Concepto de
Solución Química

Te explicamos qué es una solución química, cómo se compone y su concentración química. Además, su clasificación y características.

Solución química
Una solución química es una mezcla homogénea de dos o más sustancias.

¿Qué es una solución química?

Se denomina solución química o disolución a una mezcla homogénea de dos o más sustancias cuya vinculación ocurre a grado tal que se modifican o pierden sus propiedades individuales. Así, la unión de ambas sustancias arroja una sustancia nueva, con características propias, en la que los dos componentes mezclados resultan indistinguibles el uno del otro.

De esta manera, la disolución resultante de la mezcla de los dos componentes tendrá una única fase reconocible (sólido, líquido o gaseoso) a pesar inclusive de que sus componentes tuvieran fases distintas. Por ejemplo, disolver azúcar en agua.

Toda solución química presenta, como mínimo, dos componentes: uno que es disuelto en el otro y que llamaremos soluto, y otro que disuelve al soluto y que llamaremos solvente o disolvente. En el caso del agua con azúcar, la primera será el solvente y el segundo será el soluto.

La capacidad de formar soluciones y de mezclar sustancias es fundamental para el desarrollo de nuevos materiales y para el entendimiento de las fuerzas químicas que permiten a la materia juntarse. Esto resulta de particular interés para los campos de la química, la biología y la geoquímica, entre otros.

  1. Características

Solución química
En una solución química no pueden distinguirse a simple vista sus elementos.

En general, toda solución química se caracteriza por:

  • Soluto y solvente no pueden separarse por métodos físicos como decantación, filtración o tamizado, ya que sus partículas han construido nuevos enlaces químicos.
  • Poseen un soluto y un solvente (como mínimo) en alguna proporción detectable.
  • A simple vista no pueden distinguirse sus elementos constitutivos.
  • Únicamente pueden separarse soluto y solvente mediante métodos como la destilación, la cristalización o la cromatografía.
  1. Tipos de solución química

Las soluciones químicas pueden clasificarse de acuerdo a la proporción que exista entre soluto y solvente, denominada concentración. Existen, así, cuatro tipos de soluciones:

  • Diluidas. Cuando la cantidad de soluto respecto al solvente es muy pequeña. Por ejemplo: 1 gramo de azúcar en 100 gramos de agua.
  • Concentradas. Cuando la cantidad de soluto respecto al solvente es grande. Por ejemplo: 25 gramos de azúcar en 100 gramos de agua.
  • Saturadas. Cuando el solvente no acepta ya más soluto a una determinada temperatura, pues sus partículas ya no tienen cómo generar más enlaces, se dice que está saturada. Por ejemplo: 36 gramos de azúcar en 100 gramos de agua a 20 °C.
  • Sobresaturadas. Habremos notado que la saturación tiene que ver con la temperatura: eso se debe a que incrementando esta última, se puede forzar al solvente a tomar más soluto del que ordinariamente puede, obteniendo así una solución sobresaturada (saturada en exceso, digamos). Así, sometida a un calentamiento o enfriamiento brusco, la solución tomará mucho más soluto del que ordinariamente podría.
  1. Concentración de una solución química

La concentración es una magnitud que describe la proporción de soluto respecto al solvente en una disolución. Esta magnitud se expresa en dos tipos distintos de unidades, que son:

Unidades físicas. Aquellas que se expresan en relación al peso y el volumen de la solución, en forma porcentual (se multiplican por 100). Pueden ser las siguientes:

  • %Peso/peso. Se expresa en gramos de soluto sobre gramos de solución.
  • %Volumen/volumen. Se expresa en cc de soluto sobre cc de solución.
  • %Peso/volumen. Combina las dos anteriores: gr de soluto sobre cc de solución.  

Unidades químicas. Aquellas que se expresan en sistemas de unidades químicas, como pueden ser:

  • Molaridad (M). Se expresa en número de moles de soluto sobre un litro de solución o un kilogramo de solución.
  • Fracción molar (Xi). Se expresa en términos de moles de un componente (solvente o soluto) en relación con los moles totales de la solución, de la siguiente manera:

Xsolución = moles de soluto / moles de soluto + moles solvente

Xsolvente = moles de solvente / moles de soluto + moles solvente

Siempre contemplando que:

Xsolvente + Xsolución = 1

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Conceptos (2018). "Solución Química". Recuperado de: https://concepto.de/solucion-quimica/


Citar

Citado APA: (A. 2018,10. Concepto de Solución Química. Equipo de Redacción de Concepto.de. Obtenido 2018,11, de https://concepto.de/solucion-quimica/)

Citar

Citado Enciclopédico: Equipo de Redacción de Concepto.de, 2018,10. Concepto de Solución Química. Editorial Concepto.de (Enciclopedia online). Argentina.