Isla

Te explicamos qué es una isla, qué tipos existen, sus características y cómo se forman. Además, qué son las islas de plástico.

isla
Las islas pueden ser de muy diverso origen, forma y topografía.

¿Qué es una isla?

Una isla es una porción de tierra que se halla naturalmente rodeada de agua, y que es más pequeña en extensión que un continente, pero más grande que un islote. Las islas son muy comunes en la geografía mundial, y poseen forma, topografía y origen geológico diferentes. Cuando varias de ellas se encuentran juntas en una misma región del océano, se conocen como un archipiélago.

La separación de las islas de tierra firme suele influir en la vida que se desarrolla sobre ellas, dando origen a especies endémicas que han evolucionado de manera aislada e independiente de sus contrapartidas continentales. Durante muchos siglos, la exploración marítima por parte de la humanidad consistió en buscar islas secretas y misteriosas.

De hecho, las islas han estado muy presentes en el imaginario de la humanidad desde tiempos remotos. Países enteros consisten en una o más islas agrupadas políticamente, y muchas de ellas fueron empleadas antiguamente como destino de prisiones o como lugares iniciáticos en los que poner a prueba a los guerreros de la tribu, que debían sobrevivir por propia cuenta.

De esa manera, las islas se ganaron un valor simbólico destacado en mitos e historias literarias de todos los tiempos, generalmente como un lugar inédito, en el que se pueden hallar tesoros y maravillas, pero también se puede estar abandonado y aislado, como en las historias de náufragos. En los textos de la Grecia Antigua las islas solían estar pobladas por deidades y seres mitológicos, como la hechicera Circe o la hija del titán Atlas, Calipso.

Ver también: Geografía física

Características de las islas

En un sentido general, las islas se caracterizan por lo siguiente:

  • Consisten en una porción de tierra firme rodeada de agua por todos sus costados. Esto puede significar que se halla en medio del océano, de un río o de un lago o una laguna.
  • Según estándares internacionales de la Evaluación de los Sistemas del Milenio (Millennium Ecosystem Assessment) deben superar los 0.15 km2 de superficie y estar separadas de un continente por al menos 2 km de agua. Sin embargo, por lo demás poseen una topografía, clima y geografía muy diversos, pero
  • Las islas de muy pequeño tamaño se conocen como islotes y rara vez suelen estar pobladas. En cambio, cuando se trata de muchas islas juntas, se las refiere como un archipiélago.
  • La isla más grande del mundo es Groenlandia, con 2.175.000 km2 totales de superficie, y se encuentra ubicada en el Océano Atlántico Norte.

Formación de las islas

Las islas se forman como consecuencia de diferentes procesos geológicos. Algunas se deben a la actividad volcánica y/o sedimentaria, que acumula materiales lentamente hasta que éstos endurecen y forman una plataforma territorial sólida.

Poro eso, en teoría, no es imposible presenciar la aparición de nuevas islas luego de importantes movimientos tectónicos o de grandes erupciones volcánicas submarinas. Sin embargo, estos procesos suelen darse comúnmente en tiempos muy prolongados.

Otras islas se deben a los cambios históricos en el nivel del agua oceánica, dado que el mar no siempre ha estado al mismo nivel que lo vemos hoy. El aumento o la disminución del agua puede cubrir o dejar al descubierto porciones enteras de la plataforma continental, respectivamente, y así crear islas o, por el contrario, unirlas al continente.

Tipos de islas

isla tipos sedimentarias
Los grandes ríos pueden crear islas sedimentarias, formando deltas.

La clasificación de las islas responde, justamente, a los mecanismos que condujeron a su aparición. De modo que podemos hablar de:

Islas continentales. Aquellas que son parte de la plataforma continental, y por lo tanto poseen los mismos materiales, las mismas texturas y están emplazadas en las relativas proximidades de la costa, aunque separadas de la tierra firme por extensiones de agua no demasiado profundas (de 200 metros de profundidad o menos). Esto ocurre cuando el nivel del agua oceánica se alza y sumerge porciones de tierra, “creando” islas al separarlas del resto del continente. Son ejemplo de este tipo de islas:

  • Las Islas Malvinas o Falklands, en el Atlántico Sur frente a la costa argentina.
  • La isla de Groenlandia, separada de Norteamérica por el Océano Atlántico.
  • Las islas británicas, territorio del Reino Unido, separadas de Europa por el mar del Norte y el Canal de la Mancha.

