Sátira

Te explicamos qué es la sátira, su origen, características y ejemplos de grandes autores satíricos. Además, qué es la sátira política.

satira
La sátira busca expresar la reprobación del autor, con fines moralizantes o críticos.

¿Qué es la sátira?

La sátira es un género literario y a la vez un recurso expresivo, a través de los cuales el autor expresa su indignación o su oposición a algo, a través de procedimientos humorísticos, o sea, de la burla, la ironía o la caricaturización. La sátira no aspira al humor en sí mismo, ni a la pura diversión, sino a expresar la reprobación del autor, ya sea velada o abiertamente, generalmente con fines moralizantes o críticos.

Los orígenes de la sátira se remontan a la antigüedad griega, especialmente a la poesía yámbica de Semónides de Amorgos (ss. VII-VI a. C.) y Arquíloco de Paros (712-664 a. C.), y la obra de comediógrafos como Aristófanes (444-385 a. C.), cuyo legado fue heredado a los humoristas romanos como Cayo Lucilio (148-102 a. C.) y Luciano de Samósata (125-181).

De hecho, fue tan extensamente cultivada en la antigua Roma, que Marco Fabio Quintiliano (c. 35-c.95) la bautizó como “un género completamente romano” (“satura quidem tota nostra est”).

Ya en ese entonces la sátira podía adoptar diferentes formas, como diálogos, cantos, epigramas, etcétera, tanto en verso como en prosa, o alternando ambos registros. Sin embargo, tampoco sería exclusiva de la literatura: la ilustración, el cine e incluso la música echan mano de ella muy frecuentemente.

Ver también: Recursos literarios

Características de la sátira

A grandes rasgos, la sátira se caracteriza por lo siguiente:

  • Se trata de una forma de representación de referentes reales, ideas, personas o incluso de otras obras artísticas o filosóficas.
  • Posee una intención burlesca, ridiculizante o crítica, que se expresa mediante la parodia, la comparación de referentes disímiles, la exageración y/o los dobles sentidos.
  • Se expresa en una inmensa variedad de temas, tonos y métodos, pero en general tienen siempre un propósito crítico o moralizante, es decir, pedagógico o de denuncia.

Ejemplos de autores satíricos

A lo largo de la historia ha habido cientos de autores de obra satírica, en especial porque este género les permitía burlarse unos de otros y dirimir literariamente sus enemistades. Existieron, sin embargo, grandes autores satíricos romanos, a quienes se considera usualmente los creadores formales del género, tales como:

  • Cayo Lucilio (147-102 a. C.), cuya obra se ha extraviado con el paso del tiempo, pero es referida a menudo por otros poetas satíricos romanos.
  • Marco Terencio Varrón (116-27 a. C.), autor de sátiras menipeas, en las que se mezclaban el verso y la prosa.
  • Quinto Horacio Flaco (65-8 a. C.), cuya obra satírica consistió principalmente en sermones y diálogos, en los que se introducían sentencias y críticas de manera menos virulenta.
  • Lucio Anneo Séneca (4 a. C. – 65 d. C.), llamado Séneca el Joven para diferenciarlo de su padre, cuya obra en prosa abunda en filosofía moral y en referencias satíricas.

Otros grandes y reconocidos cultores de la sátira fueron, de la Edad Media en adelante, los españoles, no sólo en su lírica y poesía, sino particularmente en sus obras teatrales del Siglo de Oro y sus primeras novelas modernas. Algunos nombres importantes de esta tradición fueron:

  • Juan Ruiz, Arcipreste de Hita (c. 1283-1350), cuya obra es considerada entre las más importantes de la literatura medieval española, fue el primero en usar propiamente la sátira para criticar la influencia del dinero que ya empezaba a trastocar la sociedad feudal de la época.
  • Alfonso Martínez de Toledo, Arcipreste de Talavera (1398-c.1468), autor prerrenacentista cuya obra máxima es una sátira del amor mundano y la lujuria, El Corbacho, de 1438.
  • Miguel de Cervantes (1547-1616), el máximo autor de la tradición española, es célebre justamente por una sátira de las novelas de caballerías: El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha de 1605. Sin embargo, no fue su único texto satírico: también se le conocen El coloquio de los perros de 1613 y Viaje del parnaso de 1614.
  • Lope de Vega (1562-1635), uno de los grandes exponentes de la dramaturgia española del Siglo de Oro, fue pródigo en sátiras contra Luis de Góngora, su rival, así como contra la tradición del Culteranismo.
  • Ramón de Valle-Inclán (1866-1936), poeta modernista y fundador de un estilo novelístico llamado “el esperpento”, caracterizado por deformar grotescamente la realidad y acentuar sus rasgos cómicos y vulgares, arremetiendo contra todo aquello que se consideraba consagrado o correcto.

Sátira política

satira politica
No existe ninguna sátira imparcial o neutral.

Uno de los escenarios favoritos de aparición de la sátira es el de la política. En parte esto se debe a que burlarse de los poderosos le permite al pueblo expresar sus inconformidades y canalizar sus descontentos de manera pacífica y democrática, pero también porque constituye un ejercicio de altanería, de violencia simbólica contra las personas que son, comúnmente, intocables.

La sátira política, así, desciende al poderoso al nivel del pueblo llano, y en ocasiones alimenta el fuego ya encendido de la subversión y la revolución, haciéndose eco del sentir de las masas. Toda sátira política obedece a la ideología o las preferencias del dibujante o del escritor, de modo que no existe ninguna sátira “imparcial” o “apolítica” o “neutral”. Al mismo tiempo, la sátira política puede ser escrita, dibujada, filmada, etcétera.

Un buen ejemplo de esto lo constituye el filme El gran dictador de Charles Chaplin (1889-1977), estrenado en 1940, en donde el humorista se mofa de Adolfo Hitler y del fascismo europeo.

Sigue con: Comedia

Referencias

¿Cómo citar?

"Sátira". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/satira/. Última edición: 5 de agosto de 2021. Consultado: 26 de octubre de 2021

Sobre el autor

Última edición: 5 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)