Concepto de
Adverbio

Te explicamos qué es un adverbio y los tipos que existen. Además, sus grados de comparación y varias oraciones con adverbios.

adverbio
Los adverbios forman usualmente parte del predicado.
  1. ¿Qué es un adverbio?

Se llama adverbio (del latín ad- + verbum, es decir, “junto al verbo”) a un tipo de palabra cuya función sintáctica (o sea, dentro de la oración) es la de modificar o complementar a un verbo, un adjetivo, a otro adverbio o incluso, en determinadas ocasiones, a una oración entera. Su funcionamiento es semejante al del adjetivo, que modifica exclusivamente a los sustantivos.

Los adverbios expresan circunstancias determinadas de modo, tiempo, lugar y cantidad, entre muchas otras, respondiendo a preguntas como ¿cuándo? ¿dónde? ¿cómo? ¿de qué manera?, etc. Y lo hacen formando sintagmas adverbiales, es decir, fragmentos oracionales que cumplen con dicha función exclusivamente.

En cuanto al análisis oracional, los adverbios forman usualmente parte del predicado, aunque es posible hallarlos modificando adjetivos en el sintagma del sujeto. Suelen jugar el papel de complemento circunstancial del verbo, o de cuantificador o complemento de otros adverbios y adjetivos.

Ver también: Elipsis.

  1. Tipos de adverbios y ejemplos

adverbio
Los adverbios de lugar plantean una relación espacial con lo sucedido.

Tradicionalmente, los adverbios en español se han clasificado en base a dos criterios:

Adverbios circunstanciales. Aquellos que expresan una circunstancia específica en la que aconteció la acción del verbo de la oración. Pueden ser:

  • Adverbios de lugar. Plantean una relación espacial con lo sucedido. Por ejemplo: allí, acá, arriba, abajo, cerca, lejos, junto, detrás, delante, alrededor.
  • Adverbios de tiempo. Plantean una proporción temporal respecto a lo sucedido. Por ejemplo: antes, después, pronto, luego, tarde, temprano, mañana, siempre, nunca, prontamente.
  • Adverbios de modo. Indican la manera específica en que se ha hecho algo. Por ejemplo: mal, regular, bien, despacio, rápido, lentamente, mejor, peor, estupendamente, fielmente, tremendamente.
  • Adverbios comparativos. Indican la proporción o cantidad de algo. Por ejemplo: más, menos, muy, poco, mucho, bastante, solo, casi, tan, tanto, nada, aproximadamente.

Adverbios epistémicos. Aquellos que apelan al receptor o imprimen un cierto sentido a lo dicho, más vinculado con el emisor que con las circunstancias de lo acontecido. Pueden ser:

  • Adverbios afirmativos. Expresan una afirmación o conformidad. Por ejemplo: sí, seguramente, también, cierto, claro, efectivamente.
  • Adverbios negativos. Por el contrario, expresan negación o inconformidad. Por ejemplo: no, nunca, jamás, tampoco.
  • Adverbios de orden. Aquellos que expresan una secuencia o relación de orden. Por ejemplo: primero, primeramente, últimamente, posteriormente.
  • Adverbios dubitativos. Expresan duda o reserva frente a lo dicho. Por ejemplo: quizá, acaso, probablemente, tal vez, puede ser, a lo mejor.
  • Adverbios exclamativos. Se usan para interrogar o exclamar en una oración y suelen acentuarse vayan o no acompañados de signos de exclamación (¡!, ¿?). Por ejemplo: cuándo, cómo, por qué, dónde.
  1. Grados

adverbio
Los grados de comparación establecen relaciones o proporciones entre dos o más objetos.

Ciertos adverbios en español sirven para indicar determinados grados de comparación, que a menudo sirven para establecer relaciones o proporciones entre dos o más objetos o realidades. Dichos grados de comparación se distinguen así:

  • Forma positiva. El uso ordinario del adverbio para expresar una propiedad circunstancial. Por ejemplo: Vilma come rápido.
  • Forma comparativa. Se emplean los adverbios tan…como (igualdad), más…que (superioridad) y menos…que (inferioridad), de manera fija. Por ejemplo: Vilma come tan rápidamente como Susana. Esto se cumple excepto con los adverbios: bien, mal, mucho, poco, muy, mejor, peor, más y menos.
  • Forma superlativa absoluta. Para construir la forma de comparación al extremo, se debe añadir al adverbio la terminación –ísimo, que lo convierte en un superlativo, el grado máximo de algo. Por ejemplo: Vilma come rapidísimo.
  1. Oraciones con adverbios

A continuación algunas oraciones con adverbios:

  • Mañana te llevaremos al médico (adverbio de tiempo)
  • Las lombrices crecen lentamente (adverbio de modo)
  • ¿Cuándo te piensas mudar? (adverbio exclamativo)
  • Espero que tu abuelo sane pronto (adverbio de tiempo)
  • Las langostas se desplazan rápidamente si están bajo el agua (adverbios de modo y de lugar)
  • Me dijiste que  vendrías (adverbio afirmativo)
  • Nunca me prepararon para sufrir tanto (adverbios negativo y comparativo)
  • Solamente quiero saber de ti (adverbio comparativo)
  • Estás siempre en casa últimamente (adverbios de tiempo y de orden)
  • Quizá nos quedemos por allá (adverbios dubitativo y de lugar)
  • Probablemente no tenga nada grave (adverbios dubitativo y de cantidad)
  • No sé qué piensas hacer al respecto (adverbio exclamativo)
  • Allá no somos muy bienvenidos (adverbios de lugar y comparativo)
  • María es una mujer súper sensual (adverbio comparativo)
  • Pedro corre tanto como Juan (adverbios comparativos)
  • No deberías vivir tan intensamente (adverbio de modo)

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Conceptos (2018). "Adverbio". Recuperado de: https://concepto.de/adverbio/


Citar

Citado APA: (A. 2018,11. Concepto de Adverbio. Equipo de Redacción de Concepto.de. Obtenido 2018,12, de https://concepto.de/adverbio/)

Citar

Citado Enciclopédico: Equipo de Redacción de Concepto.de, 2018,11. Concepto de Adverbio. Editorial Concepto.de (Enciclopedia online). Argentina.