Islas volcánicas. Aquellas que se forman debido a la erupción de volcanes submarinos, que vierten magma y materiales rocosos líquidos hacia afuera del subsuelo, en donde se enfrían y solidifican, asentándose hasta emerger del agua. Pueden ser de tres tipos: arcos insulares en zonas de subducción, dorsales medio-oceánicas y puntos calientes intraplaca. Las islas volcánicas son las islas más jóvenes en términos geológicos, y no forman parte de ninguna plataforma continental. Son ejemplo de ellas:

  • Las Antillas, un conjunto de islas del Mar Caribe.
  • Las islas del archipiélago de Hawaii, en el Océano Pacífico.
  • Las islas Galápagos, ubicadas en el Pacífico frente a las costas ecuatorianas.

Islas mixtas. Aquellas que son fruto de la combinación de procesos volcánicos y continentales, es decir, que combinan ambos tipos previos. Son ejemplo de ellas:

  • Las islas del mar Egeo, entre Grecia y Turquía.
  • Las islas del territorio japonés.

Islas coralinas. Aquellas que se forman en los mares tropicales y subtropicales debido a la acumulación de residuos biológicos de corales: organismos primitivos marinos, cuyos caparazones calcáreos son capaces de alcanzar grandes proporciones. Al depositarse sobre plataformas submarinas poco profundas o conos volcánicos, producen islas reconocibles. Tal es el caso de:

  • Las islas Maldivas, unas 1200 islas ubicadas en el océano Índico, a 450 km de la costa india.
  • El archipiélago de Los Roques, en la costa caribeña venezolana.
  • El archipiélago de Chagos, en el océano Índico, a 500 km al sur de las Maldivas.

Islas sedimentarias. Aquellas que se producen debido a la acumulación paulatina de materiales fruto de la corriente de ríos de mayor tamaño, que arrastran grava, lodo o arena en grandes cantidades. Donde la corriente pierde velocidad, se van asentando estos materiales y se comienza a formar una isla, generalmente en torno al delta del río. Esto ocurre en los casos de:

  • Las islas del delta del Orinoco, en el este de Venezuela.
  • Las islas del delta del río Ganges, en India.
  • La isla de Marajó, en la desembocadura del río Amazonas, en Brasil, la más grande del mundo, con un tamaño equivalente a Dinamarca.

Islas fluviales. Aquellas que se forman a partir de barreras en el canal central de un río, conforme a su cauce cambia históricamente, dejando al descubierto crestas y plataformas costeras inundables, como restingas y depresiones pantanosas. Tal es el caso de:

  • La isla del Bananal, en Brasil, considerada la isla fluvial más grande del planeta.
  • Los “ait” del río Támesis, en Inglaterra, como la Eel Pie Island en Twickenham.

Islas de plástico

islas de plastico basura
Las islas de plástico pueden estar formadas por fragmentos muy pequeños.

Las islas de plástico, islas de basura o islas tóxicas son un fenómeno reciente y penoso, que no se debe a procesos geológicos naturales, sino al estilo de vida del ser humano en el último siglo de su existencia.

Se trata de gigantescas aglomeraciones de basura flotante que ha sido vertida al mar por las sociedades humanas y que, debido a la acción de los elementos, sus partículas se ven reducida a pequeños tamaños, próximos al de un grano de arroz. En su mayor parte están compuestas por materiales plásticos y no biodegradables.

Estas inmensas islas de basura se forman debido a la circulación del agua oceánica, que acumula de a poco los microfragmentos flotantes en manchas de extensión variable. La más grande de todas varía entre 710.000 y 17.000.000 de km2 de superficie, más grande que el territorio de muchos países, y está ubicada en el corazón del océano Pacífico.

La basura contenida en ellos no sólo es difícil de detectar desde el aire y por medio de radares, debido a su pequeñas dimensiones, sino que va destruyendo el ecosistema marino de a poco.

Dado que el plástico no se biodegrada, al ser ingerido por los animales les ocasiona la muerte, y además obstruye el flujo de las especies vegetales, impidiéndoles el acceso a la luz solar. La sola existencia de este tipo de fenómenos tendría que ser motivo para detener el consumo y la fabricación de plásticos en el mundo entero.

Sigue con: Golfo

Referencias

¿Cómo citar?

"Isla". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/isla/. Última edición: 5 de agosto de 2021. Consultado: 14 de octubre de 2021

Sobre el autor

Última edición: 5 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)