Concepto de
Prosa

Te explicamos qué es la prosa, sus características, tipos y ejemplos. Además, sus diferencias con el verso.

prosa
La prosa plasma ideas de modo consecutivo, coherente y cohesionado.

¿Qué es la prosa?

La prosa es la forma del lenguaje escrito que se diferencia del verso, o sea, que no tiene métrica, repetición poética ni rima. Sin embargo, la prosa tiene un ritmo propio y en algunos casos puede aproximarse al género de la poesía.

La prosa consiste en una forma específica de escritura, que plasma ideas una tras otra de modo consecutivo, coherente y cohesionado. Forma oraciones y párrafos, en lugar de los versos y estrofas de la poesía.

La prosa es el orden espontáneo y común de organización del lenguaje, tanto oral como escrito, y es el empleado en la mayoría de los escritos, libros y tratados. Incluso existe poesía en prosa, es decir, poesía que no se escribe en versos, sino en oraciones. Los ensayos suelen estar escritos en prosa, y los relatos también.

En algunos casos, el término “prosa” puede emplearse de manera despectiva, como equivalente de “palabrerío”. Sin embargo, sus orígenes se remontan a la expresión latina prosa oratio (“discurso en línea recta”) y del adverbio prorsus (“dirigido hacia adelante”).

La prosa como concepto era ya cultivada en la Antigua Grecia, y en dicha cultura alcanzó su máximo desarrollo entre los siglos V y IV a. C.

Puede servirte: Texto literario

Características de la prosa

La prosa se caracteriza por:

  • No presentar rimas, ni reiteraciones, ni métrica como lo hace el verso.
  • La prosa presenta, aún así, su propia cadencia y musicalidad.
  • Organiza las ideas en una cadena sintáctica (oración), que va seguida de otras hasta conformar un bloque (párrafo) que comparte sentido y coherencia. Distinto número de párrafos componen la totalidad de un texto en prosa.
  • Es la forma por excelencia del lenguaje cotidiano, de las narraciones, los ensayos y los textos científicos.

Tipos de prosa

prosa tipos
Los textos periodísticos utilizan prosa no ficcional.

Según su función expresiva, podemos distinguir varios tipos de prosa, que son:

  • La descripción. Consiste en enumerar los rasgos de un objeto, lugar o referente cual sea, real o imaginario, hasta agotar lo que es posible decir al respecto.
  • La narración. Consiste en la enunciación ordenada y sucesiva de los eventos que componen una historia, real o ficticia.
  • La exposición. Consiste en brindar información al lector respecto de un tópico, enunciando una tras otra las ideas al respecto.
  • La argumentación. Similar a la anterior, consiste en brindar al lector una interpretación de un tópico específico, procurando convencerlo de una postura, opinión o razonamiento mediante la exposición lógica de las propias ideas.

Otras formas de clasificación de la prosa atienden a su intención, del siguiente modo:

  • La prosa poética. Emparentada con la poesía en prosa (con la que no debe confundirse), la prosa poética no es más que una prosa muy cargada de sentidos poéticos y de procedimientos literarios, sin nunca llega a transformarse en verso, aunque posea una cadencia similar a la de los poemas.
  • La prosa ficcional. Aquella que narra eventos y pensamientos de personajes que no son reales, incluso si están inspirados en la realidad. Tal es el caso de las novelas, por ejemplo.
  • La prosa no ficcional. Por el contrario, aquella que narra eventos reales, no ficcionales, incluso si para ello utiliza recursos literarios que embellezcan el texto.

Ejemplos de prosa

El siguiente es un claro ejemplo de prosa narrativa, perteneciente a Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes:

″Yo sé quién soy–respondió don Quijote–, y sé que puedo ser no sólo los que he dicho, sino todos los doce Pares de Francia, y aun todos los nueve de la Fama, pues a todas las hazañas que ellos todos juntos y cada uno por sí hicieron, se aventajarán las mías”.

Otro ejemplo, en este caso de prosa poética, lo conseguimos en un texto de la chilena Gabriela Mistral:

“No había visto antes la verdadera imagen de la Tierra. La Tierra tiene la actitud de una mujer con un hijo en los brazos. Voy conociendo el sentido maternal de las cosas. La montaña que me mira también es madre, y por las tardes la neblina juega como un niño por sus hombros y sus rodillas”.

Y finalmente, un ejemplo de prosa de no ficción, proviene de El origen de las especies de Charles Darwin:

“Cuando aparece con frecuencia una desviación de estructura, y la vemos en el padre y en el hijo, no podemos decir que no pueda ser debida a la misma causa que ha obrado en ambos; pero cuando entre individuos, al parecer expuestos a las mismas condiciones, se presenta en el padre alguna desviación muy rara, debida a extraordinaria combinación de circunstancias -por ejemplo, una vez entre varios millones de individuos- y reaparece en el hijo, la nueva doctrina de las probabilidades casi nos obliga a atribuir la reaparición a la herencia”.

Prosa y verso

Como dijimos antes, la prosa y el verso son formas opuestas que se definen entre sí por oposición: aquello que sea verso no será prosa, y viceversa.

Donde la prosa es coherente y cohesionada, avanzando en una sola dirección una oración a la vez, el verso en cambio suele interrumpirse en un momento específico para otorgar al texto sonoridad, musicalidad y, antiguamente, métrica y rima. La prosa es continua y ordenada, en cambio el verso es fragmentario y arbitrario.

Esto, como dijimos, no significa que no exista la prosa poética o incluso los poemas en prosa.

Más en: Verso

Referencias:

Última edición: 26 de agosto de 2020. Cómo citar: "Prosa". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/prosa/. Consultado: 29 de septiembre de 2020.

Publicidad
Artículos recomendados