Sarcásticamente

Te explicamos qué significa sarcásticamente, qué es el sarcasmo y ejemplos en frases. Además, diferencias con la ironía.

sarcasticamente
Algo dicho sarcásticamente es una forma de crítica, pero indirecta.

¿Qué significa sarcásticamente?

Aquello que se dice sarcásticamente es, claro está, algo dicho con sarcasmo, es decir, con la intención de hacer una burla cruel, mordaz o irónica. Una persona sarcástica, por lo tanto, es aquella que recurre a menudo al sarcasmo, ya sea con intenciones peyorativas o como parte de sus costumbres expresivas (como el humor negro).

El sarcasmo, comúnmente, consiste en expresar desagrado a través de una frase que no debe entenderse de manera literal, sino como una manera de afirmar lo contrario a lo que se dice. En ese sentido, el sarcasmo es una forma de crítica, pero expresada de un modo indirecto, a veces sutil e incluso, dependiendo del caso, hostil o agresivo. Se trata, pues, de una manera de burlarse encubiertamente del otro.

El término sarcasmo proviene del griego sarkasmós, término con el que se nombraba a una risa excesiva, desaforada, y que a su vez era resultado de un giro metafórico del verbo sarkázein, traducible como “roer” o “rumiar”, ya que al reír de dicha manera se abría la boca como lo hacen animales rumiantes o roedores.

Algunos ejemplos de frases dichas sarcásticamente pueden ser las siguientes:

  • “¡Qué deducción tan inteligente!” (cuando el otro ha dicho alguna tontería)
  • “¿De verdad? ¡No me digas!” (cuando el otro ha dicho algo obvio o evidente)
  • “No habríamos llegado hasta aquí sin ti” (cuando el otro es responsable de alguna mala elección tomada)

En general, el sarcasmo es tenido como una conducta chocante, desagradable, pero al mismo tiempo como una forma de humor mordaz muy asociado a la inteligencia o la agudeza. Se dice que el escritor Oscar Wilde lo habría definido como “la forma más baja del humor, pero la más alta expresión del ingenio”.

Ver también: Sarcasmo

Diferencia entre sarcasmo e ironía

Sarcasmo e ironía son términos próximos y parecidos, pero que no son exactamente sinónimos. Sin embargo, lo que los separa es precisamente un matiz, relacionado con las intenciones del hablante.

Por un lado, la ironía es un giro expresivo de lo dicho, mediante el cual se da a entender lo contrario de lo que se afirma. Esto es un recurso muy usual en la lengua hablada y en ciertas formas de humor, ya que permite dar a entender matices contrarios a lo que se afirma.

Por ejemplo, el representante de una importante agencia de empleo del estado de Virginia, Estados Unidos, afirmó en 2005 que despediría a sus 400 empleados, por falta de trabajo, ya que el desempleo en la región estaba muy por debajo de lo esperado. La empresa luego los atendería, y naturalmente, los contrataría en su antiguo puesto de trabajo, dado que la demanda habría vuelto a crecer.

En este caso, el chiste radica en que se describe una situación paradójica, que evidencia una desconexión entre las expectativas de la audiencia y la lógica aplicada en esta situación hipotética. Esta discrepancia es irónica, ya que se afirma algo contrario a la lógica de las acciones.

El sarcasmo, en cambio, es una forma de burla y de imprecación, que puede resultar ofensiva para quien la recibe. Es decir, se trata del uso de la ironía para mofarse cruelmente de otro. Por ejemplo, un comentario sarcástico sería alabar falsamente la inteligencia de un compañero de clases, para darle a entender al resto que en el fondo se le considera un estúpido.

Más en: Ironía

Referencias

¿Cómo citar?

"Sarcásticamente". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/sarcasticamente/. Última edición: 23 de noviembre de 2021. Consultado: 25 de noviembre de 2021

Sobre el autor

Última edición: 23 noviembre, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)