Concepto de
Propiedades Específicas de la Materia

Te explicamos qué son las propiedades específicas de la materia y las principales características de cada una de ellas con ejemplos útiles.

Propiedades de la materia
Las propiedades de la materia nos permiten clasificarla y averiguar más sobre sus orígenes.

¿Qué son las propiedades específicas de la materia?

La materia que conocemos posee numerosas características que nos permiten clasificarla, ordenarla y averiguar más sobre sus orígenes. Algunas de dichas propiedades son generales, es decir, compartidas con todas las formas de materia que conocemos, como la longitud, el peso, el volumen, etc.

Pero también existen propiedades específicas de la materia, es decir, propiedades que tienen solamente algunas formas de la materia, y que nos permiten diferenciar a un cuerpo de otro, a un elemento de otro o a una sustancia de otra. Dichas características son esenciales o específicas, ya que son únicas dependiendo del tipo de materia estudiado.

Estas propiedades tienen que ver principalmente con la naturaleza misma y el comportamiento físico de la materia, vale decir, su reacción recurrente frente a ciertos estímulos. La materia del mismo tipo, digamos, de un mismo elemento, se comportará siempre igual ya que posee siempre las mismas propiedades específicas.

De allí que la mayoría de los métodos de separación de fases o de separación de la materia empleen métodos que explotan estas propiedades y no otras, dado que en una misma sustancia puede haber mezclados varios tipos de materia, cada uno con sus respectivas propiedades únicas. Así, todos los elementos de la materia tienen un grado de densidad o un punto de fusión, por ejemplo, pero nunca será el mismo para cada uno.

  1. Densidad

Cuando hablamos de densidad de la materia, nos referimos a qué tan concentrada se encuentra la materia en un cuerpo. Está determinada por la estrechez con que conviven las moléculas de un elemento con otras iguales a ella, por lo que se trata de una relación entre masa y volumen (Densidad = masa/volumen).

Por ejemplo, un kilogramo de madera y un kilogramo de plomo son fácilmente distinguibles por su densidad, que es mucho mayor en el caso del plomo. Sus moléculas se hallan mucho más apretadas entre sí.

  1. Punto de fusión

El punto de fusión es la temperatura máxima en la cual un sólido pasa al estado líquido. Esto ocurre mediante la inyección de calor, y representa una temperatura tope: sin importar cuánto calor se añada al sólido (que deviene líquido), su temperatura no aumentará. Además, esta propiedad es distinta en cada elemento conocido, por lo que el plomo se funde a los 327,3 °C, pero el aluminio a los 658,7 °C y el hierro a los 1530 °C.

  1. Elasticidad

Propiedades de la materia
La elasticidad es la capacidad de la materia de recuperar su forma original.

La elasticidad es la capacidad de la materia de recuperar su forma original, en cuanto cesa la aplicación de una fuerza que la obligaba a cambiar (fuerza deformativa). Esto es: algunos elementos tienen memoria de forma, es decir, regresan a su forma original en cuanto dejamos de forzarlos a tener otra. Así ocurre con el caucho o goma, pero no con el aluminio (que al deformarse queda como está) o el vidrio (que no se deforma, sólo se parte).

  1. Brillo

Llamamos brillo a la capacidad de la materia de reflejar ciertos espectros de luz, y es típico de los elementos metálicos o minerales. Dicho brillo puede ser metálico, adamantino, nacarado o vítreo, dependiendo de qué sustancia usemos de referencia (metal, diamante, nácar o vidrio).

  1. Dureza

La dureza es la resistencia natural de ciertos elementos a ser rayados, esto es, a que se penetre levemente su superficie con otro material. Así, los materiales más duros son difíciles de rayar, como el diamante, mientras que el yeso es sumamente sencillo de rayar.

  1. Punto de Ebullición

Propiedades de la materia
El punto de ebullición es el traspaso del estado liquido al gaseoso.

Así como el punto de fusión, el punto de ebullición es una temperatura máxima y única a la que un elemento pasa del estado líquido al gaseoso. Esto ocurre debido al incremento de la energía cinética que el calor añadido distribuye entre las partículas, que empiezan a vibrar mucho más aprisa. Así, el punto de ebullición del agua es de 100 °C, pero el del mercurio es de 356,6 °C.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Conceptos (2018). "Propiedades Específicas de la Materia". Recuperado de: https://concepto.de/propiedades-especificas-de-la-materia/


Citar

Citado APA: (A. 2018,10. Concepto de Propiedades Específicas de la Materia. Equipo de Redacción de Concepto.de. Obtenido 2018,11, de https://concepto.de/propiedades-especificas-de-la-materia/)

Citar

Citado Enciclopédico: Equipo de Redacción de Concepto.de, 2018,10. Concepto de Propiedades Específicas de la Materia. Editorial Concepto.de (Enciclopedia online). Argentina.