico que daremos al término durante el trabajo.

Una vez realizada esta investigación y obtenidos estos elementos, con sus respectivas citas bibliográficas y referencias obligatorias, podremos comenzar a redactar el marco teórico, explicando cuáles son los conceptos que usaremos, cómo y de quién.

Sigue con: Elementos de una monografía

Referencias:

Última edición: 17 de diciembre de 2019. Cómo citar: "Marco Teórico". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/marco-teorico/. Consultado: 23 de febrero de 2020.