Adverbios afirmativos y negativos

Te explicamos qué son los adverbios afirmativos y negativos, su función y ejemplos. Además, otros tipos de adverbios y sus características.

Adverbios afirmativos y negativos
Los adverbios afirmativos y negativos expresan grados de aceptación y rechazo.

¿Qué son los adverbios afirmativos y negativos?

Se conoce como adverbios afirmativos o de afirmación, y adverbios negativos o de negación, a dos categorías de adverbio de la lengua española, es decir, de palabras cuyo rol en la oración es modificar o matizar el sentido de verbos, adjetivos u otros adverbios, y a veces de oraciones enteras. Su nombre proviene del vocablo latino adverbium, compuesto por las palabras ad- (“hacia”) y verbum (“verbo”).

Los adverbios poseen una forma más o menos fija (o sea, muy poco variable) y están dotados de un significado léxico propio, que generalmente tiene que ver con una determinada circunstancia de cómo ocurren las cosas o cómo las percibe el hablante.

Nos referimos al lugar, la forma o el tiempo en que ocurren las acciones expresadas en la oración, o bien la relación que el emisor tiene frente a lo dicho, como es el caso de los adverbios afirmativos y adverbios negativos, los cuales sirven, como su nombre lo indica, para introducir en la oración un determinado grado de aprobación o conformidad de parte del emisor.

Dicho de otro modo, estas dos categorías de adverbios permiten que el emisor o hablante afirme o niegue respectivamente las situaciones o referentes expresados en la oración, y que lo haga, además, un determinado grado: totalmente, parcialmente, etcétera.

Además, junto a los adverbios exclamativos, interrogativos y de duda, conforman la categoría de los llamados adverbios epistémicos: aquellos que expresan una realidad subjetiva o mental del emisor, más que una realidad externa, objetiva y concreta.

Ver además: Modificador directo

Ejemplos de adverbios afirmativos y negativos

Son ejemplos de adverbios afirmativos los siguientes: sí, siempre, claro, también, cierto, ciertamente, efectivamente, exacto, obvio, asimismo, obviamente, claramente, naturalmente, seguro, totalmente, etcétera. Además, locuciones adverbiales como: desde luego, claro que sí, en efecto, entre otras.

Son ejemplos de adverbios negativos los siguientes: no, nunca, jamás, difícilmente, tampoco, etcétera. Además, locuciones adverbiales como: de ninguna manera, de ningún modo, en ningún caso, entre otras.

Oraciones con adverbios afirmativos y negativos

Las siguientes son algunas oraciones con adverbios afirmativos:

  • Siempre usa el cinturón de seguridad al conducir.
  • Los animales también necesitan respeto y consideración.
  • Efectivamente, el presupuesto nacional está agotado.
  • ¿ deberíamos comprar ese producto?
  • ¿Que si quiero ir a comer? ¡Obvio!
  • Ese hombre es claramente un policía.

Las siguientes son algunas oraciones con adverbios negativos:

  • No creo que debas venir a la fiesta.
  • ¡Jamás te lo voy a perdonar!
  • Difícilmente sabremos quién fue el asesino.
  • Yo tampoco traje dinero.
  • Nunca me explicaron cómo dividir fracciones.
  • ¿Que si quiero ir a bailar? ¡De ningún modo!

Otros tipos de adverbio

Así como existen adverbios afirmativos y negativos, existen otras categorías adverbiales, por ejemplo:

  • Adverbios de lugar. Siempre introducen una ubicación o una relación espacial en el contenido de la oración, indicando en dónde sucede un evento o en dónde está algo referido. Tales como: allá, acá, ahí, afuera, arriba, abajo, dentro, entre, etc.
  • Adverbios de modo. Siempre expresan un modo o una manera en que las acciones de la oración tienen lugar. Tales como: rápidamente, bien, mal, mejor, aprisa, regularmente, etc.
  • Adverbios de tiempo. Siempre introducen una relación temporal o cronológica en la oración, o sea, indican cuándo ocurre una acción. Tales como: antes, después, luego, mientras, antiguamente, etc.
  • Adverbios de duda. Siempre introducen en la oración un cierto sentido de posibilidad, incertidumbre o probabilidad, esto es, expresan que el emisor tiene dudas respecto de lo dicho. Tales como: posiblemente, quizá, acaso, probablemente, etc.
  • Adverbios de orden. Siempre expresan una relación de continuidad o sucesión en lo dicho, es decir, indican qué va primero y qué va después, ya sea en orden lógico o en importancia. Tales como: primeramente, segundo, luego, después, etc.
  • Adverbios de grado o cantidad. Siempre expresan el grado de algo, o sea, su proporción, o bien la cantidad de objetos o de referentes que exista. Tales como: mucho, poco, más, menos, etc.
  • Adverbios interrogativos y exclamativos. Siempre dan pie a formular preguntas o exclamaciones, y siempre deben acentuarse. Tales como: dónde, cuándo, cómo, qué, quién, etc.

Sigue con: Adverbios comparativos

Referencias

¿Cómo citar?

"Adverbios afirmativos y negativos". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/adverbios-afirmativos-y-negativos/. Última edición: 5 de agosto de 2021. Consultado: 16 de septiembre de 2021

Sobre el autor

Última edición: 5 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)