Modos verbales

Te explicamos qué son los modos verbales y cuáles son las características de cada uno: el modo indicativo, el modo imperativo y el modo subjuntivo.

modos verbales
Los modos verbales reflejan la actitud del hablante respecto de lo que dice.

¿Qué son los modos verbales?

En lingüística y gramática, se llama modo verbal a cierto aspecto de la expresión verbal que refleja la actitud o el posicionamiento del hablante respecto de lo que dice (la modalidad). Dicho de un modo más simple, el modo verbal es el propósito comunicativo que el hablante expresa a través de ciertas formas convencionales del idioma, y que en la lengua española se resumen en tres:

  • El modo indicativo, cuando se señala algún aspecto de la realidad o se informa al interlocutor sobre algo que acontece.
  • El modo imperativo, cuando se desea modificar la conducta o las acciones del interlocutor, para que haga algo, diga algo o también para que deje de hacerlo.
  • El modo subjuntivo, cuando se expresa un deseo, una realidad hipotética o una incertidumbre.

Los modos verbales no deben confundirse con los tiempos verbales, que son la ubicación temporal de la acción descrita en la oración respecto del hablante (el pasado, el presente o el futuro, a grandes rasgos), y se pueden expresar de manera distinta dependiendo del idioma del cual se trate. De hecho, no todos los idiomas tienen los mismos modos verbales que el español, ya que pueden tener más o menos.

Puede servirte: Verbos

Modo indicativo y ejemplos

El modo indicativo es el más común de los modos verbales en la lengua española: es el que utilizamos para describir cualquier asunto de la realidad, exterior o interior, tal y como es. De allí su nombre, pues sirve para indicar, señalar, informar o referir a cualquier aspecto de lo real. En esto se distingue fácilmente del modo subjuntivo, con el cual expresamos deseos y posibilidades, es decir, realidades hipotéticas o inciertas.

Dado que el modo indicativo es el más utilizado en español, es el modo verbal que más tiempos verbales permite, ya que con ellos se pueden expresar un mayor conjunto de matices cronológicos de la realidad. Estos tiempos verbales son los siguientes:

Tiempo presente

Se refiere al instante en el cual se produce la comunicación, de modo que se trata de un único tiempo verbal, pero utilizado para expresar varios matices distintos. Por ejemplo:

  • Ellos van a China de vacaciones.
  • El perro tiene
  • La casa está sobre la colina.
  • Napoleón invade España a comienzos del siglo XIX.
  • Los esquimales viven en Alaska.
  • Ya no nos queda café.

Tiempo pasado

Se refiere a una acción ocurrida antes de que se produjera la comunicación entre el emisor y el receptor. Dependiendo de qué tan antigua sea la acción y qué relación exprese respecto al presente del emisor, podrá usarse un tiempo verbal u otro. Dependiendo de si requiere o no el acompañamiento del auxiliar haber, será un tiempo simple (sin auxiliar) o compuesto (con auxiliar).

Los tiempos del pasado en el indicativo son:

Pretérito perfecto simple o pretérito indefinido. Expresa una acción realizada en el pasado inmediato y que al instante de hablar el emisor ya se encuentra culminada. Por ejemplo:

  • Ellos fueron a China de vacaciones.
  • El perro tuvo
  • La casa estuvo
  • Napoleón invadió España a comienzos del siglo XIX.
  • Los esquimales vivieron en Alaska.
  • Ya no nos quedó café.

Pretérito imperfecto. Expresa una acción acontecida en el pasado, pero no expresa nada sobre su inicio o finalización. También expresa acciones regulares en el pasado. Por ejemplo:

  • Ellos iban a China de vacaciones.
  • El perro tenía
  • La casa estaba en ruinas.
  • Francia invadía España continuamente en el Medioevo.
  • Los esquimales vivían en Alaska.
  • Ya no nos quedaba café.

Pretérito perfecto compuesto o antepresente. Expresa una acción acontecida en el pasado, pero con validez en el presente. Por ejemplo:

  • Ellos han ido a China de vacaciones.
  • El perro ha tenido
  • La casa ha estado en mejores manos.
  • Francia ha invadido España en numerosas ocasiones.
  • Los esquimales han vivido en Alaska, Canadá y Groenlandia.
  • Hemos llegado temprano a todas las reuniones.

