Concepto de
Soluto y Solvente

Te explicamos qué son el soluto y el solvente y cuáles son sus propiedades. Además, sus características y ejemplos.

Soluto y solvente
Al mezclarse, el soluto y el solvente crean una disolución.

¿Qué son el soluto y el solvente?

En química, se entiende por soluto y solvente a los dos componentes que integran una solución, es decir, los dos elementos cuya unión produce una mezcla homogénea o disolución.

Así, llamaremos soluto al elemento que se disuelve en el otro, es decir, a la sustancia añadida para formar la mezcla. Este puede ser un sólido, un líquido o un gas, que se encuentra generalmente en menores proporciones que el solvente y que, una vez mezclado, deja de ser perceptible a simple vista, o sea: se disuelve.

Por el contrario, el solvente será aquella sustancia que recibe a la otra, o dicho de otra forma, es la sustancia a la que añadimos el soluto y en la cual este último se disuelve.

Por lo general se trata de un líquido (para formar soluciones líquidas) que recibe un sólido, líquido o gas; caso contrario tanto soluto como solvente deberán a la vez ser sólidos o ser gases. El solvente, por último, es la sustancia mayoritaria de la mezcla.

  1. Ejemplos de soluto

Soluto
El azúcar es un soluto que puede disolverse en el agua, por ejemplo.

Podemos enumerar algunos tipos de soluto, tales como:

  • Azúcar. Se disuelve en el café o en el agua, por ejemplo.
  • Café. El café molido es, a su vez, un soluto que se diluye en el agua hirviendo para obtener una infusión. Lo mismo ocurre con el té.
  • Sal. Se encuentra disuelta en diversas cantidades en el agua de los mares.
  • Oxígeno. Presente entre otros gases en una mezcla homogénea en la atmósfera.
  • Ácido acético. Esta sustancia, al disolverse en agua, forma el vinagre.
  • Gas carbónico. Empleado en la industria alimenticia, pues al disolverse en agua, da como resultado agua carbonatada (base de las bebidas gaseosas).
  • Carbono. Empleado para aleaciones de hierro, el carbono se añade al metal ya fundido y se logra obtener así el acero.
  1. Ejemplos de solvente

solvente
Al hierro fundido se le añaden otros metales para obtener variantes del acero.

Algunos ejemplos sencillos de solvente son:

  • Agua. Por algo se llama “el solvente universal”: casi todo es susceptible de disolverse en agua.
  • Thinner. Un disolvente industrial a base de hidrocarburos, empleado usualmente para diluir y disolver pinturas o plásticos.
  • Hierro. En el caso, de nuevo, de las aleaciones, al hierro fundido se le añade carbono, zinc, aluminio u otros metales para obtener diversas variantes del acero.
  • Aire. El aire que respiramos es una mezcla homogénea de gases, en el que puede perfectamente disolverse el dióxido de carbono que exhalamos al respirar.
  • Sangre. Diversas sustancias orgánicas se hallan disueltas en la sangre de nuestro cuerpo, que las transporta a lo largo del sistema circulatorio.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Conceptos (2018). "Soluto y Solvente". Recuperado de: https://concepto.de/soluto-y-solvente/


Citar

Citado APA: (A. 2018,09. Concepto de Soluto y Solvente. Equipo de Redacción de Concepto.de. Obtenido 2018,11, de https://concepto.de/soluto-y-solvente/)

Citar

Citado Enciclopédico: Equipo de Redacción de Concepto.de, 2018,09. Concepto de Soluto y Solvente. Editorial Concepto.de (Enciclopedia online). Argentina.