Concepto de
Suspensión Química

Te explicamos qué es una suspensión en química, sus fases, características y propiedades. Además, experimentos con suspensiones.

suspension quimica jugo
Los jugos frutales son suspensiones, por eso hay que agitarlos antes de servirlos.
  1. ¿Qué es una suspensión química?

En química, se entiende por suspensión a un tipo de mezcla heterogénea constituida por pequeñas partículas de un sólido dispersas en un medio líquido en el que no puede disolverse. El nombre suspensión proviene del hecho de que las partículas quedan suspendidas. Es decir que el sólido no llega a disolverse en el líquido, incluso si se trata de partículas microscópicas.

Todas las suspensiones, entonces, están conformadas por:

  • Fase dispersa. Es la fase sólida.
  • Fase dispersante. Es la fase líquida (también llamada continua o externa).

Además, suelen contener tensoactivos, que son agentes dispersantes, cuyo rol es impedir que los sólidos se aglutinen o sedimenten; e incluso sustancias estabilizantes, que mantienen en equilibrio la suspensión. Estos últimos dos elementos son fundamentales en la producción industrial de este tipo de compuestos.

Son de gran utilidad en diversas industrias y son el principio fundamental detrás del aerosol. Por ejemplo, un jugo de frutas es un ejemplo de una suspensión, ya que la pulpa sólida se halla suspendida en el agua, pero si se le da el tiempo suficiente, decantará por acción de la gravedad, hacia el fondo del recipiente. Pero si lo sacudimos, recupera sus propiedades temporalmente.

Ver también: Métodos de separación de mezclas

  1. Propiedades de una suspensión

Las suspensiones son, en su mayoría, poco estables. Esto se debe a que las partículas sólidas pueden distribuirse de manera homogénea en la fase continua sin aglutinarse ni sedimentar sólo durante un tiempo determinado.

El período de estabilidad depende esencialmente de la viscosidad de la fase continua (a mayor viscosidad, mayor tiempo), del tamaño de las partículas dispersadas y de la temperatura a la que se encuentre el compuesto. Además suelen emplearse aditivos estabilizantes o antiaglutinantes que maximizan el período de estabilidad.

Por otro lado, las suspensiones pueden parecer inseparables, pero dado el tiempo suficiente es posible decantar ambas fases permitiendo que los sólidos se asienten. Además, pueden separarse por completo sólo por métodos específicos de filtración o centrifugación.

Otra propiedad interesante de las suspensiones es que pueden actuar como sólidos bajo ciertas circunstancias, y como líquidos en otras. Así, pueden fluir como líquidos, pero ofrecer cierta dureza a los impactos como hacen los sólidos.

  1. Emulsión y suspensión

suspension emulsion
Una emulsión también es una mezcla heterogénea, pero sus dos fases son líquidas.

Las emulsiones y suspensiones son de cierto modo similares. Las primeras se tratan también de mezclas heterogéneas de fases que no se compenetran al 100%, pero que en este caso son ambas líquidas, o sea, una emulsión es una mezcla heterogénea de líquidos inmiscibles.

Temporalmente, estos dos líquidos son indiscernibles el uno del otro, pero si se les da el tiempo suficiente, se separarán tal y como ocurre con las suspensiones. Eso sí: a diferencia de las emulsiones, las suspensiones no tienen un color específico determinado.

Más en: Emulsión química

  1. Experimentos de suspensiones

suspension experimento harina
La harina y el agua forman una suspensión de una particular consistencia.

A continuación, explicaremos un par de experimentos caseros para evidenciar las propiedades de las suspensiones:

  • Suspensión de harina de maíz

Necesitarás: 1 taza de harina o fécula de maíz, 1 tazón, más o menos ½ taza de agua, una cuchara, un plato para pie.

Instrucciones: Vierte la harina o fécula de maíz en el tazón grande, y ve añadiendo el agua lentamente mientras remueves con la cuchara. No añadas toda el agua si no hace falta. Una vez que obtengas una consistencia acuosa, sujeta la mezcla con tus manos y observa cómo se derrama. Luego golpea la suspensión con una mano y observa cómo resiste, como si fuera un sólido. Vierte agua sin mezclar en el plato de pie y trata de repetir las sensaciones: sujétala, y golpéala. Registra las diferencias entre el líquido y la suspensión.

  • Suspensión de talco

Necesitarás: 2 cucharadas de talco, un vaso de agua, una cuchara.

Instrucciones: Vierte el talco en el vaso de agua de manera paulatina, mientras revuelves con la cuchara, hasta obtener una mezcla uniforme. Toma nota, si lo hay, de los restos sólidos en el fondo del vaso. Coloca el vaso en un sitio donde nadie lo toque y esté en reposo. Regresa a los 5 minutos. Toma nota, si lo hay, de los restos sólidos en el suelo del vaso. Repite el procedimiento a los 10, 15, 20 y 30 minutos, para observar cómo los sólidos suspendidos se asientan en el fondo, separando las dos fases.

Sigue con: Mezcla homogénea

Referencias:

Última edición: 11 de octubre de 2019. Cómo citar: "Suspensión Química". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/suspension-quimica/. Consultado: 20 de noviembre de 2019.