Pretérito pluscuamperfecto o antecopretérito. Expresa una acción acontecida en un pasado remoto, anterior a otra acción también ocurrida en el pasado. Por ejemplo:

  • Ellos habían ido a China de vacaciones.
  • El perro ya había perdido el apetito cuando sus dueños llegaron.
  • La casa había estado en mejores condiciones antiguamente.
  • Francia ya había invadido España cuando comenzó la independencia suramericana.
  • Los esquimales habían vivido en Alaska antes de trasladarse a Nueva York.
  • Habíamos llegado temprano pero tuvimos que volver.

Pretérito anterior. Expresa una acción finita y terminada, inmediatamente anterior a otra pasada, a la cual está de algún modo vinculada. Es un tiempo muy poco usado en la lengua viva. Por ejemplo:

  • Una vez que hubieron cometido el delito, les atrapó el remordimiento.
  • Cuando hubo amanecido, los ladrones ya no estaban.
  • Tan pronto como hube aprendido aquella técnica, decidí ponerla en práctica.

Condicional compuesto. Expresa una situación en el pasado, que sin duda habría ocurrido si otra acción hubiese tenido lugar primero. Por ejemplo:

  • Ellos habrían viajado a China si les hubiese alcanzado el presupuesto.
  • El perro habría tenido hambre si no hubiese comido tanto la noche previa.
  • La casa habría estado en mejores manos si ese señor no la hubiese comprado.
  • Francia habría invadido España aunque Napoleón no la hubiese gobernado.

Más en: Pretérito

Tiempo futuro

Se refiere a una acción que será cometida luego de que finalice la comunicación del emisor, ya sea inmediatamente o en un futuro lejano. Al igual que los tiempos pasados, los futuros pueden ser simples (sin auxiliar) o complejos (con auxiliar), y pueden expresar distintos grados de cercanía temporal en el futuro.

Los tiempos futuros del indicativo son:

Futuro simple o imperfecto. Expresa una acción que está por realizarse, sin dar demasiada precisión respecto de cuándo. Por ejemplo:

  • Ellos viajarán a China de vacaciones.
  • El perro tendrá
  • La casa estará en mejores manos.
  • Francia invadirá España nuevamente.
  • Los esquimales vivirán siempre en Alaska.
  • Nos quedaremos pronto sin café.

Futuro compuesto o futuro perfecto. Expresa una acción futura que habrá concluido antes de que otra acción futura se realice. También permite expresar duda respecto de una acción acontecida en el pasado. Por ejemplo:

  • Ellos habrán viajado a China antes de que el año termine.
  • El perro habrá tenido hambre más de una vez desde que nos fuimos.
  • La casa habrá estado en mejores manos antes del fin de siglo.
  • Francia habrá invadido España por completo antes de que su ejército reaccione.
  • Nos habremos quedado sin café cuando por fin cobremos nuestro salario.
  • Supongo que los esquimales habrán llegado ya a su destino.

Condicional simple. Expresa una situación que acontecería en el futuro inmediato si alguna otra cosa ocurriera antes. También permite expresar tonos de cortesía al pedir algo. Por ejemplo:

  • Ellos viajarían a China si les alcanzara el dinero.
  • El perro no tendría hambre si tuviera comida.
  • La casa estaría en mejores manos si la compráramos nosotros.
  • Los esquimales vivirían en Alaska si todavía se pudiera.

Más en: Modo indicativo

Modo imperativo y ejemplos

El modo imperativo, como su nombre lo sugiere, le permite al emisor impartir al receptor una orden, una sugerencia o una petición. Por lo tanto, los verbos en modo imperativo únicamente pueden conjugarse en tiempo presente y en la segunda persona del singular o del plural. Son ejemplos de verbos en modo imperativo:

  • Pásame la sal, por favor.
  • Levántate ya, hombre.
  • Hazme
  • Tráeme tu cuaderno.
  • Enorgullécete de ser quien eres.
  • Cómprame un chocolate.
  • Corrígeme si me equivoco.

