Concepto de
Filtración

Te explicamos qué es la filtración y los tipos que existen. Además, algunos ejemplos y los métodos de separación de mezclas.

filtración
La filtración tiene como fin separar sólidos de un fluido.
  1. ¿Qué es la filtración?

Se conoce como filtración a una técnica para separar sólidos en suspensión dentro de un fluido (líquido o gas), empleando para ello un medio filtrante: un sólido poroso que pasa a denominarse tamiz, filtro o criba. Este filtro retiene los sólidos de mayor tamaño y permite el paso del fluido, junto con las partículas de tamaño inferior.

El proceso de la filtración es, pues, muy semejante al del tamizado, excepto que este último se da entre materiales sólidos de distinto grosor o tamaño. La filtración forma parte de los métodos de separación de mezclas más utilizados en la vida cotidiana del ser humano y en sus diversas industrias, por lo que existen también distintos artefactos capaces de llevarlo a cabo con variado rango de precisión.

También se habla de filtraciones a propósito de los excesos de humedad que reblandece el cemento y otros materiales de construcción, permitiendo que el agua inunde los poros de paredes, techos y suelos, abriéndose paso y deteriorándolos. En ese caso, es el agua la que se filtra por el cemento.

Tipos de filtración

Dependiendo del material filtrante empleado, podemos distinguir diversos tipos de filtración:

  • Filtrado ordinario. Aquel que se lleva a cabo con membranas o tamices cuyos agujeros son iguales o superiores a un milímetro.
  • Microfiltración. La que se realiza con tamices cuyos poros oscilan entre 0,1 y 10 micrones.
  • Ultrafiltración. Este proceso de filtración retiene moléculas cuyo peso supere los 103 Dalton/gmol, permitiendo separar proteínas o desinfectar agua con bacterias.
  • Nanofiltración. La más fina de las filtraciones, capta moléculas sin carga eléctrica que tengan peso superior a 200 Dalton/gmol, y es aplicada en la industria química para obtener sustancias específicas.

Puede servirte: Estados de la Materia.

  1. Ejemplos de filtración

filtración
Al terminar de hervir pasta la separamos mediante un colador.

Algunos ejemplos cotidianos de filtración bien pueden ser:

  • Preparar café. Para hacer café u otras infusiones, se pone en contacto la sustancia (té, café, etc.) con agua hirviendo o muy caliente, para forzarla a que libere en el agua su contenido. Luego se los debe separar, y para eso se emplea un filtro, de tela o de papel, que retiene las partículas más gruesas de la infusión (la llamada “borra” del café) y deja pasar el líquido.
  • Las filtraciones por tuberías rotas. Como explicamos antes, el agua de un caño roto puede acumularse y filtrarse a través del cemento, reblandeciendo su consistencia y abriéndose paso hacia abajo por obra de la gravedad, o hacia arriba debido a la presión. En ambos casos, el agua se filtra por el cemento, dejando cualquier partícula que tenga del otro lado de la pared.
  • Purificadores de agua. Los filtros de agua desde hace siglos operan mediante el tamizado del agua para beber, ya sea mediante piedras especialmente porosas (como en los tinajeros o tinajas), o mediante papeles, corchos y otros sólidos que sirven para retener las partículas que el agua trae consigo y dejarla lo más limpia posible.
  • Colar la pasta. Cuando hacemos pasta o espagueti, hervimos el alimento en agua y luego lo separamos mediante un colador, que no es otra cosa que un filtro grueso, para retener la pasta cocinada y desechar el agua caliente.
  1. Filtración del agua

filtración de agua
Filtrar el agua nos garantiza su mínima potabilidad.

La filtración del agua es un proceso necesario para garantizar su mínima potabilidad, es decir, que no contenga piedras, tierra, metales u otros materiales de desecho que pueda haber arrastrado en su camino hacia nuestros hogares.

Para ello se emplean aparatos de filtrado o mecanismos instalados en la tubería misma, que retienen el sucio y los materiales sólidos, dejando pasar el agua a través de sus cuerpos porosos. Este mecanismo no previene contra microorganismos, por lo que garantiza apenas una primera medida sanitaria para el consumo de agua.

  1. Métodos de separación de mezclas

separación magnética
Para rescatar metales de un líquido o de otro sólido, puede emplearse un imán.

El filtrado es apenas uno de los métodos posibles de separación de mezclas, es decir, de los procedimientos con los que contamos a la hora de separar dos o más sustancias que van juntas. Otros métodos de esta naturaleza son:

  • Decantación. Consiste en esperar a que la gravedad actúe sobre los sólidos presentes en un fluido, permitiéndoles asentarse y ser removidos mecánicamente. También puede usarse con dos líquidos que posean distintas densidades, por ejemplo.
  • Separación magnética. Para rescatar metales o partículas magnéticas de un líquido o de otro sólido, puede emplearse un imán, ya que atraerá las partículas metálicas únicamente, dejando intactas las diamagnéticas.
  • Destilación. Este procedimiento consiste en la evaporación de uno de los dos líquidos involucrados en una mezcla, para luego permitirle condensarse en otro recipiente y además dejar en el fondo del envase original el otro líquido que tenga otro punto de evaporación diferente.
  • Evaporación. Semejante a la destilación, permite evaporar el líquido en donde esté disuelto algún sólido, para recuperar este último en el fondo del envase.

Más en: Métodos de Separación de Mezclas.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Conceptos (2018). "Filtración". Recuperado de: https://concepto.de/filtracion/


Citar

Citado APA: (A. 2018,11. Concepto de Filtración. Equipo de Redacción de Concepto.de. Obtenido 2018,12, de https://concepto.de/filtracion/)

Citar

Citado Enciclopédico: Equipo de Redacción de Concepto.de, 2018,11. Concepto de Filtración. Editorial Concepto.de (Enciclopedia online). Argentina.