Fundamentos teóricos

Te explicamos qué son los fundamentos teóricos de un proyecto o investigación, y sus elementos. Además, instrucciones para realizarlos.

fundamentos teoricos
Los fundamentos teóricos sirven como sostén conceptual del trabajo o proyecto final.

¿Qué son los fundamentos teóricos?

Los fundamentos teóricos (o el marco teórico) de un proyecto o de una investigación es el conjunto formado por la documentación y reflexión previa respecto al tema a investigar que los investigadores han recopilado y analizado, y que les sirve como sostén conceptual de su trabajo o proyecto final.

Esto quiere decir que los investigadores sacan de diversas fuentes teóricas su manera específica de abordar y analizar conceptualmente el tema de investigación, acudiendo a quienes lo han estudiado en profundidad anteriormente. Es fundamental que quienes realizan una investigación puedan distinguir las ideas propias de aquellas que han heredado de la literatura especializada.

Los fundamentos teóricos de una investigación permiten comprender el problema en profundidad, apoyándose en las perspectivas vigentes sobre el tema.

Así, por ejemplo, si alguien se propone estudiar una obra de arte china, lo lógico es que acuda a lo que han dicho los grandes especialistas en la materia: historiadores, críticos de arte, sinólogos y otros especialistas que puedan ofrecer puntos de vista, argumentos clave y herramientas útiles para comprender e interpretar la obra de arte china. De otro modo, se corre el riesgo de repetir lo que otros han dicho antes o de quedarse en las capas más superficiales del conocimiento disponible.

Los fundamentos teóricos de toda investigación están formados por:

  • Los antecedentes investigativos, es decir, los trabajos de investigación, dentro y fuera de la academia, que se han hecho previamente sobre el tema.
  • Las bases teóricas y conceptuales, es decir, los trabajos de reflexión, interpretación y teorización en torno al tema que constituyen la literatura especializada. Esto puede incluir un glosario especializado, o sea, un conjunto de definiciones clave, así como una serie de propuestas teóricas o conceptuales.
  • Las bases legales, es decir, el conjunto de disposiciones y consideraciones de tipo legal y moral que, de haberlas, son de relevancia para el proyecto o la investigación.

Todo esto debe ser tomado en cuenta a la hora de escribir el marco teórico de la investigación, a fin de brindar al lector o al evaluador un panorama claro y completo de cuál es el punto de vista del investigador y qué tanto se ha documentado, esto es, qué tan profundamente entiende el problema que se dispone a investigar.

Puede servirte: Investigación científica

¿Cómo realizar el fundamento teórico de un proyecto o investigación?

Para realizar un correcto fundamento teórico de un proyecto o una investigación es importante comprender que ya se ha dicho mucho respecto a cualquier tema posible, por lo que investigar no significa partir de cero en el estudio de un tema, sino partir del conocimiento acumulado que nos permite ver más allá. Por ende, mientras más nos documentemos y mejor comprendamos nuestras ideas, mejor nos irá a la hora de explicarlas a un tercero.

Para redactar el marco teórico conviene tener en cuenta los siguientes pasos o etapas:

  • Paso 1: Documentarse. El primer paso hacia la fundamentación teórica es leer. Debemos hacer un arqueo bibliográfico o búsqueda de fuentes respecto al tema en las bases de datos académicas y especializadas (también en otras fuentes abiertas, como Google, pero el riesgo de topar con mucha información de baja calidad es alto). Nuestro cometido será reunir la mayor cantidad de información de calidad y conocer cuáles son nuestros antecedentes más valiosos. Podemos, por ejemplo, buscar investigaciones previas y acudir a su bibliografía, para ver qué textos y autores teóricos consultaron, y así sumarlos a los nuestros si conviene.
  • Paso 2: Jerarquizar. Una vez que tengamos un panorama teórico sobre el tema, debemos establecer ciertas jerarquías necesarias respecto a la calidad y utilidad de la información. Todo sirve para documentarse, pero no en la misma medida: siempre es mejor ir a las fuentes originales y a los textos fundamentales de una disciplina, para poder entender lo que otros investigadores, a su vez, aportaron. De modo que en este paso seleccionaremos cuáles textos serán centrales en nuestro trabajo y cuáles aportan solo información complementaria. En esta etapa será útil elaborar mapas mentales o conceptuales, para ubicar toda la información y sus respectivos autores.
  • Paso 3: Extraer. El tercer paso consiste en tomar nota de los pasajes más importantes de nuestras fuentes centrales, ya sea en un cuaderno o en fichas que nos permitan organizar la información. Debemos tomar citas textuales fidedignas, fijándonos también en la página, título, autor y demás detalles del texto que necesitaremos para la bibliografía y para poder citarlos correctamente cuando haga falta. Una vez que tengamos la información documentada, podemos comenzar a organizarla de acuerdo a un esquema conceptual, es decir, determinando qué concepto debemos utilizar primero y cuáles después, para emprender un camino teórico hacia el punto de partida de nuestra investigación.
  • Paso 4: Recomponer. La redacción del marco teórico será el cuarto paso y consistirá en explicar al lector, de manera organizada, clara y concisa, el camino teórico que hemos trazado al final del paso anterior. Dicho de otro modo, debemos conducirlo a través de los estudios previos del tema y de los principales aportes de las investigaciones anteriores, de modo que entienda qué autores consultamos y por qué, qué conceptos tomaremos prestados de ellos y por qué, y en definitiva cuál será nuestro punto de partida teórico y por qué. Además, en caso de que sea pertinente, los aspectos legales del proyecto también deberán figurar en este apartado.
  • Paso 5: Aclarar. En caso de que sea necesario, un quinto paso nos servirá para elaborar un glosario de términos especializados, de modo que el lector maneje el lenguaje teórico que nos interesa. El lector podrá volver al glosario si más adelante tiene dudas, o podrá comenzar la lectura del proyecto entendiendo exactamente qué queremos decir con ciertos términos, especialmente si se trata de términos polisémicos, complicados o incluso debatibles.

Por último, no conviene olvidar que todos los textos teóricos consultados deben estar disponibles para el lector en la bibliografía. Todos ellos forman parte, incluso aquellos que decidimos no utilizar o a los que decidimos llevar la contraria, de nuestra investigación y de nuestro conocimiento teórico sobre el tema.

Sigue con: Justificación de una investigación

Referencias

¿Cómo citar?

"Fundamentos teóricos". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/fundamentos-teoricos/. Última edición: 6 de mayo de 2022. Consultado: 19 de mayo de 2022

Sobre el autor

Última edición: 6 mayo, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)