Propiedades específicas de la materia

Te explicamos qué son las propiedades específicas de la materia y las principales características de cada una de ellas con ejemplos útiles.

Propiedades de la materia
Las propiedades de la materia nos permiten clasificarla y averiguar más sobre sus orígenes.

¿Qué son las propiedades específicas o intrínsecas de la materia?

Las propiedades específicas son características que tienen solamente algunas formas de la materia.

La materia que conocemos posee numerosas características que nos permiten clasificarla, ordenarla y averiguar más sobre sus orígenes. Algunas de estas propiedades son generales, es decir, compartidas con todas las formas de materia que conocemos, como la longitud, el peso o el volumen.

También existen propiedades específicas de la materia, es decir, propiedades que tienen solamente algunas formas de la materia, y que nos permiten diferenciar a un cuerpo de otro, a un elemento de otro o a una sustancia de otra. Se llaman características esenciales o específicas, ya que son únicas dependiendo del tipo de materia estudiada.

Estas propiedades tienen que ver principalmente con la naturaleza misma y el comportamiento físico de la materia, es decir, su reacción recurrente frente a ciertos estímulos. La materia del mismo tipo, digamos, de un mismo elemento, se comportará siempre igual ya que posee siempre las mismas propiedades específicas.

El conocimiento de las propiedades específicas de un material es de gran utilidad. Un ejemplo de esto son las separaciones físicas de los componentes de una mezcla. Muchas veces para lograr esto, se utilizan métodos como la destilación, basados en la diferencia entre los puntos de ebullición de los componentes de la mezcla.

Entre las propiedades específicas de la materia podemos encontrar propiedades físicas y propiedades químicas.

Puede servirte: Estados de la materia

Propiedades físicas

Definen la forma y el estado en que se puede dividir la materia.

  • Densidad. El término densidad proviene del campo de la física y la química y alude a la relación que existe entre la masa de una sustancia (o de un cuerpo) y su volumen. Se trata de una propiedad intrínseca de la materia, ya que no depende de la cantidad de sustancia que se considere. Por ejemplo, un kilogramo de madera y un kilogramo de plomo son fácilmente distinguibles por su densidad, que es mucho mayor en el caso del plomo.
  • Punto de fusión. El punto de fusión es la temperatura a la cual un sólido pasa al estado líquido. Para que esto ocurra se debe proporcionar calor al sólido hasta que su temperatura supere el punto de fusión y pase a la fase líquida. Esta propiedad es distinta para cada sustancia. Por ejemplo, el plomo funde a 327,3º C, el aluminio a 658,7º C y el hierro a 1530º C.
  • Elasticidad. La elasticidad es la capacidad de la materia de recuperar su forma original, en cuanto cesa la aplicación de una fuerza que la obligaba a cambiar (fuerza deformadora). Algunos elementos tienen memoria de forma, es decir, regresan a su forma original en cuanto dejamos de forzarlos a tener otra. Así ocurre con el caucho o goma, pero no con el aluminio (que al deformarse queda como está) o el vidrio (que no se deforma, sólo se parte).
Propiedades de la materia
La elasticidad es la capacidad de la materia de recuperar su forma original.
  • Brillo. El brillo es la capacidad de la materia de reflejar ciertos espectros de luz y es típico de los elementos metálicos o minerales. Dicho brillo puede ser metálico, adamantino, nacarado o vítreo, dependiendo de qué sustancia usemos de referencia (metal, diamante, nácar o vidrio).
  • Dureza. La dureza es la resistencia natural de ciertos materiales a ser rayados o penetrados por otro material. Por ejemplo, materiales como el diamante, que tienen alta dureza, son más difíciles de penetrar que materiales como el yeso, que tienen muy baja dureza.
  • Punto de ebullición. El punto de ebullición es la temperatura a la que se iguala la presión de vapor de un líquido con la presión exterior al líquido. La transición de fase líquido-vapor ocurre cuando la temperatura del líquido supera a su punto de ebullición. Para esto se suministra suficiente calor al líquido, de modo que aumente mucho la energía cinética de sus partículas (energía que poseen debido a su movimiento) y pasen a la fase vapor. Por ejemplo, el punto de ebullición del agua es 100º C y el del mercurio es 356,6º C.
Propiedades de la materia
El punto de ebullición es el traspaso del estado liquido al gaseoso.
  • Conductividad eléctrica. La conductividad eléctrica es el grado en la que un material permite que la energía eléctrica se conduzca a través de él. Esta propiedad depende de la estructura del material y de la temperatura. Algunos materiales son mejores conductores que otros, por ejemplo, los metales son buenos conductores. También existen materiales llamados aislantes, que no conducen la corriente eléctrica. Por ejemplo: el vidrio, el plástico, la madera y el cartón.
  • Conductividad térmica. La conductividad térmica es el grado en la que un material puede conducir calor (calor y temperatura son conceptos diferentes). Esta propiedad depende de la estructura del material, de la temperatura, de los cambios de fase del material (ejemplo, hielo-agua), entre otros factores. La mayoría de los metales son buenos conductores térmicos, y materiales como los polímeros son malos conductores térmicos. Algunos materiales, como el corcho, son aislantes térmicos y directamente no conducen el calor.

Propiedades químicas

Definen la reactividad de la materia, es decir, cuando una materia se convierte en otra nueva.

  • Reactividad. La reactividad es la capacidad de un material para reaccionar frente a otro material.
  • Combustibilidad. Grado o medida en la que una sustancia combustiona, se puede decir de forma coloquial, que se incendia. La combustión ocurre mediante una reacción de oxidación. A las sustancias con alta combustibilidad se les llama “combustibles”. Combustibles muy conocidos en la vida cotidiana son la gasolina y el alcohol.
  • Acidez. Es la cualidad que tiene una sustancia de comportarse como un ácido. Los ácidos son sustancias que cuando se disuelven en agua, la disolución resultante tiene pH menor que 7 (el agua pura tiene tiene pH=7).
  • Alcalinidad. Capacidad de una sustancia para neutralizar un ácido. Se podría decir, de contrarrestar su efecto.

Referencias

  • «Calor y Termodinámica» 6ta Edición. Mark W. Zemansky, Richard H. Dittman.
  • «Principios de Química: los caminos del descubrimiento» Atkins, Peter; Jones, Loretta.Ed. Médica Panamericana. (2006) ISBN 9789500600804.
  • Consulta a: www.elbibliote.com.

¿Cómo citar?

"Propiedades específicas de la materia". Autor: Dianelys Ondarse Álvarez. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/propiedades-especificas-de-la-materia/. Última edición: 15 de julio de 2021. Consultado: 20 de abril de 2024

Sobre el autor

Última edición: 15 julio, 2021
Lic. en Radioquímica (Diploma de oro, 2004-2009). Doctora en Ciencia y Tecnología (2012-2017), Universidad Nacional de Quilmes, Argentina.

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)