Lírica

Te explicamos qué es la lírica o género lírico, cuáles son sus características y subgéneros. Además, te contamos su origen e historia.

Una estatua del poeta español Federico García Lorca, representante de la lírica.
La poesía pertenece a la lírica o género lírico, que está cargado de recursos literarios.

¿Qué es la lírica?

La lírica, también conocida como género lírico, es un género literario mediante el cual un autor describe o comunica una situación emocional o existencial a través de un lenguaje poético, cargado de ambigüedades semánticas, giros lingüísticos y comparaciones. Su expresión habitual es el poema, o sea, se trata del género al que pertenece la poesía.

Los poemas pueden entenderse como descripciones de un sentir intenso o una profunda reflexión que se hacen a través de un lenguaje florido, lúdico o compuesto por metáforas y otros recursos poéticos. Estas obras pueden escribirse en verso (con rima o sin ella) o en prosa, y pueden o no estar acompañadas de otras formas artísticas, como la música. De hecho, el nombre del género proviene de la Antigüedad grecorromana, pues en aquel entonces solía acompañarse las obras líricas con la música de un instrumento de cuerdas, llamado lira.

La lírica es un género literario, tal y como lo son también la narrativa, la dramaturgia y el ensayo. Pero a diferencia de ellos, la lírica no suele manejar personajes ni narradores, ni tiene ningún afán explicativo. El propósito de la lírica es brindarle a la subjetividad del autor un lenguaje propio con el cual expresarse, y en ese sentido se considera a menudo como la más libre y singular de las artes literarias.

No debe confundirse, sin embargo, el género lírico con la poesía lírica, que es el término usado para referirse a la poesía propia de la Antigüedad clásica occidental.

Ver además: Tipos de poemas

Origen e historia de la lírica

Desde tiempos inmemoriales el ser humano le ha cantado al mundo, a sus dioses y a sus semejantes. La lírica es el resultado de esta necesidad, y sus primeras manifestaciones pueden hallarse en obras muy antiguas, como el Rig Veda de la India del siglo XV a. C., los salmos religiosos del Antiguo Testamento o los versos del Tao Te Ching del siglo IV a. C.

Sin embargo, los orígenes de la lírica tal y como la conocemos deben buscarse en la Antigüedad clásica, específicamente en los antiguos pueblos de Grecia y Roma, cuya riqueza mitológica y cultural estuvo siempre acompañada por una importante tradición literaria. La lírica de entonces utilizaba la música y la literatura, y solía componerse en versos muy específicos y acompañarse de instrumentos como la lira.

Esta tradición, heredada por Roma a la Europa del Medioevo, se perpetuó durante siglos adquiriendo diversas formas de canto, como las típicas de los trovadores y bardos errantes que en la Edad Oscura deambulaban por Europa recopilando y cantando relatos y poemas.

En la Edad Moderna, la lírica sufrió grandes transformaciones que la llevaron a reformularse y desprenderse de su tradicional composición en versos rimados, y a emprender el verso libre (sin rimas) y la prosa como estilos válidos para la poesía. En este periplo, la lírica se convirtió en una de las grandes exhibiciones literarias de cada país, con grandes poetas considerados referentes máximos de cada lengua, como el italiano Dante Alighieri (1265-1321), el ruso Aleksandr Pushkin (1799-1837), el inglés William Shakespeare (1564-1616), entre otros.

Características del género lírico

En general, la lírica se caracteriza por lo siguiente:

  • Sus obras son, en general, poemas. Es decir, textos de extensión y estructura variable, diversa, en los que se aborda a través de un lenguaje propio una dimensión subjetiva de la experiencia.
  • Los poemas pueden escribirse en verso o en prosa, usualmente sin rimas, pero con un fuerte sentido del ritmo y de la belleza. En ellos abundan las imágenes poéticas, como metáforas, símiles y composiciones verbales lúdicas.
  • Los temas abordados en cada obra pueden ser inmensamente diversos: el amor, la muerte, la vida, el pasado, el futuro, la pérdida, entre otros. En las consideraciones clásicas de la lírica, existían subgéneros dedicados enteramente a uno u otro tema.
  • En la poesía lírica tradicional, se solía contar el número de sílabas de cada verso y clasificar los poemas de acuerdo a ello, y al tipo de rima entre sus versos. Hoy en día estas prácticas y criterios se consideran parte de la historia de la literatura.
  • En sus composiciones predomina la primera persona de un hablante lírico, o sea, una voz que enuncia la subjetividad del poema y que no necesariamente es la del autor.

