Mapamundi

Te explicamos qué es el mapamundi, su historia y qué formas puede tomar. Además, qué son las proyecciones, los paralelos y los meridianos.

mapamundi
El mapamundi puede servir de base para la elaboración de otros mapas.

¿Qué es el mapamundi?

El mapamundi (palabra heredada del latín medieval mappa mundi, o sea, “mapa del mundo”) es una representación cartográfica de la totalidad de la superficie terrestre, es decir, se trata de un mapa del mundo entero.

Dependiendo de su forma, un mapamundi puede llamarse de dos modos:

  • Globo terrestre o globo terráqueo, cuando la representación tiene forma esférica y trata de reproducir la apariencia tridimensional del planeta.
  • Planisferio terrestre, cuando reproduce a escala la proyección de la esfera terrestre en un plano bidimensional, o sea, en dos dimensiones.

Los mapamundis son una herramienta muy antigua, que se elabora con el propósito de servir de guiatura en asuntos de geografía y de política, pudiendo servir de base para la elaboración de otros mapas, como el mapa político (que muestra las divisiones de los países), el mapa físico (que muestra los accidentes geográficos) y el mapa topográfico (que muestra las curvas de nivel del relieve), entre muchos otros usos especializados.

En los mapamundis no solo aparece la representación de la superficie terrestre (los continentes, islas y los océanos), sino también los símbolos y signos de uso geográfico para organizar, sectorizar y estructurar imaginariamente al planeta. Así, suelen trazarse también las líneas fronterizas, los ríos y las líneas de altura, además de los paralelos y meridianos, el ecuador, etcétera. También es normal destacar la ubicación de las ciudades y capitales, así como otros elementos que puedan resultar de interés particular.

Ver también: Cartografía

Historia del mapamundi

mapamundi historia
La exploración de Asia y África incorporó nuevos retos a la hora de imaginar el mundo.

Desde épocas muy tempranas la humanidad conoció la utilidad y la valía de los mapas, y muchas de las civilizaciones antiguas quisieron trazar mapas lo más exactos y exhaustivos del mundo que conocían. Los primeros intentos hallados de mapamundi datan de alrededor del 2500 a. C., y consisten en trazos en tablillas de barro babilónicas, pero se limitaban a la representación del valle del río Éufrates.

Los antiguos griegos, por su parte, sabían de la esfericidad de la Tierra y quisieron trazar algún tipo de mapa total. A esta tarea se abocó particularmente el principal pupilo de Thales de Mileto, el geógrafo y filósofo Anaximandro de Mileto (c. 610-546 a. C.), creador del primer mapa del mundo conocido, cuya apariencia se desconoce pero en el que estaban representados el mar Mediterráneo, el mar Negro, los ríos Éufrates y Phasis, y tres grandes continentes: Europa, Asia y Libia, rodeados de un cinturón de agua llamado Océano.

Este primer mapamundi serviría de base para una versión mucho más avanzada, creada por el geógrafo y astrónomo griego Claudio Ptolomeo (c. 100-170 d. C.), en la que no solo representó numerosos ríos de los tres continentes conocidos por Anaximandro, sino que incorporó por primera vez líneas imaginarias longitudinales y latitudinales.

El mapamundi de Ptolomeo posiblemente formó parte de su obra Geografia, escrita alrededor del 150 d. C., pero tampoco se conserva hoy en día. Únicamente perduran las reconstrucciones que hicieron más de 1000 años después los monjes bizantinos dirigidos por el gramático y teólogo Maximus Planudes (c. 1260-c. 1305). Sin embargo, la elaboración de mapamundis fue una actividad muy común durante el Medioevo europeo.

La posterior exploración de Asia y de África, así como el descubrimiento de América, incorporó nuevos retos a la hora de imaginar el mundo, que hasta entonces se había reducido al mar Mediterráneo y sus zonas aledañas, siempre dibujado a manera de “T en O”, o sea, en el círculo del mundo se distinguían tres continentes separados por el Mediterráneo, formando una “T” de separación entre ellos. Estos eran mapas poco interesados en la exactitud geográfica, que reflejaban más bien ideas teológicas y políticas.

Se toma como el primer mapamundi “científico” el elaborado por el cartógrafo portugués Diego Ribero en 1527, en el que ya aparecían América y Oceanía, gracias a la información de exploradores como Fernando de Magallanes, Juan Sebastián Elcano y Esteban Gómez. Pero no sería hasta el siglo XVIII en que nuevas técnicas de proyección geográfica permitieron el surgimiento de mapas más similares a los actuales, que gracias a la invención de los aeroplanos y la fotografía en los siglos venideros, adquirieron la exactitud actual.

Paralelos y meridianos

Los mapamundis tienen dos tipos principales de líneas imaginarias, que surcan el mundo longitudinal y latitudinalmente, trazando así una cuadrícula, útil para establecer un sistema mundial de coordenadas geográficas que permite orientarse en cualquier lugar de la superficie terrestre. Estas líneas imaginarias son:

  • Los meridianos. Si trazamos una semicircunferencia que recorre la superficie del planeta desde el Polo Norte hasta el Polo Sur, estaremos trazando un meridiano. Es decir, se trata de líneas verticales que dividen el planeta en 360 espacios (“grados”) y que permiten ubicar longitudinalmente un punto cualquiera de su superficie. Es decir, podemos saber la longitud de cualquier porción de la superficie planetaria cotejando los meridianos en que comienza y en que termina.