Es importante notar que en el caso de la negación del imperativo, se emplea la partícula “no” y se conjuga también en subjuntivo: “No me digas eso” o “Nunca me abandonen”. Lo mismo ocurre para los casos de cortesía (usted, ustedes): “Venga por aquí”, “Pase Ud.” o “Hágame ese favor”.

Más en: Modo imperativo

Modo subjuntivo y ejemplos

El modo subjuntivo le permite al emisor expresar realidades inciertas. Esto puede deberse a que existe un alto grado de incertidumbre, o de duda, o simplemente porque se trata de un deseo, una hipótesis o una esperanza. El modo subjuntivo tiene siempre un cierto grado de irrealidad en lo que dice, ya sea porque es algo imaginario o porque se trata de una percepción subjetiva.

Al igual que el indicativo, el subjuntivo contempla distintos tiempos verbales, que le sirven para expresar con mayor complejidad la relación entre lo real y la hipótesis, el deseo o la suposición. Estos tiempos verbales son simples cuando no utilizan el auxiliar (haber) y complejos cuando sí lo requieren.

Los tiempos verbales del subjuntivo en español son:

Tiempo presente

Transmite un escenario posible o incluso futuro, siempre que exista un margen de incertidumbre respecto a su realización. Se trata de un único tiempo verbal. Por ejemplo:

  • Ojalá viajemos a China en vacaciones.
  • Quizá el perro tenga
  • Quisiera que la casa esté en mejores manos.
  • Tal vez me gane la lotería este mes.
  • No creo que los esquimales aún vivan en Alaska.
  • Ojalá me comprendas mejor ahora.

Tiempo pasado

Sirve para expresar deseo o expectativa ante un escenario pasado, para indicar cómo pudo haber sido o cómo nos habría gustado que fuera. El pasado del subjuntivo contempla tres tiempos verbales distintos, que son:

Pretérito perfecto. Es un tiempo compuesto que se emplea para expresar duda, posibilidad o deseo respecto de una acción ya acontecida en el pasado o que podría ocurrir en el futuro, pero que es concreta y completa en sí misma. Por ejemplo:

  • Ojalá les haya gustado el viaje a China.
  • El perro seguramente tendrá hambre en cuanto haya regresado del paseo.
  • Sólo estaré tranquila cuando la casa haya pasado a mejores manos.
  • Espero que me hayas entendido con esa última aclaratoria.
  • Es imposible que me hayan visto en la discoteca, yo estaba durmiendo.

Pretérito imperfecto. Es un tiempo simple que puede relacionarse con el pasado, el presente o el futuro, dependiendo de sus marcadores temporales. Es el tiempo más usual a la hora de expresar un deseo o formular una esperanza. Por ejemplo:

  • Ojalá me invitaran a China en vacaciones.
  • Le traje comida porque no quería que el perro tuviera
  • Si tan solo nos ganáramos la lotería esta semana…
  • Dudo que los esquimales volvieran a Alaska luego de vivir en Nueva York.
  • No creo que la casa estuviera en mejores manos si la compran ellos.
  • Cómo quisiera que me visitaras mañana en la tarde.

Pretérito pluscuamperfecto. Expresa una impresión subjetiva respecto de una acción pasada, terminada y previa a la oración principal. En este sentido, se usa mucho para expresar acciones no cometidas o posibilidades no tomadas. Por ejemplo:

  • Me hubiera encantado que me llevaras a China.
  • ¡Me hubieras dicho que el perro tenía hambre!
  • Si me hubieran vendido la casa, hoy estaría en mejores manos.
  • No creo que nos hubiéramos ganado la lotería esta semana.
  • Te hubiéramos visitado ayer, pero no estabas en casa.
  • Yo hubiera querido entenderte mejor en aquel entonces.
  • ¿Te imaginas que los esquimales se hubieran marchado a Nueva York?

Más en: Modo subjuntivo

Referencias

¿Cómo citar?

"Modos verbales". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/modos-verbales/. Última edición: 1 de noviembre de 2022. Consultado: 29 de noviembre de 2022

Sobre el autor

Última edición: 1 noviembre, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)