Concepto de
Soluto y Solvente

Te explicamos qué son el soluto y el solvente y cuál es el rol de cada uno. Además, varios ejemplos de estos dos componentes.

Soluto y solvente
Al mezclarse, el soluto y el solvente crean una disolución.
  1. ¿Qué son el soluto y el solvente?

En química, se entiende por soluto y solvente a los dos componentes que integran una solución, es decir, los dos elementos cuya unión produce una mezcla homogénea o disolución.

Así, llamaremos soluto al elemento que se disuelve en el otro, es decir, a la sustancia añadida para formar la mezcla. Este puede ser un sólido, un líquido o un gas, que se encuentra generalmente en menores proporciones que el solvente y que, una vez mezclado, deja de ser perceptible a simple vista, o sea: se disuelve.

Por el contrario, el solvente será aquella sustancia que recibe a la otra, o dicho de otra forma, es la sustancia a la que añadimos el soluto y en la cual este último se disuelve.

Por lo general se trata de un líquido (para formar soluciones líquidas) que recibe un sólido, líquido o gas; caso contrario tanto soluto como solvente deberán a la vez ser sólidos o ser gases. El solvente, por último, es la sustancia mayoritaria de la mezcla.

Puede servirte: Hidrólisis.

  1. Ejemplos de soluto

Soluto
El azúcar es un soluto que puede disolverse en el agua, por ejemplo.

Podemos enumerar algunos tipos de soluto, tales como:

  • Azúcar. Se disuelve en el café o en el agua, por ejemplo.
  • Café. El café molido es, a su vez, un soluto que se diluye en el agua hirviendo para obtener una infusión. Lo mismo ocurre con el té.
  • Sal. Se encuentra disuelta en diversas cantidades en el agua de los mares.
  • Oxígeno. Presente entre otros gases en una mezcla homogénea en la atmósfera.
  • Ácido acético. Esta sustancia, al disolverse en agua, forma el vinagre.
  • Gas carbónico. Empleado en la industria alimenticia, pues al disolverse en agua, da como resultado agua carbonatada (base de las bebidas gaseosas).
  • Carbono. Empleado para aleaciones de hierro, el carbono se añade al metal ya fundido y se logra obtener así el acero.
  1. Ejemplos de solvente

solvente
Al hierro fundido se le añaden otros metales para obtener variantes del acero.

Algunos ejemplos sencillos de solvente son:

  • Agua. Por algo se llama “el solvente universal”: casi todo es susceptible de disolverse en agua.
  • Thinner. Un disolvente industrial a base de hidrocarburos, empleado usualmente para diluir y disolver pinturas o plásticos.
  • Hierro. En el caso, de nuevo, de las aleaciones, al hierro fundido se le añade carbono, zinc, aluminio u otros metales para obtener diversas variantes del acero.
  • Aire. El aire que respiramos es una mezcla homogénea de gases, en el que puede perfectamente disolverse el dióxido de carbono que exhalamos al respirar.
  • Sangre. Diversas sustancias orgánicas se hallan disueltas en la sangre de nuestro cuerpo, que las transporta a lo largo del sistema circulatorio.

Última edición: 27 de noviembre de 2018. Cómo citar: "Soluto y Solvente". Autor: María Estela Raffino. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/soluto-y-solvente/. Consultado: 22 de julio de 2019.