Para esto, se utiliza además un meridiano “cero” de referencia, que pasa por el antiguo observatorio de Greenwich en Londres, Reino Unido. A partir de él, se avanza un grado por meridiano en un sentido positivo (+1) o negativo (-1) dependiendo de si se avanza hacia el este o el oeste respectivamente. Estas líneas sirven para determinar el huso horario.

  • Los paralelos. Si trazamos una semicircunferencia que sea perpendicular al eje de rotación del planeta y que lo divida en dos hemisferios contrapuestos, estaremos trazando un paralelo. Dicho de otro modo, se trata de líneas horizontales que permiten ubicar un punto cualquiera de la superficie planetaria de manera latitudinal, o sea, podemos ubicar la latitud de cualquier punto atendiendo a los paralelos en los que inicia y termina.

Para esto, además, se utiliza al ecuador (la línea imaginaria que divide al mundo en dos hemisferios simétricos) como paralelo “cero” de referencia. A partir de él, se avanza en grados sexagesimales en un sentido norte (° N) o sur (° S) dependiendo de si avanzamos hacia el hemisferio norte o el sur. Además del ecuador, existen cuatro paralelos notables: el círculo polar ártico (66° 33’ N), el trópico de Cáncer (23° 27’ N), el trópico de Capricornio (23° 27’ S) y el círculo polar antártico (66° 33’ S). Estas líneas sirven para determinar las zonas climáticas.

Más en: Meridianos y paralelos

Proyecciones

Dado que la Tierra no es del todo esférica, ni tiene realmente un arriba y un abajo, las representaciones que vemos de ella a diario no son del todo exactas en sus proporciones, sino que emplean escalas y procedimientos de proyección para construir una imagen verosímil, o sea, creíble, útil, del planeta. A estos procedimientos se les conoce como proyecciones geográficas, y a lo largo de la historia ha habido muchas de ellas y muy diferentes entre sí.

La más conocida de estas proyecciones, y la más empleada en la actualidad, es la proyección de Mercator, creada por el geógrafo flamenco Gerardus Mercator (1512-1594) en 1569. En ella se emplea un cilindro tangente al ecuador del planeta como patrón para representar la superficie, lo cual produce una necesaria distorsión en el largo de los paralelos, especialmente a medida que se aproximan a los polos.

Se ha criticado este modelo de mapamundi por ser eurocéntrico e invisibilizar al hemisferio sur, y existen numerosas propuestas de proyecciones alternativas, como la propuesta por el clérigo escocés James Gall (1808-1895) en 1855, pero dada a conocer más ampliamente por el cartógrafo alemán Arno Peters (1916-2002).

Imágenes de mapamundi

mapamuni tectonico
Mapamundi con placas tectónicas.
mapamundi politico
Mapamundi político.
mapamuni politico ciudades
Mapamundi político con países y ciudades.
mapamundi relieve
Mapamundi con accidentes geográficos continentales y oceánicos.
mapamundi robinson
Mapamundi en proyección de Robinson.
mapamundi mollweide
Mapamundi en proyección de Mollweide.

Continentes del mundo

En el mapamundi aparecen los seis continentes del planeta:

  • África. Está ubicado al sur de Europa y del mar Mediterráneo, entre los océanos Atlántico e Índico.
  • Antártida. Está ubicado alrededor del Polo Sur geográfico, es el continente menos poblado y más frío del mundo.
  • América. Está ubicado al oeste de Europa y África, separado de ellos por el océano Atlántico y también de Asia por el océano Pacífico.
  • Asia. Está ubicado al este del continente europeo, con el que conforma una misma masa territorial, pero separado de él cultural y políticamente por la cadena montañosa de los Urales. Está separado de América por el océano Pacífico y de Oceanía por el océano Índico.
  • Europa. Está ubicado al oeste de Asia, el este de América y al Norte de África.
  • Oceanía. Está ubicado al sureste de América y al sur de Asia, rodeado por los océanos Pacífico e Índico.

Más en: Continente

Océanos del mundo

En el mapamundi aparecen los cinco océanos del planeta:

  • Océano Glacial Antártico. Está ubicado en la circunferencia del Polo Sur, rodeando la Antártida.
  • Océano Atlántico. Está ubicado entre América y Europa al norte y América y África al sur.
  • Océano Glacial Ártico. Está ubicado en la circunferencia del Polo Norte.
  • Océano Índico. Está ubicado al sur del subcontinente indio, entre África, Asia y Oceanía.
  • Océano Pacífico. Está ubicado entre América y Asia al norte y América y Oceanía al sur.

Más en: Océanos

Referencias

¿Cómo citar?

"Mapamundi". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/mapamundi/. Última edición: 11 de junio de 2022. Consultado: 30 de junio de 2022

Sobre el autor

Última edición: 11 junio, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)