Subgéneros de la lírica

La lírica abarca un enorme conjunto de subgéneros, o sea, de clases de textos líricos dotados de características propias, entre los cuales podemos destacar los siguientes:

  • Himnos. Se trata de poemas compuestos como un canto o un relato de hechos mitológicos, religiosos o nacionales, que a juicio del autor ameritan una canción.
  • Elegías. Se trata de poemas meditativos, melancólicos, que expresan el pesar o el dolor del poeta frente a una pérdida, real o figurada: la pérdida de la amada, de la patria, de la juventud, entre otras.
  • Odas. Se trata de poemas reflexivos y exaltados, que elogian un asunto de interés para el poeta y para la gente, o le prestan mucho interés y tratan de explicarlo de un modo elogioso.
  • Églogas. Se trata de poemas bucólicos, escritos a manera teatral, como una pequeña pieza que generalmente gira en torno al amor, y que se recrea en paisajes rurales o paradisíacos.
  • Sátiras. Se trata de poemas críticos, a menudo humorísticos, en los que se arremete contra alguien o contra algo, casi siempre a manera de burla.
  • Madrigales. Se trata de un tipo de poemas líricos pensados para un acompañamiento musical, propios del Renacimiento y el Barroco en Italia. Compuestos para tres a seis voces, tenían un marcado carácter popular.
  • Romances. Se trata de un tipo de poemas líricos típicos de la tradición hispana e hispanoamericana, muy vinculados con la tradición oral y dotados de una métrica fija (octosílabos rimados asonantemente en los versos pares).
  • Sonetos. Se trata de un tipo de poemas líricos muy populares durante el Renacimiento europeo, organizados siempre en cuatro estrofas (dos cuartetos y dos tercetos), a lo largo de las cuales se desarrolla una reflexión, una impresión o una idea.

Estructura de los textos líricos

Los textos líricos se rigen por la siguiente estructura:

  • Poema. Se llama así a cada texto lírico individual, o sea, a cada obra única de poesía. Un libro de poesía suele estar compuesto por varios poemas, cada uno de los cuales se lee por separado.
  • Estrofa. Un poema se compone de una o más estrofas, que son agrupaciones de versos comparables con los párrafos de la prosa. Las estrofas pueden o no tener ritmos y rimas internas.
  • Verso. Cada línea de un poema constituye un verso, cuya longitud es variable y que suele estar vinculado con los demás versos del poema a través de la terminación sonora (la rima), el sentido del ritmo y el tema del poema.
  • Rima. Es un sentido de concordancia sonora entre un verso y otro de la misma estrofa. Siempre está determinada por la última sílaba de ambos versos. La rima es de tipo consonante si se repite el mismo sonido desde la vocal tónica (es decir, vocales y consonantes), y asonante si se repiten únicamente las vocales.

Ejemplos de textos líricos

Algunos ejemplos de obras de la lírica son los siguientes:

  • “Rima XXI” de Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870)
    ¿Qué es poesía?, dices mientras clavas
    en mi pupila tu pupila azul.
    ¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?
    Poesía… eres tú.
  • “El gato” de Charles Baudelaire (1821-1867)
    Ven, bello gato, a mi amoroso pecho;
    Retén las uñas de tu pata,
    Y deja que me hunda en tus ojos hermosos
    Mezcla de ágata y metal.Mientras mis dedos peinan suavemente
    Tu cabeza y tu lomo elástico,
    Mientras mi mano de placer se embriaga
    Al palpar tu cuerpo eléctrico,A mi señora creo ver. Su mirada
    Como la tuya, amable bestia,
    Profunda y fría, hiere cual dardo,Y, de los pies a la cabeza,
    Un sutil aire, un peligroso aroma,
    Bogan en torno a su tostado cuerpo.
  • “El tigre” (fragmento) de William Blake (1757-1827)
    Tigre, tigre, que te enciendes en luz
    por los bosques de la noche
    ¿qué mano inmortal, qué ojo
    pudo idear tu terrible simetría?¿En qué profundidades distantes,
    en qué cielos ardió el fuego de tus ojos?
    ¿Con qué alas osó elevarse?
    ¿Qué mano osó tomar ese fuego? (…)
  • “Sobre la muerte” de John Keats (1795-1821)
    I
    ¿Puede la Muerte estar dormida, si la vida es solo un sueño,
    Y las escenas de dicha pasan como un fantasma?
    Los efímeros placeres a visiones se asemejan,
    Y aun creemos que el dolor más grande es morir.II
    Cuán extraño es que el hombre deba errar sobre la tierra,
    Y llevar una vida de tristeza, pero que no abandone
    Su escabroso sendero, ni se atreva a contemplar solo
    Su destino funesto, que no es sino despertar.

Sigue con: Género épico

Referencias

¿Cómo citar?

"Lírica". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/lirica/. Última edición: 25 de noviembre de 2022. Consultado: 01 de febrero de 2023

Sobre el autor

Última edición: 25 noviembre, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)